PRO ya se decidió: quiere que Pretto encabece Diputados

En el macrismo insisten con que Cambiemos debe presentarse unido en las elecciones de octubre, aunque esperan liderar la campaña legislativa con uno de los pioneros del partido de Mauricio Macri en Córdoba.



Por Yanina Passero
[email protected]

El PRO quiere protagonizar su propia reconstrucción, pese a que los seduce el liderazgo del radical Rodrigo de Loredo, el único dirigente que puedo mostrar un pequeño capital electoral después de la sangría de ex aliados de Cambiemos, el pasado domingo.
La experiencia reciente les enseña que otra “pausa” electoral significaría declarar en vía de extinción la construcción de los últimos siete años. En este turno, varios de sus más destacados dirigentes tienen la misión de ocultar su ego herido para llevar agua hacia la compulsa más importante, la de octubre.
La senadora Laura Rodríguez Machado; la presidenta del PRO Capital, Soher El Sukaria y el titular de la Comupro, Oscar Tamis, negociaron en desventaja con Mario Negri y Héctor Baldassi, la fórmula de Córdoba Cambia. Como a los conductores actuales del partido, Nicolás Massot y Darío Capitani, los aguarda un nuevo proceso electoral con un duelo interno en proceso. Pero como están imposibilitados de explorar en otras canteras (deberán trabajar para la consigna “Macri, presidente”), no tienen más remedio que hacerlo en el marco de la unidad.
En los próximos meses nadie podrá dudar para quién trabajará el macrismo. La aclaración es pertinente porque se confirmaron los pronósticos: el partido de Macri en Córdoba no se autoexigiría para sentar a Luis Juez en el despacho principal del Palacio 6 de Julio. Parece que, esta vez, la faena nacional se apoyará en históricos del espacio. Al menos, así lo dejaron entrever sus pretensiones varias fuentes del llamado PRO orgánico.
Javier Pretto, el presidente del partido en uso de licencia, es el sindicado por varios de sus colegas como el hombre que tiene que encabezar la lista de diputados por Córdoba. Su par en la Cámara Baja, Massot, habría asumido como compromiso personal trabajar para que el dirigente levante su perfil partidario de cara a lo que se viene.
Pretto se batió a duelo con Baldassi en 2016, momentos después de que se hablara de la “ola amarilla” como un fenómeno nacional. El ex árbitro internacional trató de disputarle la conducción del partido. La campaña interna fue sucia y no escapó a las habituales denuncias por presunta corrupción.
El famoso ganó la primera batalla contra los exucedeístas y pioneros del PRO local. Pretto abandonó la conducción partidaria, las tareas de armado político/electoral, para dedicarse a su tarea de legislador nacional y sus nuevas funciones en la Secretaría de Relaciones Parlamentarias.
La designación de Pretto en la comisión de Juicio Político fue celebrada en la casona que alquilan a la Ucedé como una reparación por la supuesta injusticia cometida. La política es ingrata, se suele escuchar con frecuencia.
Como sea, y hasta que llegue el momento de definiciones, Pretto se mostrará cauto. Serán sus compañeros de bancada los responsables de abonar el terreno para conseguir liderar la boleta legislativa. Se sabe que de esos liderazgos dependerá la reconstrucción real del PRO Córdoba después de octubre.
El enojo de Frizza
Si bien a Pretto se le recomendó mantener el perfil bajo, su par en el Congreso, Gabriel Frizza, fue el responsable de ponerle los puntos a la referente de la Coalición Cívica, Elisa Carrió.
“El insulto nunca puede ser el camino. Este exabrupto habla mucho más de quien lo pronunció, que de su destinatario. Mi solidaridad con Nicolás Massot, amigo, colega y referente entre los diputados del PRO, a quien sí reconozco liderazgo y seriedad”, tuiteó el exintendente de Jesús María.
Ayer, el presidente del bloque PRO de la Cámara de Diputados y su compañera de interbloque tuvieron un fuerte entredicho, que incluyó un insulto de la legisladora, mientras se realizaba la sesión en la que se debatía el proyecto sobre financiamiento de los partidos políticos.
Según pudo reconstruir la prensa parlamentaria a través de testigos del episodio, Carrió conversaba con una persona y al advertir que pasaba Massot dijo: “Sabía que eras pícaro, pero no tan hijo de puta”. Ante ello, Massot se acercó y le preguntó: “¿Cómo me dijiste?”. Carrió entonces repitió: “Hijo de puta”.
El diputado por Córdoba le contestó: “A mí no me faltes el respeto. Sos una irresponsable, estás destruyendo todo, sos la responsable del desastre de Córdoba”, en referencia a la elección del pasado domingo donde los candidatos radicales -uno de ellos Mario Negri, apoyado por Carrió- fueron derrotados por el peronista Juan Schiaretti.
El cruce fue presenciado por los diputados peronistas mendocinos Pedro Rubén Miranda y Omar Félix y por la radical de Evolución Carla Carrizo, que intentó, en vano, tranquilizar a Massot.



Dejar respuesta