Incomodidad y silencio de los máximos referentes de la UCR

Golpeó fuerte la elección de Pichetto como vice de Mauricio Macri



Por Alejandro Moreno
[email protected]

Los máximos referentes del radicalismo cordobés quedaron desacomodados ayer por el anuncio de Mauricio Macri de que su compañero de fórmula en las próximas elecciones será el peronista Miguel Pichetto, y por eso, Ramón Mestre y Mario Negri, esquivaron pronunciarse sobre el tema, hasta el cierre de la edición de Alfil.
Poco después de que el país supo la noticia de que la fórmula de Cambiemos será Macri-Pichetto, los dirigentes radicales de todo el país salieron a las redes sociales a manifestar sus opiniones. La mayoría, a favor, aunque también hubo críticas.
Curiosamente guardaron un largo silencio los dos ex candidatos a gobernador de Córdoba, Mestre y Negri, de los que se aguardaba definiciones.
Trascendió que ambos quedaron muy incómodos por la noticia, pero muy golpeados por la elección del 12 de mayo no estarían en condiciones de expresar su malestar.
El anuncio de Macri, dejando al radicalismo de lado, grafica lo que espera a la UCR cordobesa a la hora del armado de la lista de candidatos a diputados nacionales: en la Casa Rosada tienen la birome preparada para hacer y deshacer según el antojo macrista.
El silencio de los principales referentes radicales se prolongó incluso después de que el presidente del Comité Central de la UCR, Alfredo Cornejo, manifestó que “toda ampliación de la coalición es positiva”. “Ésa fue una de las demandas de la convención de la UCR, en Parque Norte. Seguiremos trabajando para lograr una mejor y más fuerte coalición de gobierno”. Luego, le dio a Pichetto la “bienvenida a nuestro espacio político”.
Por su parte, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, recordó su posición “genéticamente frentista”. “Celebro que el presidente Mauricio Macri haya decidido que Miguel Pichetto sea quien lo acompañe en su fórmula. Este consenso le da la amplitud necesaria al Gobierno para que continuemos hacia la Argentina que queremos y por la que tanto trabajamos”, publicó Morales. “Este nuevo espacio es de lo más amplio posible con miras a la oportunidad de seguir en el rumbo de transformación y de un mejor futuro para la Argentina que todos merecemos”, agregó.

En Córdoba
Uno de los primeros dirigentes de la UCR cordobesa que salió a apoyar la decisión de Macri fue el diputado nacional Diego Mestre, quien sin embargo hizo algunas observaciones: “Hubiera preferido que el vice sea radical”, admitió. “Pero el país –continuó- necesita acuerdos y consensos por un futuro digno. La apertura, el diálogo y la humildad son esenciales”. El hermano del intendente felicitó a Pichetto pero advirtió que “seguiremos pidiéndole que revea su postura en relación al desafuero de la ex presidenta” Cristina de Kirchner.
El legislador provincial Javier Bee Sellares señaló que “nuestro país empezó a cambiar en el 2015. Para profundizar las transformaciones es necesario alcanzar nuevos consensos para lograr el crecimiento”. Para Bee Sellares, la fórmula anunciada ayer sirve “para seguir transformando Argentina y que el populismo no vuelva más”. Además, recalcó que “hoy y siempre vamos a insistir con un rol más protagónico en la definición de políticas públicas de la UCR nacional”.
También hubo críticas. El legislador electo Dante Rossi, del alfonsinista Identidad Radical, afirmó que “la designación de Miguel Pichetto es un enorme retroceso para los que pensamos que Cambiemos tenía que dar un salto progresista y de mayor sensibilidad”. “La UCR sigue sin influir en la toma de decisiones del gobierno”, agregó.
Por su parte, el angelocista Javier Fabre simplemente apuntó: “Ganó el círculo rojo, perdió el país”.



Dejar respuesta