Decana Iriondo planifica salida elegante (destino nacional)

El nombre de la titular de Famaf se menciona para la lista de diputados nacionales que acompañará a la dupla Fernández-Fernández en octubre.



El kirchnerismo cordobés debate por estos días la conformación de su lista de diputados nacionales, de cara al vencimiento del plazo para presentar candidatos que se efectivizará en el último minuto del sábado.
Mirta Iriondo, titular de la Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computación (Famaf) de la UNC, es una de las figuras cuyo nombre está en danza para integrar el listado. La profesora estará “liberada” a partir del próximo año, cuando concluye su segundo mandato sin chances de ser reelecta.
La obligación de intercalar hombres y mujeres en partes iguales levanta el valor de sus acciones, pero no por eso tiene un lugar asegurado. La actual diputada camporista Gabriela Estévez y la legisladora provincial Ilda Bustos son los otros nombres femeninos que participan de la compulsa por los primeros lugares.
Los activos de Iriondo son su vínculo con el mundo universitario y, especialmente, el sector de la ciencia y la tecnología (siempre bien ponderado en la opinión pública), así como su paso por el gabinete nacional de la mano de la entonces ministra Nilda Garré, durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.
Aunque con un generalmente bajo perfil, Iriondo supo mostrarse en momentos claves: en 2017 se sentó junto a la expresidenta en un acto en la provincia de Buenos Aires cuando esta buscaba una senaduría por dicho distrito, y participó de los spots de Pablo Carro, quien buscaba una banca de diputados ese mismo año.
Su exposición en dicho ciclo electoral fue incluso mayor al que la decana tuvo en las recientes elecciones de rector y vicerrector de la UNC. En estos comicios, Iriondo suscribía a la fórmula Chiabrando – Falú, pero su apoyo no transmutó en votos en su unidad académica.
La lista K perdió en el clautro no docente frente a Hugo Juri y tuvo un desempeño moderado en dos de los tres estamentos docentes: obtuvo el 60 por ciento en titulares, 52 en adjuntos, y 70 en auxiliares.
Ante la realidad de no poder repetir como decana, y sin otras perspectivas políticas en la UNC, la lista de diputados nacionales se presenta como una posibilidad de retiro elegante de la política universitaria. Las chances de Iriondo se ampliarían en caso de una victoria de la dupla Fernández – Fernández, en cuyo caso podría volver a ser convocada para formar parte de la cartera nacional de Defensa.

Adiuc versus Conadu

Desde el año pasado, la conducción de Adiuc viene articulando discusiones con otros gremios de docentes universitarios del país con el eje puesto en la manera en la que Conadu, la federación nacional que las agrupa, se maneja en cuestiones como las negociaciones con el Ejecutivo nacional y la toma de decisiones interna.
A fines del 2018, la COAD (gremio de base de los docentes de la Universidad Nacional de Rosario) convocó a una reunión de la que participaron una decena de referentes, incluyendo a Javier Blanco, secretario general de Adiuc. Las distintas regionales coincidieron en el diagnóstico sobre Conadu y se plantearon seguir articulando posiciones como mecanismo para condicionar a la conducción de la federación.
En Córdoba, Blanco y su círculo más íntimo tienen razones extra para adherir a la cruzada convocada por los rosarinos. El profesor de Famaf tuvo que disputar internamente la candidatura a la secretaría general con Sandra Mutal, una docente de Artes, adherente al sector tatianista del kirchnerismo universitario, que contó con el respaldo de Carlos de Feo, titular de Conadu. Es más, Mutal actualmente reviste el cargo de Vocal en la Mesa Ejecutiva nacional, a las órdenes de De Feo.
La semana pasada, los rosarinos de COAD sometieron a un plebiscito vinculante su continuidad como miembros de Conadu, y los resultados fueron más ajustados que lo que la conducción nacional habría querido.
El triunfo se lo llevó la permanencia en Conadu, con 1065 votos y victorias en 10 de las 15 unidades académicas (incluyendo Facultades y preuniversitarios). Los partidarios de escindirse de Conadu, sin embargo, reunieron 779 votos y fueron mayoría en 5 unidades académicas.
Tras conocerse los resultados, la conducción de Adiuc emitió un comunicado resaltando que continúan bregando por cambios en las posiciones y actitudes de la gestión De Feo. “Estamos convencidos de que debemos avanzar en un proceso de debate y discusión, existente en la CONADU, acerca de cómo construir una federación más democrática, equitativa, autónoma y plural, y fuertemente comprometida con la defensa de los derechos de les trabajadores y un modelo de universidad y país para todos y todas”, reza el posicionamiento.



Dejar respuesta