Lavagna busca aspirar desencantados de Macri

Junto a su candidato a vicepresidente, Juan Manuel Urtubey, el ex ministro desarrollará esta agenda en Córdoba. El jueves, la fórmula tendrá su foto con el gobernador Juan Schiaretti.

Por Yanina Soria
[email protected]

Después del paso por Córdoba de los candidatos ubicados en ambos extremos de la grieta, llega el turno del presidenciable Roberto Lavagna. El ex ministro de Economía junto a su compañero de fórmula, Juan Manuel Urtubey, desembarcará esta semana en la provincia mediterránea en el marco de la agenda proselitista que lleva adelante por todo el país Consenso Federal donde Córdoba aparece en un lugar de relevancia.
El binomio pisará la tierra donde justamente, de la mano del gobernador Juan Schiaretti, nació la idea de construir la ancha avenida del medio, una alternativa electoral nacional que pusiera fin a la polarización entre el macrismo y el kirchnerismo y que ofreciera una opción de gobierno superadora. Un ensayo que se llamó Alternativa Federal y que murió antes de nacer.
No obstante, parte de ese discurso conciliador con el electorado pero de firme convicción en que el límite es Mauricio Macri y la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, fue conservado por los postulantes de Consenso quienes buscan conquistar, justamente, al electorado no identificado por ninguna de esas dos alternativas.
Lavagna y Urtubey se muestran como los candidatos de la coherencia política en contrapunto a los transfuguismos que registró el escenario nacional en la fase del armado de las listas.
Con esa premisa ambos dirigentes nacionales llegarán a Córdoba el miércoles a la noche y cumplirán el jueves una grilla de actividades que incluye recorridos por la peatonal capitalina, un encuentro con referentes del sector del trabajo y la producción y hasta reuniones con intendentes en el interior provincial, entre otras. Serán recibidos por los dirigentes locales del Partido Socialista como su presidente, Matías Chamorro y del GEN, Doris Mansilla y Pablo Villanueva, entre otros.
En el raid por Córdoba, quizá la parada política más importante sea la que harán en el Panal, el jueves a las 17. La cita es con el propio Schiaretti quien, el marco de las reuniones protocolares que viene manteniendo con todos los candidatos nacionales que lo soliciten, se sacará una foto también con el ex funcionario nacional y su par salteño, con quien mantiene una excelente relación.
Vale recordar que enmarca este encuentro el último contacto que mantuvieron el cordobés y el ex ministro en Buenos Aires cuando, en plena maniobra para darle sobrevida a Alternativa Federal, Schiaretti se reunió en Buenos Aires con el presidenciables para intentar convencerlo de su incorporación al espacio y de la necesidad de dirimir las candidaturas en internas. El ex ministro rechazó el convite sosteniendo que quería ser postulante por consenso y dio el portazo, incluso, con fuertes críticas posteriores hacia el cordobés.
Lo cierto es que ahora llega al tercer distrito electoral del país con intenciones de rasparle votos, fundamentalmente, al macrismo. Desde Consenso Federal creen que, por el perfil de Lavagna, pueden pescar principalmente de la laguna de Juntos por el Cambio y quedarse con la porción de cordobeses desilusionados con Mauricio Macri. Aspiran al electorado que se sintió defraudado con el gobierno del líder del PRO pero que tampoco se correría hacia la opción de Los Fernández.
Aseguran que de esos, hay un porcentaje interesante en Córdoba y hacia ellos apuntan. Lavagna y Urtubey esperan hacer una buena marca electoral en Buenos Aires donde llevan como primera candidata a diputada a la ex massita Graciela Camaño, cuentan con el respaldo del PJ salteño naturalmente y también con el guiño del pueblo santafesino donde el actual gobernador, el socialista Miguel Lifschitz es uno de los socios nacionales del espacio. En ese mapa, Córdoba también aparece como una apuesta y trabajarán para lograr, por lo menos, los dos dígitos en las PASO.



Dejar respuesta