La inflación de junio fue 2,7%, la menor en lo que va del año

Con este IPC acumula en seis meses un 22,4%, cerca del aumento de precios previsto por el Gobierno en el presupuesto para este año, aunque en el adelanto para el próximo lo corrigió a 40%.

La inflación de junio fue de 2,7%, la más baja del año. Con ese dato de Indec, en los primeros seis meses los precios acumulan un alza de 22,4% y, en el último año, la suba fue de 55,8%. De esta manera, en el semestre de arranque de 2019 ya se cumplió la inflación prevista por el Gobierno en el presupuesto, que es de 23%. Ese valor fue corregido en el adelanto del 2020 en donde lo ubicó en 40%.
La inflación núcleo -es la que surge de despejar del indicador los aumentos de los bienes y servicios estacionales y los regulados (tarifas)- fue de 2,7% en junio. Los consultores privados habían estimado que en junio los precios evolucionarían entre 2,2% y 2,8%. Por ejemplo, EcoGo calculó 2,6%; a Ecolatina le dio 2,7% y a Orlando J. Ferreres y Asociados (OJF), 2,6%.
Desde el pico en marzo de este año (4,7%) por la volatilidad cambiaria hay una lenta tendencia a la desaceleración: abril (3,4%) y luego en mayo (3,1%). Para julio las expectativas están entre 2% y 2,5%, lo que significa otro leve descenso.
El mes pasado el rubro de Alimentos y bebidas no alcohólicas tuvo un alza de 2,6%, apenas más baja que el nivel general. La suba más alta estuvo en Comunicación (+7%), Recreación y cultura (3,7%), Salud (3,6%), y en Equipamiento y mantenimiento del hogar (3,4%).
El Gobierno logró reducir el impacto de la suba de combustibles al volver a postergar la actualización de impuestos; lo mismo hizo con la tercera cuota del aumento de gas (que lo pasó para diciembre). También el programa Productos Esenciales, que congeló los precios de una canasta de más 60 alimentos por seis meses, rigió plenamente el mes pasado.
La semana pasada, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, insistió en que el Gobierno seguía proyectando una desaceleración de los precios. “Esperemos que la inflación siga el camino descendente. Pensamos que en junio va a seguir bajando, y en julio también. Lo que nosotros vemos es una clara tendencia a la desaceleración de la inflación”, indicó pero como viene ocurriendo hace un tiempo no arriesgó cifras.
También el Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó la cifra al alza; en su último reporte indicó que el mantenimiento de las restricciones fiscales y monetarias, con menos volatilidad del tipo de cambio y expectativas cambiarias más ancladas, se contribuirá a una “desaceleración gradual mes a mes de la inflación por venir”.
El director gerente interino de FMI, David Lipton, dijo hace unos días: “Aunque sigue estando en un nivel alto, la inflación ha entrado en una trayectoria descendente que se espera continúe en los próximos meses. La gestión prudente de la política monetaria por parte del Banco Central (BCRA) sigue siendo esencial para anclar tanto el tipo de cambio como el proceso de desinflación”.

El dólar
El dólar cotizó ayer en alza, después del salto que había pegado el lunes. En el Banco Nación subió más de 30 centavos, a $ 43,77. Los operadores estiman que se debe a los números pesimistas que dio el FMI sobre la economía argentina, al bajar la estimación de crecimiento de 2020, desde 2,2% a 1,1%; pesó también la baja en la perspectiva sobre la deuda que hizo Moody’s.
Con acuerdo del Fondo, la Argentina podrá vender hasta US$ 3.600 millones en futuros de dólares para fines de septiembre, por encima de los US$ 1.000 millones permitidos anteriormente bajo la línea de crédito por US$56.000 millones del FMI para el país. El comercio de futuros ha sido una herramienta clave del Banco Central para manejar el peso en las últimas semanas, indica la agencia Bloomberg.
El FMI considera que la inflación en Argentina terminará 2019 en 40,2%. Ahora espera que la inflación en 2020 sea de 32,1%, un aumento significativo respecto de la estimación anterior de 21,2%. La previsión de ingresos fiscales de Argentina también se revisó a la baja debido en parte a un gasto débil de los consumidores.



Dejar respuesta