Monzó, la última esperanza PRO por dos bancas

A pedido de Macri, el presidente de la Cámara Baja y referente de buena parte de la dirigencia amarilla de Córdoba será uno de los protagonistas de la campaña nacional. Javier Pretto se instaló en Buenos Aires para lograr un espacio en la lista legislativa.

Por Yanina Passero
[email protected]

En el macrismo cordobés asumen que la boleta de diputados por Córdoba se confeccionará en la Casa Rosada. La información es correcta, les ratifi can a sus conmilitones cordobeses desde los amplios despachos nacionales. El sentido común indica que los aspirantes a ocupar una banca en el Congreso de la Nación deberán hacer base en Buenos Aires por algunos días.

En ese plan se encuentra el presidente en uso de licencia del PRO, Javier Pretto. Logró la bendición de su partido, un paso clave pero no suficiente para lograr abrirse espacio en la lista que tiene más interesados que lugares expectables. La base de su estrategia incluye una estadía completa en la ciudad que gobierna Horacio Rodríguez Larreta, socio reciente de Emilio Monzó en el operativo reelección de Mauricio Macri. El presidente de la Cámara Baja y referente de buena parte de la dirigencia amarilla de Córdoba será uno de los protagonistas de la campaña nacional. El presidente Mauricio Macri finalmente tomó un viejo consejo de Monzó y Rogelio Frigerio sobre la potencia de una coalición de gobierno que cobijara al peronismo no k. El sector del jefe de Marcos Peña se resistía a contaminar Cambiemos con justicialistas. “La decisión fue enteramente del Presidente”, repetían los peñistas con las protocolares señales de respaldo al senador que ya se muestra con Macri en actividades oficiales. En el PRO de Córdoba celebraron que el “plan Monzó” haya triunfado y se ilusionan con que el protagonismo del dirigente derrame sobre Córdoba. Pretto es un íntimo amigo de Monzó. Y su ahijado político, Nicolás Massot, prometió que apostaría todos sus esfuerzos en lograr para el exintendente de La Carlota una de las dos bancas que pretende el macrismo. El jefe de la Cámara Baja está en el centro de la escena y en todos los mentideros políticos se comenta que Macri lo quiere cerca en un eventual segundo mandato, incluso en el Ejecutivo. Un pícaro juecista celebraba también el revés para el asesor estrella del presidente: “Peña dijo que el vice de Macri sería radical y mujer”. Nadie duda que el jefe de ministros moverá los hilos de la campaña, pero seguramente el presidente se rodeará de aquellos funcionarios que tienen ADN peronista para construir los futuros acuerdos.

Ahora bien, la presidenta del PRO Capital, Soher El Sukaria, ratificó su postulación. Como Pretto realiza gestiones en Buenos Aires. Desde el entorno de la también legisladora bajaron el dramatismo a los contrapuntos que surgieron la misma noche que Pretto organizó una cena para oficializar su nueva jugada política. Afirman que la condición de género que impera en las listas terminará dirimiendo el duelo de una forma pacífica. Otras fuentes amarillas admiten que no hay dudas de que Pretto es el candidato que cuenta con el respaldo del espacio y para graficar la presunta falta de consenso que tendría El Sukaria afirman que, si finalmente se resuelve que al PRO le toca completar el cupo femenino, será la asamblea partidaria la que elija, si es que desde Buenos Aires no baja un nombre directamente.



Dejar respuesta