Ni mestristas, ni negristas; negocian lista para PASO

Varios grupos conversan para unir fuerzas contra el oficialismo



Por Alejandro Moreno
[email protected]

Dirigentes de varios grupos internos de la Unión Cívica Radical comenzaron a explorar la posibilidad de acordar una lista para competir en las PASO contra la que armarán los macristas porteños en la Casa Rosada, y en la que presumen que colaborarán Ramón Mestre y Mario Negri, los dos frustrados ex candidatos a gobernador. Por ahora los diálogos son en cafés y vía celular; nada demasiado formal. Pero que existe un ánimo de jugar versus la lista de diseño macrista, no hay dudas. La prudencia a que obligaba el plazo legal que vencía anoche a las 12, desaparecerá a partir de hoy, cuando los contactos podrán hacerse a la luz del día.

Anoche se presentó la alianza Juntos por el Cambio en la provincia de Córdoba con los cuatro socios originales (UCR, PRO, Frente Cívico y Coalición Cívica-ARI) y otros dos (Ucedé y Primero la Gente). Restaba conocer si la Mesa Nacional de (ahora) Juntos por el Cambio habilitaba a otros pegar listas alternativas a la oficial al tramo de la fórmula Macri-Pichetto. La poca apertura democrática interna que exhibe el macrismo pone en riesgo esa chance. Nadie alza la voz, aún, pero trascendió que los sondeos para lograr una lista alternativa son llevados adelante por dirigentes de Línea Córdoba, Fuerza Renovadora, Identidad Radical y Asamblea Radical, grupos que tienen como principales referentes a Javier Fabre, Miguel Nicolás, Dante Rossi y Sergio Piguillem. Las PASO representan una buena ocasión para plantarse en duelos internos, por los recursos económicos que se reparten desde el Estado para los protagonistas. Rossi, por ejemplo, en 2017, obtuvo una buena porción, casi el 20 %, dentro de la PASO en que enfrentó, solo, al candidato del resto del espectro aliancista, el macrista Héctor Baldassi. Los posibles socios están de acuerdo en que quieren sacarse la bronca que les generan la prepotencia PRO y los liderazgos electorales de Mestre, Negri y Aguad (incluye a Rodrigo de Loredo), que se han quedado con la mayoría de las candidaturas en los últimos años. ¿Alcanza el enojo para amalgamar grupos que, incluso, han estado enfrentados en algunos episodios de la vida interna del radicalismo cordobés? Eso está por verse. A favor de esta posible coalición aparece el hecho de que muchos radicales de a pie están muy molestos con Macri por ignorar permanentemente a la UCR.

Aunque lo voten luego porque consideran peor el regreso del kirchnerismo al poder, querrán tener una chance de votar correligionarios, y un combate en las PASO se los podría permitir. Pero, ¿podrán ponerse de acuerdo en el armado de la lista? Yendo por una minoría, no habría muchas expectativas para colar candidatos en la boleta final, por lo que será mucha la diferencia entre el primero y el segundo de la lista. De lo que resulte podría empezar a espiarse el futuro interno de la UCR, que en 2020 debe renovar sus autoridades partidarias. Actualmente el presidente del Comité Central es Ramón Mestre, y la mayoría de los congresales son de su grupo, Confluencia. Muchos dirán que tras el 12 de mayo esto no puede seguir siendo así.



Dejar respuesta