Autoestima K en alza: dicen que le ganaron pulseada al PJ

Aunque persisten tensiones internas, el Frente de Todos está en etapa de mieles, luego del éxito del acto en Hindú. Pero temen presencias de peronistas "foráneos" en la campaña de Alberto F en Córdoba. Dicen que llegó el tiempo de las propuestas.

Por Bettina Marengo

El kirchnerismo cordobés goza por estos momentos de las mieles del éxito del acto del jueves pasado en el club Hindú, que lució colmado y dejó a unos dos mil militantes afuera y a los cánticos.
Los referentes de la lista larga de diputados, que encabeza Eduardo Fernández, creen en que el clima y la concurrencia lograda demostró las altas expectativas que hay en la militancia y los simpatizantes filo K sobre la candidatura presidencial de Alberto Fernández y su boleta completa. Y que permitió exhibir ante el presidenciable y sus colaboradores un nivel de organización y de cohesión que no todos esperaban, teniendo en cuenta la historia de tensión de la lista «larga». Que por cierto tiene capítulos todavía abiertos. En cierto sentido, el Frente de Todos considera que le ganó la pulseada al experimentado Carlos Caserio en capacidad de movilización.
Con picardía política, comparan la dimensión cuantitativa del acto K con el que organizó el senador peronista en el teatro Luxor, el viernes 19. «En Hindú había cinco mil personas y tres mil afuera», exageró un poco la fuente. «En Carlos Paz, con el PJ por detrás, no llegaron a cuatro mil y la mitad eran kirchneristas encubiertos, de Punilla y de Córdoba», resaltó.
Si bien numéricamente la cuenta es correcta, lo real es que Caserio sabía de la extrema cautela con que se iban a mover los intendentes del PJ que apoyan a los Fernández. Muchos de los que mandaron adhesiones evitaron mostrarse junto a Alberto Fernández, aunque según fuentes peronistas el compromiso para trabajar la lista presidencial de los F-F «está intacto». De hecho, algunos jefes comunales se acercaron el viernes por la mañana a Villa María, donde el candidato cumplió una serie de actividades organizadas por el intendente local Martín Gill, pero luego no fueron a la villa serrana.
Lo cierto es que el kirchnerismo cordobés tendrá que convivir con el peronismo o el «pejotismo» (como suelen decir algunos) mucho más de lo que les creen conveniente para los intereses de la lista de Eduardo Fernández. Dirigentes como Fernando «Chino» Navarro, el bonaerense jefe del Movimiento Evita, que tiene excelentes vínculos con la diputada Alejandra Vigo, esposa del gobernador Juan Schiaretti, y el sciolista Nicolás Milazzo, quien se ocupó de la campaña presidencial del 2015 en este distrito, son dos de los peronistas foráneos que monitorearán los pasos del Frente de Todos en Córdoba. De Navarro se espera que haga el enlace con el peronismo schiarettista. El Movimiento Evita es parte de la alianza Hacemos por Córdoba (que tiene su propia lista de candidatos a diputados) y de hecho tiene un legisador schiarettista en la Unicameral y otro para asumir el 10 de diciembre, elegido el pasado 12 de mayo. Por esa vinculación, en el Frente de Todos entienden que podría darse una inclinación a favor del corte de boleta, para favorecer a los aliados provinciales.
A los mencionados se suman los referentes del porteño Grupo Callao, Santiago Cafiero, mano derecha del candidato presidencial, y Miguel Cuberos, que estuvieron junto pegados al presidenciable durante su última visita a la provincia mediterránea.

Yo te propongo
Con la autoestima recuperada (y un horizonte de posibilidades concretas de recuperar el poder, algo que no estuvo en la campaña del 2017 para las elecciones de medio tiempo) los candidatos del kirchnerismo comenzaron las etapa de «presentación de propuestas». Hasta ahora, afirman, estuvieron dedicados a resaltar la mala experiencia de Mauricio Macri como Presidente. «Ya hablamos de endeudamiento, de pobreza, de desempleo, de lo mal que vivimos y del proyecto para pocos, ahora es tiempo que empecemos a hacer nuestras propuestas», indicó un asesor.
Las propuestas de dividirán según el segmento al que cada candidato pertenece: Fernández se dedicará la cuestión económica y pymes, Gabriela Estevez a la agenda de género, juventud ambiente, Pablo Chacón y Franco Saillén a los temas vinculados a gremios, Mirta Iriondo se recostará en lo universitario, Cecilia Merchán en género y movimientos sociales, según enumeraron desde la jefatura de campaña local, cuyo jefe es el propio Eduardo Fernández. Esta semana llega el material gráfico de la campaña (afiches, volantes, etc) y salen los audios oficiales para la publicidad.
Mientras arman la grilla de salidas al interior y de movidas en Capital, se aguardan definiciones sobre si habrá o no debate de candidatos a diputados nacionales en Córdoba. El evento está en estudio en un canal de televisión, pero al cierre de esta nota no se h había confirmado. La pregunta que se hacen en el Frente de Todos (y que será motivo de negociación interna si se produce el debate) es sobre la conveniencia o no de pegarle al candidato de Hacemos por Córdoba, a cuyas bases electoreles se intenta seducir para el voto del tramo presidencial.



Dejar respuesta