Negri (candidato de Macri) ahora impugna dedocracia

El excandidato a gobernador lidera la construcción de un frente local que no incluye a Gustavo Santos, el hombre preferido por la Casa Rosada para encabezar la lista de diputados nacionales por Córdoba.

Por Yanina Passero
[email protected]

En el negrismo están convencidos de que Juntos por el Cambio en Córdoba logrará articular una lista de unidad, que contenga a todos los sectores. El excandidato a gobernador que contó con los avales de la plana mayor de la Casa Rosada, Mario Negri, comenzó con la rosca política obligatoria cuyos frutos deberían situarlo en el escaparate de la boleta de diputados nacionales por el distrito.
La reunión del jefe del interbloque Cambiemos con el presidente de la UCR local, Ramón Mestre, debería descomponerse con ese prisma. Fuentes que responden a Negri admiten que la charla del pasado viernes fue “respetuosa” y que acordaron profundizar las conversaciones. La acotada respuesta puede entenderse como un avance cero entre las partes, en especial porque los comentarios posteriores huelen a viejas afrentas. “Negri será quien articule la lista con la mayor cantidad de actores porque ganará bien en la PASO; quien quiera enfrentarlo, sacando con suerte la minoría, lograrán un candidato y al fondo de la lista”, sueltan con total convicción del rol que tendría que ocupar el hombre que ostentó un rol central en el Congreso de la Nación. El sujeto tácito de la definición negrista puede ser Mestre, aunque en realidad está directamente aludido el presidente Mauricio Macri, o bien el grupo de asesores que puja por el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, como líder de la campaña legislativa en la provincial. Desde el entorno del diputado ratifican el malestar por las “alternativas” que manejan en Balcarce 50. Parece que Negri no está dispuesto a saborear la parte ingrata de la política. “Después de la ruptura de Cambiemos en Córdoba, Negri fue candidato a gobernador para evitarle un papelón al gobierno porque Mestre sacaba 15 puntos y sería fatal para Macri”, disparan. Negri pretende articular un frente contra Santos, el dirigente que hoy seduce a buena parte de los armadores de la estrategia electoral nacional. A la lista debe sumarse el titular de la cartera de Defensa, el radical Oscar Aguad. Toda una ironía del destino: el líder de Córdoba Cambia gozó del respaldo nacional que empujó a Mestre a cumplir la amenaza que escondía su “Cambiemos a la cordobesa” contra la dedocracia porteña. La coalición se rompió so pena de un papelón electoral que no tardó en verificarse el 12 de mayo. Es probable, que esta vez, Negri tenga el consenso interno (aunque local) para encabezar la boleta de diputados por Córdoba.
Al fin y al cabo, son varios los aliados que piden que se replique el esquema de distribución de 2015: dos bancas UCR; dos, para PRO y una, para la Coalición CívicaARI. Aunque, desde estas páginas se señaló que varios radicales también miran con buenos ojos la postulación de Aguad porque se sabe que no tiene aspiraciones internas en el centenario partido. Negri azuzará la PASO como método de presión para evitar la dedocracia que alguna vez los favoreció, aunque en el macrismo no repetirán errores recientes. Si bien concuerdan con que debe ser el actual diputado el que encabece, esperarán la bajada de línea que no tardará en llegar de Buenos Aires. Afirman que aún no se resolvió si sólo la lista oficial de la Casa Rosada irá pegada al tramo presidencial o si se abrirá el juego legislativo. En el negrismo apuran al PRO a sumarse al juego de presiones locales cuando les advierte que si es Santos el elegido ya quedará cubierta la banca PRO y Javier Pretto, el dirigente que tiene el respaldo del macrismo cordobés, quedará fuera de juego. O, en todo caso, tendrán que medir fuerzas con Negri. De todas maneras, los amarillos dicen que no perderán la calma porque aún Macri no resolvió su privilegiará el status quo en Córdoba, esto es, la conformación de la lista de diputados siguiendo el criterio de 2015. La línea expuesta supone buenas noticias para Negri. O, por el contrario, el mandatario pondrá en acción a Santos o Aguad para liberar espacios en el gabinete. Cabe recordar que el Presidente no descartó abrir su staff de gobierno como lo hizo con la fórmula al ungir como su candidato a vice al peronista Miguel Ángel Pichetto. Esto, claro está, si logra acceder a un segundo mandato.



1 Comentario

Dejar respuesta