Heridos de la lista K retacean apoyo a diputados

Malestar de sectores gremiales por la composición de la lista del Frente de Todos. Sugieren “libertad” para votar a otros diputados. Un video, adjudicado a Caserio, promueve el voto a Alberto y Cristina Fernández con los diputados de Schiaretti.



Por Bettina Marengo

No había pasado media hora desde el primer cierre de listas del Frente de Todos en Córdoba (el segundo fue el definitivo, a las 23.50 del sábado, con Franco Saillén como quinto candidato a diputado nacional, en reemplazo de Martín Fresneda, que ocupaba ese lugar), cuando empezó a circular por whattsapp un breve video que invita a votar la fórmula presidencial Alberto Fernández-Cristina Fernández y los diputados de Hacemos por Córdoba de Juan Schiaretti. Las imágenes muestran el logo de los dos espacios, como si fueran juntos en la lista larga.
En el kirchnerismo local le adjudicaron el trabajo a Carlos Caserio, el presidente del PJ provincial que intentó un acercamiento entre Schiaretti y el PJ nacional, que es K. El senador hubiera preferido que el gobernador jugara electoralmente con la fórmula de los Fernández en lugar de presentar lista corta de diputados y de mantenerse “prescindente” de la principal puja electoral del calendario 2019, y de hecho es uno de los impulsores de la libertad de acción para los intendentes peronistas en relación al tramo presidencial. También aseguran que Carlos Gutiérrez, primer candidato a diputado de Hacemos por Córdoba, “banca” el mensaje.

Sin embargo, en el mismo PJ y sectores del kirchnerismo peronista dicen que el spot es fruto del “desencanto” con lista de diputados que encabeza Eduardo Fernández, del Partido Solidario, pero sobre todo con la inclusión de Pablo Chacón, el secretario general de la Asociación Gremial de Comercio (AGEC), quien accedió a un entrable tercer puesto de la boleta de la mano de un socio de peso a nivel nacional, Sergio Massa. En este sentido es cierto lo que dicen las fuentes pejotistas: para muchos K de origen peronista, la lista que se armó en el Instituto Patria para cumplir con todos los compromisos del PJ K tiene muy poco de peronista y “no representa el proyecto de Alberto y Cristina”. “Lo de Eduardo no es problema, el problema es Chacón, que no es aceptable”, reiteran las fuentes. Al dirigente de Comercio le endilgan pertenecer a la burocracia sindical y de “no haber estado nunca con los trabajadores en la calle”.
Entre esos sectores (pero no exclusivamente) está el movimiento obrero alineado al kirchnerismo, tanto de la CGT Regional Córdoba como de la Rodríguez Peña. La central que encabeza Mauricio Saillén logró imponer a Franco Saillén como quinto candidato y suavizó su posición, pero cuando supo de la presencia del gremialista mercantil se dispuso a una ruptura política ruidosa y con posible repercusión nacional.
Si bien (por ahora) no hay sectores que estén llamando públicamente a cortar la lista de diputados del Frente de Todos para elegir los diputados de Hacemos por Córdoba, hay gremios de la Regional Córdoba que adelantaron que trabajarán exclusivamente por los candidatos presidenciales. Ilda Bustos, del gremio de los Gráficos y miembro de la corriente gremial kirchnerista “Movimiento Sindical por la Justicia Social”, dejó la puerta abierta al corte de boleta el mismo sábado al mediodía. De hecho, según pudo saber Alfil, la actual legisladora provincial del oficialismo le informó a Caserio y al legislador Daniel Passerini, que la querían adentro de la lista del Frente de Todos y en un lugar expectable, que se bajaba de la puja porque estaba claro que no iría en segundo lugar.
Luego de eso, en su muro de Facebook, la gráfica escribió: “Para diputados, votá a los que quieras. Para Presidente y vice a Alberto y a Cristina”, y compartió notas periodísticas con declaraciones de Chacón favorables a Mauricio Macri.
“Nosotros priorizamos la fórmula nacional”, indicaron dos referentes del espacio gremial al que pertenece Bustos (donde abrevan la Uepc, La Bancaria, UEPC y el Sindicato de la Alimentación, trabajadores de la Televisión, etc). “Nos vamos a romper el alma por los Fernández, pero no por Chacón”, aclararon. El viernes, el espacio se reúne para definir acciones de campaña (lo traerán a Carlos Tomada, el ex ministro de Trabajo de Néstor y Cristina Kirchner, por ejemplo) y de ese encuentro podrían emanar definiciones sobre la actitud frente a la lista. En privado, algunos ya confirmaron que les es menos ruidoso votar a Carlos Gutiérrez, schiarettista paladar negro que encabeza la oferta del PJ provincial, que a Chacón, aunque difícilmente se animen a blanquear en público la decisión.
“Lo que hay que entender es que Chacón no entró como candidato del movimiento gremial, sino del Frente Renovador de Sergio Massa”, contempló un gremialista que destacó que la lista de Hacemos por Córdoba “no tiene representantes de los trabajadores” y que por lo tanto “tampoco convoca a votarla”.
En el espacio de Saillén, después de un debate, parecen haber superado el duelo de que Franco Saillén no sea el referente gremial de la lista con posibilidad de entrar al Congreso. Si bien se muestran dispuestos a mover toda su estructura para hacer conocer al joven dirigente en toda la provincia, hacen una salvedad: no compartirá actos de campaña con Chacón. Habrá que ver qué pasará cuando Alberto Fernandez visite la provincia, tal como se comprometió a hacer antes del 11 de agosto.
La cuestión es más de corte político que operativo. Los referentes del Frente de Todos en Córdoba no creen que un posible voto enojado de kirchneristas peronistas que corten a favor de Gutiérrez y el PJ sea numéricamente significativo. “La lista corta de Schiaretti no nos saca votos, nos da votos”, computan. Se muestran confiados en que la fórmula Fernández-Fernández se quedará con un 25% de los votos y tres diputados nacionales, sin corte. Y confían que en el tramo presidencial se llegue a un poco más, ya que esperan votos impulsados por la estructura territorial del PJ provincial, sobre todo por las huestes más ligadas al delasotismo.



Dejar respuesta