Schiaretti pide boleta corta también para tramo presidencial

Hacemos por Córdoba solicitó a la Justicia Federal que habilite la incorporación de boletas sueltas con el tramo presidencial.



Por Yanina Soria

Apenas 24 horas después de que la Justicia Electoral Federal de Posadas –Misiones- obligara a instancias de un pedido del Frente Renovador, a todos los partidos y frentes a presentar en esa provincia la boleta completa de candidatos pero también las boletas de presidente y diputados por separado, el peronismo cordobés movió una ficha en sentido similar.
Hacemos por Córdoba solicitó ayer al juez federal con Competencia Electoral, Ricardo Bustos Fierro, que autorice para las PASO y las generales también la incorporación de boletas que contengan únicamente la categoría presidencial de todos los partidos o alianzas que hayan sido oficializadas.
Una jugada que persigue un claro rédito electoral a favor del oficialismo provincial que, por decisión del propio gobernador Juan Schiaretti se presentará en las elecciones PASO con lista corta. Una praxis de alta complejidad para el PJ Córdoba que, aún así, decidió correr el riesgo de intentar “provincializar” los comicios nacionales con lo que ello supone.
A sabiendas de que en las generales el tramo presidencial tiene un fuerte efecto arrastre sobre el resto y con el (mal) antecedente de lo que ocurrió con la ex Unión por Córdoba en el 2011, el Panal trabajó en la elaboración de una minuciosa estrategia electoral para acercarle al vecino el voto ya ensamblado (candidato a presidente + lista corta de Hacemos por Córdoba). Es que tal como reza el slogan de campaña, a Schiaretti (en teoría) no le importa a qué fórmula nacional apoyen los cordobeses sino que lo que busca es que sus candidatos a diputados estén en las urnas.
Ahora, el jefe político del peronismo local fue más allá y sorprendió con una nueva maniobra que espera en la brevedad una respuesta judicial y que ya generó diversas lecturas políticas entre los competidores.
El pedido de que en el cuarto oscuro estén los tramos presidenciales sueltos además de las listas completas que lleven aspirantes a presidente y diputados en una sola papeleta, tiene como fundamento primario “instrumentar las vías adecuadas para que el sufragio -como elemento determinante del proceso electoral- garantice al elector que su voluntad se vea reflejada genuina e integralmente”, dice el expediente presentado en la Justicia Electoral. Además, entre los fundamentos que llevan la firma de Domingo Carboentti, apoderado de Hacemos por Córdoba, se menciona también que la acción de cortar boleta “suele resultar engorrosa provocando en muchos casos la nulidad del sufragio”.
“Incluso, este pedido se fundamenta teniendo en cuenta la reforma introducida al artículo 62 del Código Electoral Nacional que no prevé el troquelado, anteriormente contemplado en la ley 19.945, para facilitar la separación de las distintas secciones lo que –como se dijo- complejiza la tarea del votante que quiere combinar opciones de diferentes fuerzas políticas”, señalan desde Hacemos por Córdoba. A rigor de verdad, para las elecciones del ´83 ya no se usaba el troquelado, o “marcada perforación”.

¿Beneficio o perjuicio para Macri y Fernández?
En el peronismo cordobés confían en que Bustos Fierro terminará habilitando el pedido y que, incluso, además de Misiones, otras provincias que juegan con boleta corta podrían replicar esta estrategia. Vale recordar que además de las dos mencionadas, los distritos de Río Negro, Neuquén, Santiago del Estero y Chubut son los otros que se presentan sólo con candidatos a diputados.
Lo cierto es que la jugada de Schiaretti disparó lecturas de todo tipo en las fuerzas opositoras mientras, resta ver, si habrá impugnaciones en las próximas horas. Ello dependerá de cuán perjudicados o no, se sientan los espacios que llevan candidatos presidenciales.
Por lo pronto, del lado del kirchnerismo local ya hay quienes aventuran que esta jugada beneficiaría la candidatura de Alberto Fernández debilitando, en cambio, el tramo local encabezado por el cordobés Eduardo Fernández.
Incluso, dentro del núcleo duro K se escuchan voces de los que enmarcan esta decisión como parte de lo conversado entre su propio candidato a presidente y el gobernador cordobés la semana pasada, para beneficiar la lista corta de Schiaretti en detrimento de la nómina propia. Siguiendo esa línea, las versiones sostienen que los aspirantes locales del Frente de Todos podrían sacar así menos puntos que la del PJ. Abriendo un escenario potable, por ejemplo, para que la lista de kirchneristas cordobeses sea bajada desde Buenos Aires. Algo que ya sucedió para las provinciales del 12 de mayo.
En tanto, en la ex Cambiemos sucursal Córdoba también generó cierta inquietud respecto al impacto que podría tener una resolución de ese tipo; cosa que no ocurrió en cambio en Balcarce 50. Es que desde la Casa Rosada todo lo que sume para que Mauricio Macri alcance su reelección, será bienvenido; mientras que desde el palco local leen que si hubiera una construcción masiva del voto que combine Macri-Pichetto + boleta corta de Hacemos por Córdoba, sería claramente perjudicial para los intereses de la terna que encabeza Mario Negri.
Por ahora, son todas conjetures manejadas en el plano de lo hipotético, habrá que esperar para ver que resuelve Bustos Fierro y si existe luego alguna impugnación que pueda torcer el objetivo que ya se trazó Schiaretti.



Dejar respuesta