Los K se reacomodan y esperan órdenes para anotar la alianza

Con Schiaretti reafirmando lista propia, el kirchnerismo ya no espera guiños para libertad de acción. Lecturas sobre el debilitamiento de HPC y danza de nombres a partir del tercer puesto.

Por Bettina Marengo

Mínimas expectativas quedan en el PJ K de que el gobernador Juan Schiaretti aplique la doctrina del laissez faire, laissez passer a los intendentes peronistas que se sientan más cómodos con la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández. No hubo jefes comunales en la reunión del lunes convocada por el kirchnerismo cordobés en el local de la UEPC ni jugadores como Eduardo Accastello o Fabián Francioni. Las fuentes K consultadas indicaron que el ministro de Gobierno, Carlos Massei, sigue de cerca los pasos de los intendentes. O al menos esa excusa pusieron los que fueron invitados y no asistieron el jueves a la reunión en el PJ nacional y el lunes al encuentro de la Uepc.
Por otra parte, en el kirchnerismo nacional creen que el peronismo cordobés jugará finalmente con una lista corta de Hacemos por Córdoba para las elecciones de octubre. Es decir, sólo con tramo de diputados nacionales. La expectativa tiene una base: en el PJ provincial hoy consideran que una lista corta rendiría lo mismo que una pegada al todavía candidato presidencial de Alternativa Federal Juan Urtubey, quien se quedó sin candidato en provincia de Buenos Aires (no le habilitaron la colectora de la gobernadora María Eugenia Vidal). Con el senador Miguel Pichetto como candidato a vicepresidente de Mauricio Macri, Alternativa Federal se redujo política y electoralmente. Además, despegarse de Urtubey podría alivianar la disconformidad de los jefes territoriales peronistas.
La alianza que Domingo Carbonetti presentará hoy tendría algunas bajas en relación a la que se armó para las elecciones del 12 de mayo. El Socialismo y el GEN firmarían con Consenso para el Futuro con candidatura de Roberto Lavagna. Con el economista también se seguirá negociando luego del 12 de junio. Compromiso Federal, Forja y muy posiblemente Apec, migrarían al ex Frente Patriótrico (nombre que está muy en duda porque el neofascista Alejandro Biondini ya tiene un sello con ese nombre y porque tiene connotaciones muy setentistas) que llevará a los Fernández como candidatos.
En ese escenario de Schiaretti enfocado en la provincia, en sus diputados, y sin guiños a los Fernández, en Córdoba los kirchneristas intentaron organizarse para ofrecer sus candidatos para la cámara baja. Ofertas a partir del tercer puesto de la lista, porque se entiende que el primero y segundo lugar serán enviados en sobre cerrado a Córdoba desde el Instituto Patria el mismo 22 de junio, al igual que el nombre definitivo de la alianza, que recién se divulgaría mañana. La nomenclatura se conocerá a ultimísimo momento, cuando los apoderados estén acodados en la barandilla del despacho de la secretaria electoral federal Marcela Martínez Paz. En parte, este sigilo es para evitar impugnaciones. En parte, porque el nombre estará vinculado al acuerdo con Sergio Massa.

Nombres de acá y de allá



En cuanto a los nombres de los candidatos a diputados, para el primer lugar se sigue mencionando a Tomás Méndez y a Accastello. El hecho de que Apec (partido socio de ADN a nivel municipal) esté a punto de firmar con la alianza K es un dato que alimenta esa posibilidad. “Tiene más ganas Alberto Fernández que Tomás”, sintetizó ayer una fuente. Accastello tiene causas judiciales abiertas y sus cercanos aseguran que teme un “carpetazo”.
Por ahora se viene guardando, y hay quienes dicen que sus acciones han bajado en el Patria, aunque cuenta con el visto bueno del candidato a presidente. Al igual que Francioni, debería volver sobre sus pasos y dejar al PJ al que retornaron para las elecciones de mayo.
En el entorno de “Pipi” lo mencionan como un dirigente que habla con Cristina Kirchner y con chances de ser candidato a diputado, pero el intendente electo de Leones suele decir que acaba de ser votado por el 63% de sus vecinos y que no puede irse “por segunda vez” de la Intendencia. Gabriela Estévez suena como segunda de la lista, por sus vínculos con el jefe de La Cámpora, Máximo Kirchner.
De ahí para abajo, los distintos sectores postulan nombres. Cecilia Merchán y Carmen Nebreda siguen en carrera. A ellas se sumó el nombre de la decana de Famaf, Mirta Iriondo.
Los gremios K de la CGT Regional Córdoba en el Movimiento Sindical de Córdoba por la Justicia Social, proponen a la gráfica Ilda Bustos, mientras que el diputado Pablo Carro impulsa a otro gremialista, Franco Saillén, de la CGT Regional Córdoba. El MOC propuso al periodista Emanuel Rodríguez.



Dejar respuesta