JPC creció y ya es tercera fuerza en la UNC

En las elecciones del 16 de mayo en la UNC, la reelección de Hugo Juri y la comodidad de su triunfo dejaron en un cono de sombra otros resultados de esos mismo comicios, menos relevantes, por cierto, pero también significativos.

juri
El rector Juri posa junto a un grupo de militantes de JPC.


En las elecciones del 16 de mayo en la UNC, la reelección de Hugo Juri y la comodidad de su triunfo dejaron en un cono de sombra otros resultados de esos mismo comicios, menos relevantes, por cierto, pero también significativos. Uno de ellos fue el importante crecimiento de la flamante alianza filoperonista, pero también integrada por otras agrupaciones, como el MNR, el UEU (Derecho) que lidera Tomás Juncos y el EIO (ex NACE de Odontología), entre otras.

JPC retuvo su banca en el Consejo Superior e incluso creció en un consejero, pero el dato sobresaliente de su segunda aparición en comicios (la alianza se estrenó en 2018), fue que en el tramo para consiliarios pasaron del 11,6% de los votos al 13,5%. En números absolutos, su escalada los llevó de 5.857 a 8.502 votos (13,5%), reposicionando a esta alianza del cuarto al tercer puesto. La lectura más correcta es en términos porcentuales porque, en general, todas las agrupaciones crecieron en número al crecer la participación estudiantil en la contienda.

Por ejemplo, en cantidad de votos para el Superior, Franja Morada creció en 4.980 votos y Jóvenes por Córdoba 2.645, pero porcentualmente la agrupación filoperonista creció más. Ya es con claridad, aunque a distancia, la tercera fuerza estudiantil en la UNC, detrás de los estudiantes radicales y los kirchneristas de La Bisagra. También es tercera fuerza en la FUC, cuyo congreso sesionaría en noviembre.

El peronismo estudiantil en la UNC siempre existió aunque de forma inorgánica. La aparición como agrupación formal fue en 2018 y ahora pareciera consolidarse. Fue luego de despojarse de sentimientos culposos porque con Juan Perón Perón en el poder (tanto en su aparición en 1945 y en su retorno en 1973), nunca se reconoció la autonomía universitaria, el cogobierno estudiantil ni otros subproductos ideológicos de la Reforma del 18. Pero ya Carlos Menem, en 1989, no tocó el régimen de autonomía que había restituidos Raúl Alfonsín tras la última dictadura.

Y no solo eso. Hizo sancionar por el Congreso una nueva Ley de Educación Superior (24.521), en la lo que se institucionalizó el cogobierno y se cuantificó la representatividad de cada uno de los claustros en los organismos de gobierno universitario, dándole preponderancia a los docentes, que desde entonces pasaron a constituir el 50% de todos los organismos de decisión. Leyendo correctamente esta “evolución” doctrinaria del peronismo e, incluso, desempolvando el decreto 25337 de 1949 de Perón que “perfeccionaba” la gratuidad de los estudios universitarios (derogó el pago de aranceles por el derecho a examen), desde El Panal se apoyó el surgimiento de JPC.

Por Facultades

En Derecho, UEU creció del 26,6 al 36,8% y quedaron a 99 votos de recuperar el centro de estudiantes.

En Odontología, EIO creció del 19,5 al 26,9% y obtuvo sus dos consejeros estudiantiles.

En Arquitectura, A+D creció del 2,8 al 5,3% y se consolida como tercera fuerza estudiantil de la Facultad.

En Económicas, JUP creció de 1,7 a 9,2%, ocupando el segundo puesto en el centro de estudiantes y el tercero en el consejo directivo. No lograron colocar ningún consejero porque la Franja Morada se quedó con los 6 en juego. Segundo salió Sur. Además, UEU cayó de 0,44 a 0,39% y El Núcleo creció de 0,41 a 0,98.

En Psicología, El Núcleo cayó de 0,34 a 0,30% y quedó quinto.

En Ingeniería, ABM (MNR) creció del 53,6 a 58,7%, ampliando su ventaja sobre el segundo (CEU).

También se presentaron en Comunicación, Sociales, Lenguas y Médicas. En las primeras tres no alcanzaron los 50 votos siquiera y en Médicas 69. Sí lograron en estas unidades académicas una presencia testimonial.

Demás está decir que JPC apoyaron la reelección de Juri.



Dejar respuesta