Alternativa Federal cruje; Schiaretti prioriza lista de candidatos

Mientras se suceden las definiciones de los “alternativos”, en el PJ Córdoba apuestan al objetivo de engrosar la representación en el Congreso, con una lista colgada a los eventuales precandidatos presidenciales.



Por Bettina Marengo

Alternativa Federal cruje por las indefiniciones y las necesidades de cada uno de sus dirigentes, pero en el peronismo cordobés aseguran que “está descartado” que el espacio no presente candidatos propios en octubre, aún en el marco de incertidumbre que rodea las negociaciones.
Esta semana, el gobernador de Córdoba Juan Schiaretti se tomará unos días de descanso, luego de una incursión por Buenos Aires donde tropezó con los vaivenes de Lavagna y los tiempos de Massa. Su regreso a la actividad plena estaría previsto para los días previos al cierre de alianzas para las PASO, plazo que se cumple el 12 de junio y que desencadenará el armado de listas para el cierre del 22 de junio. En el ínterin, se esperan los pasos de Daniel Scioli y Marcelo Tinelli, ambos convocados por el gobernador de Córdoba a sumarse al armado de AF.
Más allá de qué candidatos terminen compitiendo en las elecciones primarias de Alternativa Federal, el 11 de agosto, Schiaretti priorizará la lista de candidatos a diputados nacionales del peronismo cordobés. El principal objetivo es engordar la representación de Córdoba en la Cámara de Diputados para fortalecer las chances de las negociaciones políticas de Schiaretti con el gobierno nacional, sea del signo que sea. Este año Córdoba no elige senadores nacionales.
“Nosotros vamos a colgar nuestra lista de diputados en cada una de las listas de precandidatos presidenciales que se presenten en Alternativa Federal”, sostuvo una fuente cercana al reelecto mandatario provincial que habló con Alfil. Ese es parte del acuerdo al que llegaron los peronistas federales hace meses, antes de las elecciones provinciales del 12 de mayo, cuando Schiaretti recibió uno a uno a los referentes del PJ no K, incluido Lavagna.
El fin de semana, en medio de los vaivenes del exministro de Economía, fuentes nacionales de Consenso 19 sostuvieron que era posible un escenario con presencia de listas de diputados por cada precandidato presidencial, algo que fue desestimado en Córdoba.
A fin de año finalizan su mandato los diputados Juan Brugge, de la Democracia Cristiana, y Adriana Nazario, los dos que ingresaron en las elecciones de 2015, cuando Unión por Córdoba se quedó con sólo dos de los nueve diputados en juego para Córdoba, tras haber obtenido el 20% de los votos en ese tramo. Cambiemos sentó a cinco parlamentarios (con el 50% de los votos) y el Frente para la Victoria también ubicó a dos. En ese turno se dio un escenario de tres fuerzas, como habría de suceder este año. En 2017 el PJ cordobés sumó a los diputados Martín Llaryora, Alejandra Vigo y Paulo Cassinerio.
Si bien es prematuro hablar de nombres, la inevitable danza de candidatos comenzó a girar. Carlos Gutiérrez, actual titular del bloque de Unión por Cordoba y legislador electo el 12 de mayo, es uno de los dirigentes mencionados para encabezar la lista. El oriundo de Rio Cuarto es mano derecha de Schiaretti en la Legislatura, y fue mencionado como candidato a vicegobernador en la previa del lanzamiento de la fórmula Schiaretti-Manuel Calvo. Otro nombre que surge a menudo es el del ministro de Educación, Walter Grahovac, aunque también hay versiones que indican que permanecerá al frente de la cartera educativa en el nuevo mandato de Schiaretti. Oscar González, presidente provisorio de la Unicameral, también circula como potencial candidato, aunque el oficialismo evalúa quien comandará junto a Calvo la tropa propia.
Entre las mujeres, aseguran las fuentes consultadas que Claudia Martínez, dirigente del riñón de Alejandra Vigo y actual titular de la Secretaría de Lucha contra la Violencia a la Mujer y la trata de Personas, “va a querer jugar”. Hay que recordar que en las elecciones nacionales de octubre comenzará a regir la nueva ley de equidad de género para los cargos parlamentarios, aprobada en 2017. De tal modo, la representación de mujeres en las listas pasará del 33 al 50 por ciento. Otra dirigente cuyo nombre es mencionado es Nazario, ex pareja del desaparecido José Manuel de la Sota y legisladora electa por Río Cuarto.

¿Camino despejado?
Se supone que el camino puede empezar a despejarse a partir del 30 de mayo, cuando se realice el congreso del Frente Renovador donde Massa va a definir, supuestamente, con qué peronismo juega, si con la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner o con el PJ no K. O si va a insistir con unas PASO abierta a todo el peronismo, algo que lo pondría en la vereda del frente de Schiaretti y de toda Alternativa Federal. El gobernador viene diciendo que AF es “otra fuerza distinta” al kirchnerismo y cerca suyo niegan la posibilidad de un acercamiento de última hora, como pide Alberto F. En cuanto a Lavagna, abrió y cerró puertas en distintos momentos, y sus próximos pasos son una incógnita.
También falta la definición de Scioli, el exgobernador de Buenos Aires que fue convocado por Schiaretti para ampliar el espacio alternativo. Scioli se sostiene por el momento como precandidato presidencial del kirchnerismo, y se viene mostrando con dirigentes y funcionarios de Unidad Ciudadana. Tinelli, en tanto, dijo sentirse “honrado” por la invitación del cordobés.
Mientras tanto, para el PJ cordobés la lista de diputados por Córdoba es la prioridad doméstica número uno. A nivel nacional, dicen, se armará con los que se sumen.



Dejar respuesta