Listas cortas de Juntos por el Cambio llegan a Tribunales

Esta semana se judicializa el nuevo conflicto en la alianza UCR-PRO

Por Alejandro Moreno
[email protected]

El conflicto por las listas cortas forzosas en Juntos por el Cambio llegará esta semana al escritorio del juez federal con competencia electoral, Ricardo Bustos Fierro, tornándose en una nueva amenaza de tormenta en el siempre inestable acuerdo UCR-PRO.
La Casa Rosada, como es habitual, bajó la orden al radicalismo cordobés sobre cómo debía formarse la lista de candidatos a diputados nacionales, a partir de un acuerdo entre Mario Negri y Ramón Mestre, los dos terribles rivales en la elección de gobernador. Esta vez, ninguno de los beneficiados se quejó de la intervención porteña.
Pero para espanto del macrismo, que reniega de las diferencias internas, se presentaron otras dos listas para competir en las PASO del 11 de agosto: una encabezada por Miguel Nicolás (Fuerza Renovadora) y otra por Javier Fabre (Línea Córdoba).
El macrismo ordenó entonces que solo la boleta que lidera Mario Negri esté pegada al tramo presidencial que impulsa a la dupla Mauricio Macri-Miguel Pichetto. Como se trata de una elección nacional, la gente privilegiará el duelo por la Presidencia, de modo que Negri correrá con una ventaja muy superior a lo que sería previsible en otras condiciones.
La lista del acuerdo Negri-Mestre incluye al PRO, al Frente Cívico y a la Coalición Cívica-ARI, de manera que nadie discute dentro de la alianza que será la ganadora. Y más aún, claro, si sus rivales quedan despegadas de Macri.
Lo que buscan las nóminas de Fuerza Renovadora y Línea Córdoba es dar la sorpresa y llegar a la minoría, es decir al 15 por ciento, para ingresar al reparto oficial de candidaturas a diputados nacionales para las generales del 27 de octubre.
La obligación de ir con listas cortas no es aún oficial, pero todos la reconocen como un hecho. Tanto, que los apoderados de ambas agrupaciones internas minoritarias ya apuntan los cañones a los Tribunales.
Sostienen, en forma coincidente, que la ley de las PASO y los decretos reglamentarios, además del sentido común, indican con claridad que la decisión de recortarlos es incorrecta.
Fuerza Renovadora esperará al martes, cuando Bustos Fierro tenga en sus manos las presentaciones de los modelos de boletas para las elecciones, para reclamar la unidad material con el tramo presidencial. Y no se descarta recurrir, en caso de que el juez federal no le de la razón, a la Cámara Nacional Electoral. Ayer, el primer candidato de este núcleo interno de la UCR, Miguel Nicolás, recordó que las PASO “fueron creadas por ley para que cada espacio someta a voluntad popular la elección de sus mejores candidatos”. “Eso es lo que buscamos con nuestra participación, y aquellos que integran la lista hecha por los porteños deberían aceptarlo”, agregó.
Desde la Línea Córdoba exhiben un enojo aún mayor y aseguran que no temen apelar hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación, si el oficialismo de Juntos por el Cambio les niega reglas de juego equivalentes a todas las listas que se presenten. Los angelocistas afirman que podrían pedir la nulidad de la alianza, en un caso extremo, y subrayan que los experimentos electorales del macrismo han fracasado en tres casos ya, en la Justicia.
Nicolacistas y angelocistas se preguntan, entre tanto, por las motivaciones políticas de la Casa Rosada, donde no sobrarían los votos para vencer a los Fernández.
Además, un nuevo escándalo mediático no haría más que ratificar la imagen que la coalición ya dejó en mayo pasado.