Ispizua niega ser del PRO, pero recibe refuerzo nacional

El apoyo que recibirá de la Casa Rosada para el sprint final de campaña es, en realidad, para Gabriel Frizza. El diputado tiene la responsabilidad de liderar el armado en el departamento Colón de cara a la elección nacional de octubre.

Por Yanina Passero
[email protected]

A la intendenta de Jesús María no le sobraba nada en las últimas encuestas. Los operadores de Mariana Ispizua reconocían la semana pasada que el candidato opositor, Luis Picat, sigue de cerca a la sucesora del diputado Gabriel Frizza. Hoy recibirán informes frescos para tomar las últimas decisiones de la campaña.

Esperanza al macrismo local las pruebas de una gestión que contó con algunos favores de la Casa Rosada, en virtud de los aceitados vínculos del ex intendente con el presidente de la Nación y sus ministros. Ispizua prefiere resaltar a los medios locales la eficacia de sus decisiones en momentos de crisis. “Hemos logrado un municipio equilibrado, pero también progresos en educación y salud”, resaltó en Radio Jesús María los progresos en tiempos adversos. Se sabe que los intendentes amarillos no recibieron un trato diferencial en un contexto de crisis económica. Sólo basta con recordar al intendente de Marcos Juárez, en plena campaña por su reelección, reprochar al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, los reiterados incumplimientos que impactaron en el avance de un plan de 200 viviendas. Aquí hay que hacer una salvedad.

Los chalecos salvavidas llegaron en pleno desarrollo de las acciones proselitistas. Sucedió lo mismo en Villa Allende. Eduardo “Gato” Romero firmó convenios millonarios para obras de mejora en la ciudad de Sierras Chicas; también, el titular de Transporte, Guillermo Dietrich, pasó a respaldar personalmente al exgolfista y la gobernadora María Eugenia Vidal pidió expresamente el voto. Ispizua también mantuvo un encuentro con Frigerio la semana pasada. La Nación financiará la pavimentación de ocho kilómetros de calles de tierra. El convenio representa una inversión de $40 millones.

Después del espaldarazo para obras, no faltarán los videos protagonizados por funcionarios nacionales que invitarán a profundizar el cambio en la ciudad de la doma y el folklore. Ahora bien, Ispizua decidió tomar prudente distancia. “Yo no soy afiliada del PRO, actualmente son independiente. El afiliado es Gabriel Frizza (diputado)”, dijo la candidata a la misma emisora. Puede comprenderse la distancia si se analizan los índices de desaprobación de la gestión del líder de Cambiemos. Dellarossa, en el kilómetro cero del cambio, municipalizó su elección para evitar combinaciones equivocadas. Es probable que Ispizua prefiera el rótulo “independiente” para seducir a los votantes peronistas y radicales que no se sienten representados por Picat, la segunda fuerza. Cabe recordar que el PJ y la UCR no aparecerán como opciones en el cuarto oscuro el domingo 9 de junio. De todas maneras, y pese a las especulaciones, Ispizua asegura que no es una novedad. Apuesta al proyecto de Macri y lo seguirá haciendo si al frente se encuentra Cristina Fernández. Pero el apoyo que recibirá de la Casa Rosada para el sprint final de campaña es, en realidad, un respaldo explícito a Frizza. Jesús María es una ciudad importante que ganó el macrismo en 2015 y pieza departamental clave para las elecciones de octubre. El resultado de Ispizua se trasladará a Frizza y los popes de Cambiemos lo quieren fortalecido para el juego mayor.