Adiuc, ya en campaña, apunta contra proyecto de Nación

El Sistema Nacional de Docentes Investigadores Universitarios (SiDIUN) fue presentado ayer en la UNC por funcionarios nacionales. El gremio local se opone al proyecto.

Las críticas al SiDIUN se suman a otras actividades de Adiuc críticas a la gestión nacional de Ciencia.

La Casa de Trejo recibió ayer la visita de funcionarios de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) de la Nación, quienes vinieron a realizar actividades de difusión del recientemente creado Sistema Nacional de Docentes Investigadores Universitarios (SiDIUN).

El proyecto de la cartera educativa nacional, creado dos meses atrás por resolución del ministro Alejandro Finocchiaro, consolida un único sistema de investigadores universitarios, incluyendo tanto a las universidades públicas como privadas, al mismo tiempo que actualiza los criterios de evaluación ponderando los esfuerzos en generar y transferir tecnologías.

La presentación de la SPU incluyó un encuentro por la mañana con autoridades del Rectorado y de las 15 unidades académicas en el Auditorio de Odontología, y una actividad por la tarde en las Baterías D abierta a todos los docentes-investigadores de la UNC.

Este proyecto se ha convertido en el nuevo blanco de las críticas de Adiuc, el gremio de los profesores universitarios cordobeses. La entidad “recibió” la presentación del SiDIUN con un duro documento denominado “Aportes para la construcción de un posicionamiento colectivo crítico sobre el Sistema Nacional de Docentes Investigadores Universitarios”.



Tras transcurrir con bajísimo perfil la campaña de la primera elección directa de rector y vicerrector de la Casa de Trejo, el gremio Adiuc vuelve a la carga con una línea discursiva mucho más cercana a la combativa central Conadu Histórica que a su propia federación nacional (Conadu).

El SiDIUN

La resolución 1216/2019, firmada por Finocchiaro a fines de abril, creó el SiDIUN como nuevo sistema voluntario de categorización para todos aquellos profesores universitarios que realizan investigación como parte de sus tareas docentes.

Entre las actualizaciones promovidas por el SiDIUN, resalta la digitalización total del proceso, con una nueva gestión ágil y centralizada, y la reducción del tiempo estipulado entre llamados a categorización que, a partir de ahora, se realizarán de forma periódica con convocatorias bianuales para ingreso y recategorización, y presentaciones cada cuatro años para renovaciones.

El titular de la SPU, Pablo Domenichini, destacó en ocasión de su lanzamiento que “el SiDIUM es el resultado de un trabajo conjunto de todo el sistema universitario argentino que permitirá, por una parte, jerarquizar la función de investigación, a su vez, impactar positivamente en el ámbito socioproductivo de cada región valorando los esfuerzos en el desarrollo y la transferencia de tecnologías”.

Las evaluaciones se realizarán de manera centralizada a través de comisiones por áreas de conocimiento (Ciencias Naturales y Exactas, Ciencias Médicas y de la Salud, Ciencias Agrícolas y del Ambiente, Ciencias Sociales, Humanidades, Ingenierías y Tecnologías), conformadas por especialistas de cada una de ellas. Dichas comisiones trabajarán con criterios homogéneos, pero atendiendo a la especificidad de las disciplinas y ponderarán los proyectos que incluyan la transferencia de los resultados de investigación.

Adiuc crítica

El documento de tres páginas publicado por la conducción de Adiuc, que encabeza el informático Javier Blanco, plantea tres tipos de críticas a la iniciativa del Gobierno.

La primera de ellas, de carácter conceptual, se enfoca en la oposición gremial a integrar en el mismo sistema a los investigadores de las universidades privadas, así como en los indicadores y variables que serán tomados en cuenta para las categorizaciones. Según Adiuc, las referencias al concepto de calidad consisten en un intento de “imprimir en las universidades y sus docentes estándares de calidad, excelencia e incluso -tácitamente- competitividad, asistiendo así a un renacer del lenguaje empresarial puesto a jugar en la gestión pública”.

En cuanto a lo metodológico, las críticas se refieren a la supuesta falta de información precisa en cuanto a la composición de las comisiones evaluadoras y los mecanismos de designación de sus miembros, así como a los criterios que estos usarán al momento de categorizar a sus pares de todo el país.

Finalmente, el documento aborda aspectos procedimentales, en cuanto al uso de un nuevo escalafón para categorizar a los profesores investigadores y al mecanismo online para hacerlo.

Todas estas críticas se alinean discursivamente con la posición que a nivel nacional sostiene Conadu Histórica. En cambio, la central Conadu, a la que pertenece Adiuc, no ha hecho expresiones públicas al respecto.

A poco de iniciarse la campaña electoral para las PASO de agosto y con la paritaria nacional docente ya resuelta, el ataque al SiDIUN parece ser una de las pocas vetas que le quedan a la conducción de Adiuc para sumarse a la campaña anti-Macri del kirchnerismo.

Si bien su referente, el ex secretario general y actual diputado nacional Pablo Carro, no renueva su banca en este ciclo electoral, el espacio que conduce quiere mostrar que sigue siendo funcional al kirchnerismo cordobés.



Dejar respuesta