Cambiemos se tribaliza: PRO desafía liderazgo de Negri

La centralidad del radical es relativizada por el macrismo. Insisten con la formación de una mesa de diálogo con autonomía para coordinar acciones para la elección nacional.



Por Yanina Passero
[email protected]

En el negrismo no dudan que su referente, el diputado nacional Mario Negri, tendrá un rol central para la elección nacional de octubre y su escala, las primarias abiertas de agosto. En el último acto con militantes radicales, el ex candidato a gobernador de Córdoba Cambia, pidió diálogo y respeto para sanar las heridas abiertas por el proceso de negociación y la paliza electoral que recibieron el pasado 12 de mayo.
“Tenemos que decirnos todo lo que sea necesario, debemos dialogar y escucharnos con respeto para reconstruir los lazos internos, despojados de egoísmos y empeños individuales. Los cordobeses no nos perdonaron haber sido incapaces de ofrecer una alternativa sólida y unificada”, uno de los párrafos medulares de su discurso en el salón del Automóvil Club Argentino.
“Diálogo”, “escucha activa”, “unidad”, son conceptos que sintonizan con el pensamiento del hombre más influyente del círculo que rodea al presidente Mauricio Macri. Su jefe de Gabinete, Marcos Peña, parece que tendrá la responsabilidad de diseñar la estrategia para la reelección que ya dejó entrever sus pilares con el hashtag “defensores del cambio”. Negri integrará la línea de embajadores de esa consigna, aunque a 700 kilómetros de distancia del centro de decisiones, tienen algunas objeciones para hacer.
Antes del fin de semana, el PRO de Capital, comandado por la legisladora Soher El Sukaria, habían anticipado que la mejor herramienta para reconstruir Cambiemos en la provincia era la formación de una mesa de diálogo con referentes de los cuatro partidos que integran la alianza a nivel local.
Las contusiones de los comicios de mayo son visibles aún y recuerdan, al menos a los dirigentes amarillos, que Negri y Héctor Baldassi saldaron primero sus pretensiones para luego rellenar los espacios en las listas con los últimos asociados. Recuérdese que el PRO se sumó a último momento al Grupo Balcarce por orden de la Casa Rosada. En tanto, los radicales Ramón Mestre y Rodrigo de Loredo consolidaron su oferta provincial y municipal con la tradicional Lista 3.
La centralidad de Negri también fue relativizada por el presidente del macrismo en uso de licencia. El diputado nacional por Córdoba del PRO, Javier Pretto, aseguró a Alfil TV que no cree que el rearmado local de Cambiemos “recaiga en una sola persona” y recomendó la formación de una mesa, tal como lo habían hecho sus pares del partido con influencia en la ciudad.
También se refirió a la necesidad de que sean los dirigentes cordobeses quienes protagonicen el armado con miras a lograr la reelección de Macri, a quien definió como “el líder natural del espacio”.
“No tengo dudas que Mauricio será el candidato a presidente del espacio. Será nuestro candidato, salvo que consideremos que sea contraproducente. Incluso, Macri dijo que estaría dispuesto a revisar su posición de ser necesario”, reconoció el exintendente de La Carlota.
Las reflexiones condensan las diferentes posturas que tienen su mayor reflejo en los despachos nacionales. La “línea Peña” confía en que la percepción negativa en alza que rodea a Macri y a su gestión es reversible; pero hay un sector, la “línea peronista” dentro de Cambiemos que aun no descarta de plano la posibilidad de reflotar el “plan V” que tiene como sujeto a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. Incluso, hablan de otras alternativas..
En ese pelotón se encuentran el ministro Rogelio Frigerio o el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, ambos con buena llegada al PRO orgánico de Córdoba.
La disparidad de criterios que se observa a nivel nacional se replica en el escenario local, donde las relaciones entre los miembros de Cambiemos son más complejas. Las necesidades del macrismo cordobés son mayores porque necesita cumplir, en esta oportunidad, un rol de liderazgo para vigorizar el partido.
Pero Negri, Mestre o el titular del Frente Cívico, Luis Juez, también tienen pretensiones personales y para los espacios que lideran. Es poco probable que cada partido de Cambiemos Córdoba asuma el liderazgo de otro por más que el objetivo sea retener el poder central. Sin referencias o centralidades, los socios van camino hacia un funcionamiento tribal, muy similar al que caracterizó al kirchnerismo de Córdoba.



Dejar respuesta