UCR Córdoba va con condiciones

La mayoría de los convencionales nacionales de los distintos grupos internos llevan sus exigencias para votar por seguir en la alianza.



Por Alejandro Moreno
[email protected]

Los convencionales nacionales de la UCR cordobesa analizan cómo pararse frente al debate del próximo lunes por la continuidad o no de la alianza Cambiemos, planteando casi todos ellos exigencias para transmitir al PRO.
El campamento de delegados está dividido en seis carpas: Línea Córdoba (angelocismo) 6; Fuerza Renovadora (nicolacismo) 5; Identidad Radical (alfonsinismo becerrista) 4; Morena (negrismo) 3; Confluencia (mestrismo) 2; Asamblea Radical (alfonsinismo no becerrista) 1. Ramón Mestre intentó que los veintiún convencionales cordobeses vayan a la Convención Nacional con una posición unificada, pero es probable que eso no ocurra. Habrá un último intento el lunes por la mañana ya en Buenos Aires, pero algunos jefes de los delegados sospechan de que Mestre, y por su lado también Mario Negri, tratan de arriarlos y ofrecerlos como propios en el debate nacional. Los resquemores son una consecuencia de la derrota del 12 de mayo, y del traumático proceso anterior.
El mestrismo impulsa un texto que reconoce la necesidad de la alianza Cambiemos, pero que señala, a su vez, una serie de condiciones que la mayoría comparte, aunque no lo hayan firmado.
Los radicales quieren dejar de ser convidados de piedra en la alianza. Piden, para ello, que se tengan en cuenta los principios doctrinarios de su partido, que la coalición pase de ser solo parlamentaria a una de gobierno, en la cual puedan ocupar cargos importantes para la toma de decisiones. Además, el documento del oficialismo partidario plantea también que se deje abierta la chance de ir a una PASO entre la UCR y el PRO en agosto.

Uno en contra
Oficialmente un solo grupo dio a conocer su posición, y es justamente el que rechaza de plano seguir en la alianza. Asamblea Radical, cuya delegada es Noemí Bernabey. El máximo referente del grupo, Sergio Piguillem, expresó que “la Unión Cívica Radical debe sostener una propuesta que impulse la reconstrucción del aparato productivo y el tejido social con una clara impronta progresista y socialdemócrata, y para ello resulta evidente que Cambiemos es una herramienta insuficiente e inapropiada”. “La Argentina –continuó- requiere de un programa que construya puentes para integrar a todos los actores sociales y políticos capaces de confluir en acuerdos mínimos para salir de la emergencia y poner a la Argentina en el camino del crecimiento y el desarrollo con equidad”.

Cinco a favor
Puede descontarse que el trío negrista y la dupla mestrista votarán a favor, con lo que la cuenta cordobesa queda cinco a uno por la alianza. ¿Y los otros quince?

El resto
El sexteto de la Línea Córdoba guarda un estricto hermetismo sobre lo que hará. De tomarse como guía las severas críticas del presidente de la Convención Nacional, el angelocista Jorge Sappia, a la alianza Cambiemos, debería darse por hecho que todos votarán en contra. Sin embargo, nadie quiere confirmar que será así, privilegiando la esgrima por sobre las definiciones. Además, está en duda la presencia de Sappia en las deliberaciones.
La nicolacista Fuerza Renovadora comparte la prudencia. Hace un par de días, el legislador Miguel Nicolás alimentó la hipótesis de que hubo un acuerdo entre Mauricio Macri y Juan Schiaretti para favorecerse a costillas del caos provincial de Cambiemos y de la división del peronismo nacional. ¿Llegará la indignación al nivel de provocar un voto en contra en Parque Norte? ¿O se conformarán con el mal menor?
Finalmente, Identidad Radical es otro núcleo muy crítico de Cambiemos. Uno de los máximos referentes, Dante Rossi, manifestó ayer que la UCR debe “salir” de la alianza con el PRO, aunque uno de sus cuatro convencionales, Fernando Montoya, tiene una postura más flexible.



Dejar respuesta