La meta universal

Medio siglo después de que Los Bichos zarparan con rumbo a su propia aventura y a veinte años del suceso del Potro Rodrigo, el trapero cordobés Paulo Londra ha sido noticia esta semana porque grabó un tema junto al cantante inglés Ed Sheeran, una de las grandes estrellas de la música global.

Por J.C. Maraddón
[email protected]

A finales de los años sesenta, los integrantes del grupo de rock cordobés Los Bichos se instalaron en la ciudad de Buenos Aires a partir de una invitación de Billy Bond, quien después iba a convertirse en el líder de La Pesada del Rock And Roll. Hace 50 años, ellos grababan allá su disco debut e iniciaban un periplo que los llevó a codearse con la crema rockera nacional de aquella época. Sin embargo, poco tiempo después la banda se disolvió. Y debieron pasar cinco décadas para que aquel álbum fuera reeditado, en una iniciativa conjunta del Instituto Nacional de la Música y la Agencia Córdoba Cultura.
Con esa cruzada musical que tuvo un desarrollo trunco, Los Bichos iniciaban un larguísimo ciclo en que muchas formaciones locales repetían el destino de esforzarse por imponer su estilo, para después naufragar en sus intenciones. La radio, como vector indiscutido del éxito en aquellos años, se tornaba un tanto difícil de alcanzar, porque para sonar en los programas había que tener un disco. Y ese objeto tan ansiado sólo podía materializarse si alguna compañía se interesaba por las canciones del grupo, algo que raramente podía suceder cuando se trataba de la música del interior del país.
En la década de los ochenta, hubo dos factores que contribuyeron a simplificar este proceso. Por una parte, los festivales de rock que se realizaban, primero en La Falda y luego en la capital provincial, incluian siempre en su grilla a artistas cordobeses, lo que obligaba a los medios nacionales a referirse a ellos. Y, por otro lado, se había popularizado el formato del casete, que servía como instrumento para la grabación de demos que, si contaban con cierta calidad, podían ser difundidos a través de la frecuencia modulada. Y, llegado el caso, hasta podían ser vendidos entre los fans.
Gracias a esos dos nuevos elementos que entraron en escena, y al talento de los propios músicos, durante ese periodo hubo varias voces de Córdoba que interesaron a la industria discográfica, aunque todo se desbarrancó cuando la crisis económica afectó a los sellos, que decidieron restringir al mínimo sus lanzamientos y concentrarlos en las figuras más conocidas. Fue entonces que fructificó la tan noventosa iniciativa de la autogestión, que se sostuvo en gran parte por las virtudes de los flamantes compact discs, que facilitaban el registro y la distribución de los discos, a la vez que mejoraban la calidad de sonido de los casetes.
Esta cultura de los emprendimientos independientes fue la que devolvió a los rockeros de la provincia a las grandes ligas, aunque esto recién ocurrió bien entrado el nuevo milenio. Antes, el cuarteto característico del Potro Rodrigo hizo bailar al país y trascendió las fronteras, Y la férrea voluntad de Eruca Sativa (más la capacidad artística de sus integrantes) obró el milagro de que una banda cordobesa llenara estadios en Buenos Aires y obtuviese reconocimiento internacional. Lo sucedido más recientemente con la camada de militantes del pop que tuvo su epicentro en Villa María, demostró que también existía la posibilidad de un triunfo colectivo, siempre y cuando estuviera claro cómo y dónde querían llegar.
Una de las novedades que tuvo gran incidencia para que todo esto ocurriera fue la fluidez de la web, que es el mismo canal a través del cual cimentó su fama el trapero cordobés Paulo Londra, quien ha sido noticia esta semana porque grabó un tema junto al cantante inglés Ed Sheeran, una de las grandes estrellas de la música global. Medio siglo después de que Los Bichos zarparan en busca de su propia aventura, Paulo Londra afronta el compromiso de arribar a esa meta de gloria que, no pocas veces, dejó de ser un sueño y se transformó en pesadilla para los músicos locales.



Dejar respuesta