Reaparición de Mestre y Negri, sin privilegios del presidente

Los dos ex candidatos a gobernador coincidieron en el acto de Fadea,

Por Alejandro Moreno
[email protected]

presidenteMauricio Macri no les regaló a Ramón Mestre y a Mario Negri un trato diferenciado en Fadea, adonde el presidente inauguró una planta de ensamble y montaje de aerogeneradores para parques eólicos. Fue, además, la primera aparición pública de ambos, juntos, luego del desastre electoral del 12 de mayo.

El intendente y el diputado nacional fueron sentados en la primera fila de las sillas dispuestas frente al escenario, desde el cual Macri expuso los progresos de la empresa Fadea como el mejor ejemplo de la Argentina que él propone y lo que fue el kirchnerismo.

Tampoco es que compartieron el evento, porque entre ambos había sentados otros invitados. Mestre y Negri tuvieron algunos choques durante la campaña electoral y todavía no zanjaron sus diferencias.



El candidato de la alianza Córdoba Cambia acusó al de la UCR de pretender echarlo del partido, y este le respondió que no se puede expulsar a quien ya se ha ido.

Los cruces son lógicos durante una campaña, pero todavía no se sentaron a conversar para comenzar a pensar el futuro de un partido que quedó maltrecho tras las derrotas provincial y capitalina.

Negri fue el candidato de la Casa Rosada, aunque por cortesía con el presidente él haya intentado quitarse ese rótulo frente a la dura derrota. Mestre, en cambio, sufrió en los últimos años varias descortesías desde las oficinas de Balcarce 50. Ayer, como hiciera en un acto en Río Cuarto, durante la campaña, Macri evitó perder el equilibrio en la interna radical, al menos en público. Traducen los macristas que hay bastante enojo del presidente con los dos por lo que ocurrió en mayo.

Macri no fue repelente con ellos, sino que evitó involucrarse cuando el reloj corre otra vez hacia el plazo de vencimiento de las listas de candidatos a diputados nacionales, lo que será el 22 de junio. El radicalismo querrá encabezar la boleta y peleará por dos espacios entre los primeros cuatro, lo cual no será sencillo. Cuanto más silenciosamente transcurran los días previos, mejor. Incluso, falta que se cierren los detalles del acuerdo nacional entre el PRO y la UCR.

Negri

En sus declaraciones a los periodistas, Negri siguió el habitual protocolo negrista preelectoral: finge desinterés y dice que no corre carrera alguna. Su apellido, en realidad, aparece como un muy probable cabeza de lista de candidatos a diputados nacionales por el Cambiemos cordobés. También, se lo menciona como una de las opciones que barajaría Macri para que lo acompañe en la fórmula nacional. “Nadie ha hablado conmigo”, aseguró, sin embargo.

Sí reconoció haber recibido el encargo del jefe de Gabinete, Marcos Peña, para zurcir la alianza Cambiemos en la provincia de Córdoba.

“En política no hay que tener rencores. Trabajo para juntarnos, para que reconstruyamos Cambiemos después de la crisis. Hay que hacerse cargo, con las responsabilidades que corresponde”, afirmó.

“Si uno tiene odios o rencores se tiene que quedar en la casa, porque seguro que le va a errar el vizcachazo para terminar peor”, agregó.



Dejar respuesta