Hereje K: Iriondo desobedece a Grabois

La decana de Famaf participó de la inauguración de nuevas oficinas de Mercado Libre en Córdoba, luego de que el dirigente social K criticara fuertemente a la empresa.

De los 15 decanos de la UNC, Mirta Iriondo es con nitidez la que tiene una identificación más clara con universo kirchnerista. La titular de la Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computación (FaMAF) exhibe en su currículum vitae, cual condecoración, su paso por el Ejecutivo nacional en tiempos de Cristina Fernández de Kirchner, de la mano de la ex ministra y militante montonera Nilda Garré.
En tiempos más recientes, Iriondo fue una auspiciante entusiasta de las candidaturas de la ex mandataria nacional al cargo de senadora nacional por la provincia de Buenos Aires y del cordobés K Pablo Carro para la Cámara Baja.
Sin embargo, en las últimas semanas Iriondo ha sorprendido con muestras de ductilidad política (y empresarial). La decana de Famaf participó de la inauguración de las nuevas oficinas cordobesas de Mercado Libre. La doctora en Matemáticas alegremente posó para las cámaras junto a directivos de la empresa, al recientemente reelecto rector Hugo Juri y a miembros del gabinete provincial de Juan Schiaretti.
La ocasión podría pasar por un simple acontecimiento social, si no fuera por los duros cruces que a comienzos de este mes protagonizaron el dirigente kirchnerista Juan Grabois y el CEO de Mercado Libre, Marcos Galperín.
“Mercado Libre es contrabando, evasión, especulación financiera, abuso al consumidor y competencia desleal”, sentenció Grabois en su cuenta de Twitter, agregando que “su ‘éxito’ es la destrucción de miles de puestos de trabajo. Macri los hizo multimillonarios a costa tuya”.
Las despiadadas expresiones del referente K recibieron respuestas de todo el ecosistema empresarial, y por supuesto de la propia empresa. Fue quizás por esto que las palabras de Grabois no hicieron mella en la decana Iriondo.
A un año de concluir su mandato como titular de Famaf y sin posibilidad de reelegir, Iriondo necesita hacer mérito para su carrera post-decanal. La competencia disciplinar de su Facultad y la “masividad a escala” que la carrera de Computación tiene dentro de la misma la obligan a mirar con buenos ojos al sector empresarial del software.
Así como en 2016 Iriondo dio cátedra de pragmatismo con su recordado argumento de “me importa un carajo lo académico”, hoy parece enseñar una nueva lección de conveniencia. Cuando resulta necesario, Iriondo parece decir “me importa un carajo Grabois”.

¿Cómo jugó Iriondo?
En las recientes elecciones rectorales que ganara con amplitud Hugo Juri, el candidato kirchnerista Gustavo Chiabrando tuvo más que un aceptable desempeño. En su debut calificó bien para un futuro armado dentro de tres años, más aún al observarse cómo se despeñó Patricia Altamirano (10,81%), desdibujándose hasta en su rol de tercera en discordia. Más allá de su 36,53% que obtuvo el decano de Químicas, en el claustro de Graduados los 99 votos de ventaja sobre el oficialismo fueron hazaña.
Posiblemente en este desempeño puedan encontrarse las razones de los curiosos resultados en Famaf, donde impera la voluntad de la decana Mirta Iriondo, y Chiabrando obtuvo un módico triunfo. En la Facultad más chica de la UNC, donde todos se ven las caras todos los días y que formó el trípode de la alianza kirchnerista (junto a Químicas y Filosofía), en docentes Titulares ganó 53 a 32, en Adjuntos 36 a 28 y en Auxiliares, 52 a 15.
Si Iriondo no jugó para atrás, al menos hizo la plancha.

Derecho, impecable
Otra Facultad, grande en este caso, con resultados llamativos pero exactamente inversos, fue Derecho. Se sabe que este coto del yancismo no integra el oficialismo, salvo en términos de yuxtaposición y porque Pedro Yanzi Ferreira conforma la llave ganadora, como vicerrector de Hugo Juri.
Desagregando las unidades académicas que integran el otro trípode, el del oficialismo, esto es Agropecuarias, Económicas y Médicas, con resultados excepcionales, Derecho obtuvo un 71%, con número abrumadores en los tres estamentos docentes: 88% (Titulares), 83% (Adjuntos) y 81% (Auxiliares). Fue un gran debut electoral del decano Guillermo Barrera Buteler que, como se puede ver, le brindó un amplio apoyo a Yanzi Ferreira.
Una lectura adicional, a propósito del gran desempeño de la fórmula oficialista en esta Facultad, avala la actitud conservadora del rector que, pese a algunas herejías del yancismo jugando con Patricia Altamirano en el tramo de Graduados en 2018, decidió repetir la fórmula.



2 Comentarios

Dejar respuesta