Argentina genera solo 0.25% del total de exportaciones mundiales de servicios

Es previsible que la globalización, afectada en frontera por reacciones recientes de algunos gobiernos en el comercio de bienes, avance más por esta vía de los intangibles y los servicios que por el comercio de bienes en el futuro. La evolución tecnológico-productiva lleva a esta previsión también.

Las exportaciones de servicios argentinas en 2018 llegaron a 14.129 millones de dólares (decrecieron levemente desde los 14.752 millones de 2017). El resultado  no es tan positivo como debería esperarse ya que el año pasado según la Organización Mundial de Comercio (OMC) las exportaciones de ese sector son las que más crecen; llegaron 5,8 billones.

Según el Banco Mundial en el período 2009/2018 las exportaciones mundiales de servicios crecieron 65% y las de bienes 51%; y desde 2001 el comercio mundial de servicios creció de 1,6 billones de dólares hasta 5,8 billones de dólares en 2018 (alza de 262%). A la vez, las exportaciones mundiales de bienes crecieron desde 2001 hasta 2018 desde 6,2 billones de dólares hasta 19,4 billones (alza de 212%).

Según un trabajo del experto Marcelo Elizondo, lo primero que puede decirse es que las ventas afuera de servicios argentinos deberían crecer  y deberían hacerlo sustancialmente (especialmente las basadas en conocimiento, que representan más del 40% de ese total en los últimos años) para mejorar el posicionamiento argentino en la llamada globalización 4.0.



Por eso, además, Argentina deberá contar con más empresas vinculadas a los sistemas productivos cognitivo/tecnológico/científicos transfronterizos (no ya meras empresas exportadoras sino empresas que actúan en lo que el profesor inglés John Kay llama arquitecturas vinculares internacionales) para elevar el tránsito de esos intangibles que son el alma de la globalización actual.

La Argentina genera solo 0.25% del total de exportaciones mundiales de servicios, lo que implica una cifra menor que el 0.31% que genera en el comercio de bienes físicos. Esto muestra que teniendo Argentina de por si una débil participación en el comercio internacional de bienes, aun es más débil en el de servicios.

Por su parte, si se analiza la composición de las exportaciones de servicios argentinas, (según datos de un informe confeccionado por DNI consultores en 2017), se constata que del total de servicios exportados en Argentina, el mayor porcentaje pertenece a servicios empresariales, que reporta 33% del total. Le sigue en relevancia el rubro turismo (viajes), que genera 31,5% del total.

A continuación, en relevancia aparece el rubro transportes, con 18% del total exportado en servicios por Argentina. En cuarto lugar de relevancia aparecen los servicios de informática e información, generando 9,5% del total. Los demás servicios (culturales, personales, comunicaciones, regalías, comunicación, construcción, etc.) apenas generan importes que rondan 1% del total cada uno.

Se observa, pues, que hay un componente de los llamados servicios basados en el conocimiento que se aproxima al 45% de total, mientras que el resto se compone de servicios de transporte y viajes (que juntos explican alrededor de la mitad del total).

Las exportaciones de servicios argentinas representaron en 2018 una cifra medida en dólares que equivale al 22.9% de la cifra que surge de medir las exportaciones de bienes. En 2017 ese porcentaje (exportaciones de servicios medidas en dólares comparadas con las de bienes también medidas en dólares) fue de 25,2%, por lo que hubo en 2018 una caída porcentual de los servicios en el total de exportaciones argentinas.

Antes, en 2016 ese porcentaje había sido de 22,1% y previamente de 24,7%, en 2015. Con antelación, en 2014 esa relación porcentual  había sido de 20,3%, mientras que había llegado a 18,1% en 2013, y había sido de 18,8% en 2012, algo apenas más alto que el 18,5% observado en 2011; mientras que había sido de 19,1% en 2010.

En todo el mundo (2018) las exportaciones de servicios generan un monto en dólares que equivale al 29,9% del monto de exportaciones de bienes, por lo que también por esta vía Argentina aparece como en posición más débil en términos comparados.

Las exportaciones de servicios en Argentina han crecido en relevancia comparada con las de bienes pese a que no crecen medidas en dólares desde hace mucho (los resultados de 2018 fueron más bajos que el récord de 2011, pero también más bajos que en 2012, 2013 y 2017 pero -al haber caído en porcentajes mayores las exportaciones de bienes desde el récord que ellas también alcanzaron en 2011- la relevancia relativa de los servicios comparadas con las de bienes se elevó en algunos pocos puntos porcentuales ahora.



Dejar respuesta