Peña mantiene método: candidatos por encuestas

Además, fuentes de la confianza del jefe de gabinete de la Nación reconocen que “antepondrán los nombres a los espacios políticos” para la confección de la lista de diputados por Córdoba.

Por Yanina Passero
[email protected]

Los socios cordobeses de Cambiemos sienten aún como escuecen las heridas por la derrota que sufrieron en la elección provincial y municipal. Los contactos para recomponer relaciones apenas pueden describirse como “informales”, pese a que varios dirigentes de la primera línea ya se han reportado con los ocupantes de la Casa Rosada.
No muestran prisas para cumplir con el gran objetivo general. Dirán que la prioridad es lograr la reelección del presidente Mauricio Macri cuando, en realidad, los aliados han mostrado un celoso afán por puntear la lista de aspirantes para la Cámara de Diputados.
El PRO orgánico propone al presidente en uso de licencia del macrismo, Javier Pretto. Su par en el distrito Capital, Soher El Sukaria, está dispuesta a reclamar su espacio en la boleta. Elisa Carrió pedirá por su “lilito” local, Gregorio Hernández Maqueda; mientras que las mujeres radicales ya hacen lobby por Olga Rista con el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Como se señaló desde estas páginas, el presidente de la UCR, Ramón Mestre, prometió comenzar de cero, la noche que comprobó que los vecinos de la ciudad que gobierna hace más de siete años le dieron la espalda.
¿Mario Negri? No da pistas, aunque todo parece indicar que también gozará del beneplácito de la Casa Rosada para esta nueva compulsa política. Si efectivamente es el elegido, la vacante podría producirse si Macri tiene en mente un plan mayor para el hombre boina blanca que ubicó a Cambiemos por encima de los colores de su partido.
Las expresiones de deseo de los anotados para el tramo legislativo nacional nutren el diálogo político de la última semana, azuzado por la continuidad de la UCR en Cambiemos. Pero desde influyentes despachos nacionales recuerdan que el método de selección de candidatos será el mismo que favoreció la división de la entente local.
En diálogo con Alfil, fuentes muy cercanas a Peña recocieron estar al tanto de dimes y diretes de la siempre activa dirigencia cordobesa. Pero fueron enfáticos: “Vamos a buscar los candidatos más competitivos para que estén a la altura de Mauricio Macri”. Consultados sobre las herramientas, reconocen que utilizarán las encuestas pero destacan que priorizarán “los nombres por sobre los espacios políticos”.
El objetivo es evitar que “elecciones incorrectas” impacten en la cosecha de Macri. No hace falta recoger mayores evidencias para asegurar que Negri superará el primer tamizado. Ahora bien, los armadores de la estrategia corren el riesgo de reeditar discusiones de efectos profundos en la salud de la alianza a nivel local.
Encuestas, sí; encuestas, no, sirvieron de excusa a Negri y a Mestre para exponer sus diferencias de cara a los comicios de mayo. El jefe del interbloque Cambiemos se mostraba a favor de la aplicación del método estadístico en sintonía con lo que pregonaban sus mentores porteños. El intendente había definido a los encuestadores “como los grandes perdedores de las últimas elecciones”. En concreto, tenía ejemplos nacionales y locales para argumentar su postura.
Lo cierto es que los sondeos que manejaban en Casa Rosada y perfilaban a Negri como la opción más competitiva, preanunciaban el resultado de Mestre. Operadores políticos y periodistas compartían datos similares, que se verificaron el 12 de mayo. El gobernador Juan Schiaretti haría una elección histórica, Negri obtendría el segundo puesto (aunque lejano al ganador) y Mestre lograría sólo 11 puntos porcentuales. En la víspera, los trabajos más optimistas situaban al jefe del partido en un 14%.
En esta nueva pulseada, el reproche no tendrá valor, pero está claro que radicales (menos los negristas) y macristas (los alineados con Emilio Monzó y Horacio Rodríguez Larreta) realizarán objeciones a Peña. Varios de los dirigentes anotados se juegan mucho más que un cargo, también, su capital político dentro de cada fuerza.



Dejar respuesta