La última tentación de Accastello



El lavagnismo cerró su lista de diputados nacionales con tropa propia, pero antes de eso tentó a dirigentes extrapartidarios para “engrosar” su propuesta. Así se lo comentaba un dirigente del espacio a la periodista.

Dirigente: Estamos contentos con Roberto Birri como primer candidato, pero le admito que hubo algunos intentos por fuera, antes.

Periodista: Un deportista, una periodista, un músico?

D: Frío, frío. Un peronista

P: ¿No me diga? No es desacertado teniendo en cuanta que la fórmula presidencial está integrada por dos peronsistas, aunque muchos crean que Lavagna es radical. ¿Y quién fue el convocado?

D: Eduardo Accastello. Lo llamamos para encabezar la lista en Córdoba, pero no aceptó.

P: Le digo que logró sorprenderme.

D: Por qué? Eduardo y Roberto se conocen de la época en que uno estaba en el gobierno de De la Sota y otro en el gobierno de Néstor…

P: Esta bien, pero era complicado para el villamariense aceptar ese lugar, no le parece?

D: Y, la verdad es que se excusó, agradeció, pero dijo que no.

P:  Y lógico hombre. Imagine, irse del oficialismo provincial para ser candidato del Consenso Federal y no de los Fernández. Hubiera sido una jugada medio rara.



Dejar respuesta