Vuelo rasante de Alberto F en Córdoba (no habría foto con los K)

El albertismo dijo que el viaje es para promover un acercamiento con Schiaretti y que se mantendrá el marco institucional. Malestar de candidatos a diputados del Frente de Todos, que aguardan próxima visita en diez días.



Por Bettina Marengo
[email protected]

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, estará cinco horas y media hoy en Córdoba, tiempo que utilizará para reunirse, conversar y fotografi arse con el gobernador Juan Schiaretti en El Panal, y tal vez para tomar contacto con los medios de comunicación locales. En la agenda y en la estrategia de Fernández no habrá lugar para una foto con los candidatos a diputados del Frente de Todos, lista que encabeza el dirigente de Apyme Eduardo Fernández. Tampoco habría reuniones con los referentes del kirchnerismo cordobés. Así lo indicaron dos fuentes de distinto origen al diario Alfil.
“Se trata de un acercamiento con el Gringo y lo tienen que entender así”, dijo desde Buenos Aires uno de los principales colaboradores del presidenciable. “Vamos a mantener un marco institucional”, remarcó. Es que la posibilidad de quedar al margen de la primera visita a Córdoba de Fernández, como candidato presidencial, no cayó bien en el kirchnerismo ni en el albertismo local, que hizo gestiones para lograr aunque sea una foto grupal en el Aeropuerto Córdoba. Tendrán que esperar. Para bajar la espuma, desde el bunker de Alberto en San Telmo prometieron que el candidato regresará en unos diez días a la provincia y que se quedará “más de un día” para hacer campaña con los integrantes de la lista propia. La agenda oficial del visitante, a la que accedió este diario, indica que llegará a las 14,30horas aproximadamente, en vuelo de línea, y regresará a las 20 horas a Capital Federal. “Viaja a México el jueves”, arguyen para explicar la brevedad del paso por Córdoba. La cita con Schiaretti está pautada a las 16,30 horas en el Centro Cívico. Trastienda, afirman que el postulante presidencial le envió “tres mensajes” al cordobés hasta que se formalizó la cumbre. En cuanto a la duración del encuentro, no está prefijada: dependerá del tono que el aspirante a desbancar a Mauricio Macri logre imprimirle al diálogo. Desde el seno del gobierno provincial afirmaron que no hay que esperar “nada especial” de la reunión, a la que enmarcaron en la rutina de fotos del mandatario con los precandidatos. Para el albertismo, sí será una charla especial. Con el objetivo de un acuerdo para las Paso prácticamente descartado (admiten que Schiaretti no enfrentará a Macri ya que, de hecho, no pegó su lista de diputados a la candidatura de Roberto Lavagna para no perjudicar al presidente), Fernández apuesta a la convivencia hasta que se despeje el escenario para octubre. Esto es, que el mandatario cordobés haga la vista gorda con los intendentes peronistas que quieren “pegar” la lista corta del PJ cordobés a la fórmula del Frente de Todos. Cerca de Alberto Fernández consideran que la militancia por los FF de gran parte del peronismo cordobés constituye un “plus” para la lista corta de “Hacemos por Córdoba”. “La gente quiere votar a presidente. Los intendentes van a entregar casa por casa el voto armado con el tramo de los Fernández más la lista de Schiaretti porque quieren que gane el peronismo a nivel nacional y en Córdoba”, confió un PJ que está colaborando con Alberto Fernández. “Sin voto a presidente, se perjudica la lista de Carlos Gutiérrez”, indicó la fuente. La lógica del plan de seducción a Schiaretti y a Córdoba (que comenzó el fin de semana con un Alberto admitiendo que podría pedir disculpas a los cordobeses por los “errores del pasado” del kirchnerismo) es incompatible con una foto con los candidatos a diputados propios. El postulante presidencial evitará ruidos en el distrito donde sabe que va a perder y donde básicamente apuesta a achicar diferencias con Macri. “Reunirse con Schiaretti y hablarle de los beneficios del laissez faire con los intendentes, y a continuación mostrarse en campaña con sus propios candidatos a diputados, no sería políticamente inteligente”, afirman los peronistas con los que habla el ex jefe de gabinete. El objetivo de los FF en Córdoba no es la lista de diputados, a diferencia del gobernador que sí o sí necesita retener las dos bancas que pone en juego. La pregunta que sigue, afirman los kirchneristas enojados por la no-foto, es si el candidato presidencial terminará “ninguneando” la boleta encabezada por Eduardo Fernández para asegurarse un guiño de Schiaretti. Por ese motivo, hoy seguirán enviando emisarios para lograr una foto aunque sea, como se dijo, en el Aeropuerto.

Repensar la foto

En ese operativo de “no molestar ni tensar” a Schiaretti y luego del pedido del ministro Carlos Massei a los intendentes, para que no viajen a Buenos Aires a tomarse fotos con Alberto Fernández, la estrategia podría virar. “Sólo se viajará si llegamos a reunir 80 o 100 intendentes”, aclaró un intendente luego del encuentro que reunió a varias decenas de jefes comunales para articular la campaña FF-Lista Corta. Por eso, es más posible que haya un encuentro entre los peronistas y el candidato presidencial en Córdoba, cuando éste regrese en diez días para la campaña, que una peregrinación a Buenos Aires.



Dejar respuesta