Macri apuesta a ser el candidato de la boleta corta del PJ

En su visita a Córdoba, apuntará a los votantes “huérfanos”. En la Casa Rosada, encumbradas fuentes admitieron a Alfil que, por lo menos hasta las PASO, no esperan que Juan Schiaretti se incline a favor del Presidente o de su retador, Alberto Fernández.

Por Yanina Passero
[email protected]

acriLa agenda del presidente Mauricio Macri ya tiene reservada tres fechas para su campaña en Córdoba. De no mediar cambios de último momento, este viernes el candidato de Juntos Somos el Cambio llegará a la provincia para reafirmar que la apuesta máxima de su estrategia nacional se centrará entre los límites del distrito electoral que se pronunció en contra del modelo de Cristina Kirchner.
Habrá dos escalas más como anticipaba este medio en su edición del viernes pasado. El 24 de julio, será el turno del interior. Claro que las actividades no están cerradas pero trascendió que se organizará un evento político y es posible que Macri recorra la localidad en algún vehículo, como hiciera en su primera campaña nacional. El 6 de agosto sería la tercera bajada, sin confirmación aún sobre el cierre de las acciones para las Paso en Orfeo Superdomo.
El cronograma aún es tentativo, pero la dirigencia del PRO de Córdoba delineaba ayer en el centro de convenciones del hotel del ACA las acciones para esta semana corta. Movilización y fiscalización fueron los temas tratados, aunque el trabajo se enfocó en el desembarco presidencial que se producirá horas después del pedido de perdón que promete a los cordobeses su rival del Frente de Todos, Alberto Fernández.
Antes, la jefa de campaña, Laura Rodríguez Machado, pidió a los dirigentes de Juntos por el Cambio que dejen diferencias de lado para trabajar por la reelección de Macri.
Encumbradas fuentes de la Casa Rosada informaron a Alfil que solicitaron a los organizadores locales que el acto tenga dimensiones manejables. Es por eso que se eligió el local de Forja como la sede la apertura de la campaña, donde se dispondrán 700 sillas alrededor del escenario 360º y se prevé la participación de 200 dirigentes más que quedarán de pie en la galería. Todos deberán llevar el DNI.
El dato: Macri y su compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto, serían los únicos oradores. Se podría sumar a la lista el jefe de gabinete Marcos Peña, probable anotado a la comitiva. Está previsto un clásico “mano a mano” que cerrarán los adláteres con despachos en Buenos Aires.
El presidente hará campaña en primera persona y apuntará a ser él la opción de los electores de la boleta corta que promueve el gobernador Juan Schiaretti y lidera un hombre de su confianza, Carlos Gutiérrez.
Las mismas fuentes analizan que la faena será posible porque dan por descontado que el peronista seguirá apostando a la neutralidad nacional, pese a que el presidente del PJ local, Carlos Caserio, moviliza internamente para que la fórmula F-F coseche apoyos, mientras el ministro de Gobierno, Carlos Massei, pide evitar las fotos con el candidato de Cristina.
Como sea, hoy se producirá una reunión institucional entre Schiaretti y el exjefe de gabinete de Néstor Kirchner. La dirigencia kirchnerista buscará potenciar ese contacto y el macrismo neutralizarlo.
Macri reforzará la idea de que la mejor combinación para los votantes de la lista corta del PJ es él. Peña prepara para las siguientes semanas piezas publicitarias que trabajen con los conceptos de pasado y futuro. Los candidatos a diputados por Córdoba agitarán la grieta para que los comprovincianos no acepten los pedidos de disculpas que esbozará Alberto Fernández por los errores de su vice.



Dejar respuesta