Incidente con Negri en Río III revela tensión entre radicales

Un concejal mestrista incomodó al diputado en los festejos por la elección.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

negriUn incidente que ocurrió en la noche de los festejos de la Unión Cívica Radical en Río Tercero, aunque luego fue minimizado por sus protagonistas, revela la tensión que existe entre los correligionarios de los distintos grupos internos como consecuencia del desastre electoral del 12 de mayo.

Río Tercero le dio al radicalismo un motivo para festejar después de tantas malas noticias surgidas en las urnas. Esta ciudad -donde la UCR siempre encierra alguna polémica por el alineamiento político de su principal referente, el intendente Alberto Martino, con el peronismo- parece que terminará siendo al final del año la única importante en manos de un radical. Marcos Ferrer se impuso en las PASO sobre los otros dos candidatos radicales (Luisa Luconi y Juan Bonzano), y entre los tres superaron el 50 por ciento de los votos, por lo cual es previsible un triunfo en las generales de octubre.

Negri apareció en los festejos del domingo con el propósito de saludar a Ferrer. Según aseguran los negristas, no fue un arrebato de protagonismo del diputado, sino la respuesta a una invitación.



Una vez en el lugar, un concejal riotercerense, del sector mestrista, Emiliano Afara, le recriminó su presencia, acusándolo de ser el máximo responsable de la crisis del radicalismo por haberse presentado como candidato por el PRO y el Frente Cívico. La división de la UCR con dos candidatos a la Gobernación, Ramón Mestre y Mario Negri, concluyó con una amplísima victoria del peronista Juan Schiaretti, quien iba por su reelección.

Negri saludó al ganador de Río Tercero y enseguida se fue del búnker, para evitar que la anécdota pase a mayores.

Ya en Córdoba, recibió mensajes del propio Afara y de Ferrer; aquel, arrepentido por su exabrupto y pidiendo disculpas, y este desligándose del episodio.

La sangre no llegó al río y Negri se habrá dado por satisfecho seguramente con las explicaciones recibidas, pero el incidente revela que entre los radicales hay aún cuentas que cerrar.

Después de las elecciones provinciales, Negri fue ungido por el macrista Marcos Peña como el reconstructor de la alianza Cambiemos en Córdoba. En la Casa Rosada, desde donde tanto hicieron porque Cambiemos volara por los aires en la provincia, pretenden ahora la unión pacífica de todos los socios porque el único objetivo político que tienen, la reelección de Mauricio Macri, está en riesgo, y Córdoba puede ser un distrito clave para conseguirlo.

El diputado comenzó su tarea con una carta hiriente con el mestrismo y encabezó luego un acto con sus socios de Córdoba Cambia, Héctor Baldassi y Luis Juez. Mestre, mientras tanto, está de vacaciones, por lo que el terreno tiene por ahora un solo jugador.

Negri tendría intenciones de conversar con Mestre cuando el intendente regrese de su descanso, pero nadie puede asegurar de que ese café se produzca, a pesar de que es un capítulo imprescindible para el entendimiento de las partes en conflicto.

El incidente de Río Tercero expone que a Negri no le será sencillo colocarse al frente de un proceso unificador, tarea que, por cierto, tampoco podría realizar por sí solo Mestre.

Estrategia UCR

Ya comenzó el plan para consolidar el voto que obtuvieron los tres candidatos del radicalismo en las elecciones PASO del domingo en Río Tercero.

El intendente Alberto Martino, en declaraciones a la prensa local, dijo que el resultado “nos abre una puerta inmensa de volver a repetir el triunfo en la general después de dieciséis años de gobierno, que no es un dato menor. Estar dieciséis años y llegar con estas posibilidades intactas… tenemos que estar muy contentos”.

“Con Marcos y el resto de los precandidatos venimos compartiendo la gestión de gobierno desde hace muchos años, con distintos matices, incorporando nueva gente y nuevas ideas. No me caben dudas que van a tener una propuesta muy amplia y superadora para la elección general”, agregó.

“Hubo una madurez muy grande de los precandidatos, que mantuvieron sus propuestas tranquilas, mesuradas. Los tres candidatos que se presentaron han sido partícipes de lo bueno de la gestión. Fue una interna sana y es bueno que María Luisa y Juani sumen a concejales a la lista”, señaló.

Martino elogió a todos: “Marcos es joven y tiene mucha experiencia de gestión, como no la tiene ninguno. María Luisa es una dirigente reconocida de mucha trayectoria, con experiencia en la gestión y en la política. Juani viene de un apellido de trayectoria y de la política. Hizo una tremenda elección”.



Dejar respuesta