Radicales entretenidos con zancadillas en Tribunales

En Tribunales Federales y en la Cámara Nacional se juega la interna de la UCR

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Mauricio Macri dijo y demostró que la provincia de Córdoba será clave en su campaña por la reelección presidencial. Vino a lanzar la candidatura el viernes pasado y volverá el miércoles 24 y el martes 6 de agosto, en este último caso para el cierre nacional. Mientras, los precandidatos a diputados siguen trenzados en Tribunales.
Para Macri, la interna radical se soluciona con un “sana, sana, colita de rana”, pero a eso lo dijo porque no entiende o no le importa la política partidaria. La UCR tiene heridas abiertas y una vez que pasen las elecciones nacionales la Casa Radical va a estremecerse.
Lo que pasa entre los precandidatos a diputados nacionales de la alianza Juntos por el Cambio es apenas un aperitivo.
Hay tres listas presentadas, y solo una aceptada por Macri para ir pegada al tramo nacional: la que encabeza Mario Negri e integran dirigentes macristas, mestristas, lilistas y juecistas. Las otras dos son radicales puras, y las lideran Miguel Nicolás (Fuerza Renovadora) y Javier Fabre (Línea Córdoba).
Los opositores reclaman competir en igualdad de condiciones, esto es, que sus boletas de precandidatos a diputados vayan también ligadas a la de la fórmula Macri-Pichetto. Negri puso sus apoderados a trabajar para que eso no suceda y la batalla se libra en los Tribunales Federales de Córdoba y en la Cámara Nacional Electoral.
Los angelocistas piden a la Cámara Nacional Electoral (CNE) que les permita unir los tramos de diputados y presidente, y con idéntico reclamo irán los nicolacistas. Esta parte de la historia habrá de resolverse en los próximos días.
Pero en la audiencia de oficialización de boletas ocurrió más. Los apoderados negristas y angelocistas cruzaron impugnaciones a los modelos presentados por sus rivales. Los argumentos no son muy sólidos, pero ilustran la intensidad de la riña, que podría aún volverse más tensa.
El negrismo encontró en la boleta de Línea Córdoba el uso de un fondo verde demasiado parecido al de la boleta presidencial de la fórmula Macri-Pichetto, lo que sería un intento por ligar ambos tramos en la mirada de los electores al ingresar al cuarto oscuro. Bastante rebuscado.
La Línea Córdoba contragolpeó argumentando que la boleta del negrismo (y sus socios) no respetaría el cupo femenino, si no en los lugares que ocupan las damas dentro del orden de precandidatos, sí en el espíritu de la norma, porque la foto de Negri es mucho más grande que la de ellas.
Las impugnaciones no correrían buena suerte, pero al menos complican a ambos grupos en el proceso de impresión de las boletas.

Mientras la campaña
Mario Negri no tendrá una campaña tan activa como fue la de gobernador. Ahora, podrá descansar en Macri, quien se juega la reelección y necesita polarizar con el kirchnerismo. En todo el país, los precandidatos a diputados nacionales tendrán un rol de acompañamiento, nada más. De todos modos, Negri visitará las principales ciudades del interior para la elección del 11 de agosto.
Javier Fabre lleva adelante una intensa recorrida por el interior. En este fin de semana, precandidatos de la Línea Córdoba mantuvieron reuniones con vecinos de diferentes ciudades de los departamentos Colón, Punilla, Cruz del Eje y los de Traslasierra.
Miguel Nicolás, en tanto, está concentrado en la ciudad de Córdoba, donde es más fuerte; mientras, otros dirigentes de la Fuerza Renovadora se repartieron zonas del interior provincial, como Luis Brouwer de Koning, Carla Carta y Nora Castro.



Dejar respuesta