El PRO ya tiene su lista negra (habrá expulsiones)

Fuerte malestar con los dirigentes del espacio que no acataron las órdenes de la Casa Rosada para las elecciones locales.

Por Yanina Passero
[email protected]

proEl macrismo cordobés apuntó del lado del “debe” la tarea de reorganización interna del PRO. Aún laten las heridas por el desarme que experimentó la dirigencia amarilla producto de la seguidilla de derrotas electorales, pero también políticas por el resultado adverso en la cocina de las boletas legislativas locales y nacionales.
Hasta fin de año dedicarán tiempo completo a trabajar por la reelección presidencial de Mauricio Macri. Con el diario del lunes, tendrán elementos suficientes para componer vínculos internos o analizar rumbos mejores. Lo cierto es que las tensiones son manifiestas porque en los mentideros del partido que dirige Darío Capitani se comenta que los nuevos referentes emergerán del proceso electoral en curso.
Los famosos Eduardo “Gato” Romero y Héctor “La Coneja” Baldassi quedaron de pie de la traumática experiencia provincial y municipal para la dirigencia del partido Cambiemos local. La actual legisladora Soher El Sukaria logró el segundo puesto en la lista de diputados –la oficial- por los méritos que hizo con los dueños de la lapicera en Buenos Aires. Otra premiada fue la senadora Laura Rodríguez Machado, de bajo perfil durante la interna de los aliados en la provincia. En adelante, tendrá la responsabilidad de coordinar el trabajo de la campaña con el equipo de confianza del jefe de Gabinete, Marcos Peña.
En el PRO no harán olas porque saben que el exárbitro de fútbol ya está anotado en la lista de sucesión de Capitani. Los “orgánicos”, decíamos, esperarán el resultado electoral, también como se decide la suerte de uno de los referentes del macrismo cordobés, Emilio Monzó; y, por último, si prospera la protección que les ofreció el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, la contracara de Peña y uno de los principales armadores del post macrismo.
Mientras, en la vieja casona de la Ucedé ya circula una lista de personas non gratas que, seguramente, no tendrán cabida en el futuro esquema del partido. La “lista negra” está compuesta por hombres y mujeres del espacio con juego propio, aún a sabiendas de que desde la Casa Rosada bajaron otras indicaciones.
La nómina de “expulsados de hecho” del partido la abre el actual concejal capitalino, Abelardo Losano. El dirigente macrista hizo varias travesuras en el recinto junto a otra díscola como la socialdemócrata Laura Sesma. Jugó fuerte con denuncias que pusieron en entredichos la legalidad de licitaciones clave como la de la basura, incluso no rompió el bloque oficialista porque las autoridades del partido salieron como garantes ante Ramón Mestre. El edil fue el candidato a intendente del periodista Alberto “Beto” Beltrán, mientras el PRO obedeció la orden de Peña y tuvo que abandonar su apuesta por el radical Rodrigo de Loredo y militar por los votos de un enemigo, Luis Juez.
Mónica Gordillo continúa en la nómina. La secretaria de la seccional 10º fue la compañera de fórmula de Beltrán. Se suman a la actual presidenta del centro vecinal de Güemes el referente del PRO de Villa Dolores, Darío Cortez; Facundo Manzoni (autoridad de la Juventud); Enzo Zoppetti, de Mendiolaza; Sandra Villafañe, de Villa General Belgrano; Federico García, de Malagueño; Raúl Recalde, de Pocho y Raúl Albarracín actual candidato a presidente por el Movimiento de Acción Vecinal.
Este grupo de dirigentes deja trascender, cuando pueden, que el PRO los quieren desafiliar. Dirigentes del partido reconocen que hay malestar con los “díscolos” porque algunos se hacen presentes en las reuniones partidarias y no colaboran a apaciguar ánimos de por sí caldeados. Otros apelan a las preguntas retoricas: “¿cómo los vamos a echar si se fueron solos?”. Otra porción opina que el veredicto llegará después de octubre cuando tenga que reformularse la vida interna del PRO cordobés.



Dejar respuesta