Aun fuera de escena, Schiaretti cotiza entre candidatos PJ

El cordobés conserva sus acciones intactas dentro del mercado nacional justicialista y sigue siendo una figura a la que todos quieren tener en su álbum. Ayer, pasó Miguel Ángel Pichetto por el Panal y mañana será el turno de Urtubey. No se descarta la visita de Alberto Fernández por Córdoba.



Por Yanina Soria
[email protected]

Que el gobernador Juan Schiaretti se haya corrido del armado preelectoral tras la incursión frustrada de Alternativa Federal (AF) en la escena nacional y haya decidido no inclinarse, al menos públicamente, por ninguna de las fórmulas presidenciales en carrera, no quiere decir que haya quedado fuera del radar de los candidatos peronistas.
Aun cuando el proyecto que pretendió construir la ancha avenida del medio y que lo tuvo como uno de los principales arquitectos políticos no haya funcionado, el cordobés conserva sus acciones intactas dentro del mercado nacional del justicialismo y sigue siendo una figura a la que todos quieren tener en su álbum.
Si bien la victoria local del 12 de mayo quedó rápidamente diluida en la agitada agenda nacional, Schiaretti sigue siendo el peronista con mayor peso territorial, y el hecho de manejar el PJ en el segundo distrito electoral del país le suma un activo extremadamente valorado por el ecosistema justicialista en este momento.
Justamente lo que el jefe de Hacemos por Córdoba (HpC) decidió hacer con la jugada de la lista corta es usufructuar ese capital del 57 por ciento y aventurarse a desafiar la poca cultura del corte de boleta, aún cuando eso signifique arriesgar las dos bancas que pone en juego. De esa manera, el cordobés le esquiva a la incomodidad de tener que volcase hacia una u otra oferta nacional.
Esa libertad de acción que, en teoría, le da a su militancia y dirigencia para votar al candidato presidencial que quieran, es otro de los atractivos que hace que los postulantes nacionales peronistas quieran pasar por el Centro Cívico.
La foto junto a Schiaretti garpa mucho, más allá de que lo único que conseguirán los candidatos, al menos por el momento, sea sólo eso. Desde el Centro Cívico repiten que no habrá pronunciamos públicos tras los encuentros bilaterales que se puedan producir.
La ronda de visitas comenzó ayer y, tal como sucedió hace apenas unas semanas, está previsto que sean varios los que desfilen por el despacho principal del Panal.
El senador nacional y actual candidato a vicepresidente junto a Mauricio Macri, Miguel Ángel Pichetto, abrió la ronda y fue el primero en reunirse con el mandatario tras el cierre de las listas.
Si bien su paso por Córdoba fue en el marco de una invitación realizada por la Bolsa de Comercio de Córdoba, previo a esa parada, el peronista se encontró unos 40 minutos a solas con su ex socio en AF.
“Fue una reunión muy amena”, dijo el rionegrino tras señalar que su relación con Schiaretti “está por encima de la política”.
“Cuando el presidente Mauricio Macri me propuso integrar la fórmula nacional, al primero que llamé fue a Schiaretti. Tengo mucho respeto por él, es una figura nacional de mucho prestigio y alta trayectoria”, declaró antes los medios locales.
Tras ser consultado por la decisión del peronismo local de llevar boleta corta, respondió: “No vine a pedirle nada porque respeto la decisión del peronismo de Córdoba de ir con boleta corta. Es un principio de apertura, eso le da libertad de acción a los electores”.
En tanto, se espera que mañana haga lo propio el candidato a vicepresidente de Consenso Federal, Juan Manuel Urtubey. El gobernador de Salta es otro de los aliados que Schiaretti tuvo en el espacio federal y a quien el cordobés había decidido respaldar como candidato a presidente si seguía ese camino. Finalmente el salteño decidió arrimarse a Roberto Lavagna y bajarse al segundo renglón de la boleta nacional.
Urtubey, tiene previsto encontrarse con su par cordobés en el marco de la firma de acuerdos turísticos entre ambas provincias. Sin embargo, aunque busquen darle un cariz netamente institucional, en tiempos electorales es imposible no imprimirle connotación política al a reunión y posterior foto entre ambos dirigentes.
Aunque tanto Pichetto como Urtubey sostengan que respetan la jugada política de Schiaretti para las PASO con miras a octubre, los dos peronistas se entusiasman con obtener algún gesto de quien en Córdoba conserva un nivel imagen positiva altísimo.

¿Fernández también?
Dentro del kirchnerismo cordobés no descartan que antes de los comicios, el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández pise Córdoba. De hecho, el ex jefe de Gabinete nacional ya está recorriendo provincias peronistas con el propósito de tejer relaciones con sus mandatarios y cosechar respaldos para la fórmula que encabeza junto a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Lo hizo en San Juan, Entre Ríos, Chaco, el sur nacional, entre otros sectores.
Córdoba, en ese sentido, sigue siendo un distrito muy mirado por los Fernández. No pierden las esperanzas que, pasadas las PASO, el camino hacia octubre sea el de la unidad con el peronismo cordobés. De hecho, apuestan a que el linaje con muchos dentro del PJ Córdoba se imponga y finalmente terminen jugando para su lado en la parada electoral del 11 de agosto.



Dejar respuesta