Belgrano, el presupuesto y la apertura

Desde la dirigencia explicaron, mediante un comunicado oficial, los destinos del reparto del presupuesto, como para contestar a aquellas críticas de un manejo económico austero y sin foco en el fútbol.

Por Federico Jelic

La dirigencia de Belgrano todavía se encuentra en proceso de asimilación del descenso consumado a la B Nacional, y a modo de escudo para morigerar las críticas recibidas, activó planes de comunicación institucional en función de dejar en claro una gestión transparente y responsable. Es que sin piedad golpeó la oposición por el paso en falso en lo deportivo y entonces el mensaje que se busca dar desde el oficialismo es mostrar que a nivel cuentas económicas y responsabilidad institucional, el club está de pie.
Por eso es que, en virtud de la necesidad de apagar rumores y versiones extraoficiales sobre la inviabilidad o el poco criterio en idoneidad a la hora de distribuir los recursos, dieron a conocer mediante un comunicado oficial el destino que se le otorgó al presupuesto, tanto en el proyecto deportivo como en el institucional. Todo un mensaje para el socio.
Que Belgrano tiene muchos empleados, que el plantel superior es austero, que restan cobrar algunos créditos de jugadores, que no hay inversiones, etc. etc., fueron algunos de los argumentos que estuvieron compartiéndose entre los opositores y las redes sociales. En respuesta a estos comentarios, algunos con desdeño, la contestación llegó a tiempo, con algunos datos sorpresivos.

El reparto de la torta
Hay una clara intención de Belgrano de conservar el humor general del socio, como parte del capital fundamental de la institución. Eventualmente, se publican informes en el sitio web oficial con detalles de las transferencias, situación patrimonial del club, condiciones de algunos refuerzos, porcentajes de pases de los jugadores, por ejemplo. En este caso, el protagonista fundamental es el presupuesto.
Uno de los cuestionamientos y, a la vez, eje de discusión en la pasada Asamblea Anual Ordinaria (vale recordar que no fue aprobado por los socios el ejercicio de Memoria y Balance) fue el desconocimiento de los dineros destinados al departamento fútbol. Como descargo principal, este informe remarca que el 90 por ciento de los ingresos se deriva a esa disciplina, tanto la profesional como la amateur y la formativa.
En la distribución de las erogaciones del presupuesto financiero 2018, el cuadro marca que el 77,5 por ciento va dirigido al fútbol. Un 14,5 está comprometido con los asociados al fútbol (administración, socios, impuestos y gastos bancarios, comunicación y marketing más remodelación del estadio, con la nueva tribuna “Cuellar”) y apenas el 8 por ciento figura con las erogaciones no vinculadas al fútbol, en tareas como la Escuela de Fútbol y otros deportes, tienda de indumentaria oficial, la Casona de Alberdi (restaurante), el predio social y la comisión de Cultura.
El desembolso del dinero de la actividad fútbol se lleva casi la totalidad del presupuesto. Esto llega en respuesta al opositor Santiago Montoya, quien reclamó el criterio de los destinos con relación al plantel profesional, y solicitó airadamente imitar la postura de Defensa y Justicia, cuya economía va dedicada al fútbol en más del 85 por ciento. Y con opuestos resultados deportivos.
En ese sentido, el gráfico enseña que al plantel profesional se destina un 63,8 por ciento del reparto, un 15,8 por ciento en juveniles y en sostener la cantera; un 6,6 por ciento en el predio deportivo y un 13,8 en el ítem “otros”, que incluye gastos de partidos de local (4,9 por ciento), Alberdi y su estructura (2,2 por ciento) más gastos de transferencias (6,7 por ciento).
En total, entre plantel superior, juveniles y otras actividades, Belgrano cuenta con 1828 atletas que desarrollan su vocación en la institución. Claro está, dentro de esa exposición, deja en claro su función política y social, con algunos mensajes de contención como finalidad incondicional a su naturaleza de club: “El nivel de egresos informados en esta primera parte da cuenta de que, si bien el Club contiene otros deportes, en lo absoluto se desvían fondos hacia estas actividades en detrimento del fútbol. Desde hace años, fomentamos la participación social, cultural y polideportiva, porque es el espíritu del CAB y de los clubes en general a lo largo de más de un siglo de historia. Un niño en el club, es un niño menos en la calle”.

Los empleados, la polémica
Dentro de la guerra sucia, en la oposición siempre marcan la cantidad de empleados que sostiene el club en relación de dependencia, con más de 320 en total, y una inminente necesidad de recortes, que provocarán futuros juicios a la entidad. En el escrito, deja en claro que actualmente, con algunas bajas como en la secretaría técnica (desmantelada por completo), quedó una planta de 241 trabajadores. “Otro aspecto que queremos compartir con nuestra masa societaria está referido a la estructura que tiene la institución para su sostenimiento cotidiano. Como se observa, de los 241 trabajadores, sólo el 40% cumple funciones a tiempo completo, el 44% lo hace a tiempo parcial y el resto lo hace de manera eventual, por ejemplo, durante los partidos de local. En la actualidad, estamos realizando una reestructuración en las áreas, acorde a las nuevas necesidades y los objetivos deportivos. En este ítem, es fundamental aclarar que ningún miembro de la CD cobra un sueldo. El trabajo de dirigente, que conlleva mucha responsabilidad y tiempo, es 100% ad honorem, tal cual lo establece el Estatuto”.
¿A qué viene esto? Es para brindar una sensación de transparencia y, a la vez, de diferenciarse de Talleres, entidad que rara vez explica los egresos e ingresos de su balance contable, y en cada transferencia de algún jugador, a modo de rompecabezas, no hay cifras del todo claras o, mejor dicho, invitan a la confusión.



¿Y Rigoni?
El socio Federico Lazcano Colodrero enfatizó, en la denuncia penal contra la comisión directiva, algunas omisiones o, mejor dicho, supuestas irregularidades por la venta del volante Emiliano Rigoni de Independiente al Zenit de San Petersburgo en casi 10 millones de euros. Al “Pirata” le correspondía la mitad de esa cifra, y dentro del prorrateo final, percibió una cifra menor. Según entendió Lazcano Colodrero, hoy enfrascado del lado de Montoya, hubo perjuicio con la anuencia de los directivos. La contundente respuesta de la dirigencia fue: “(…) sobre la transferencia del jugador Emiliano Rigoni, el Sr. Fiscal de Instrucción Dist. I, Turno IV, Dr. Rubén Caro, ha notificado a esta CD la aceptación del cargo y designación del perito contable oficial, quien deberá expedirse sobre los puntos de pericia requeridos por la Fiscalía”.
En definitiva, el oficialismo, con el presidente Jorge Franceschi a la cabeza, se pone a disposición del socio, buscando la aprobación del ejercicio de memoria y Balance en la Asamblea Extraordinaria como objetivo inmediato. Mientras que en tiempos pasados la gestión fue un tanto cerrada o, mejor dicho, en silencio sin tantas respuestas, ahora muestra otra cara, más diplomática, buscando paraguas protector en función de que le aliviane la presión en la venidera B Nacional.



Dejar respuesta