Las exportaciones crecerían 15% y se concentrarían en emergentes

Las operaciones al exterior sumarían este año unos US$70.000 millones. El 70% del total van a países en vías de desarrollo pero todavía queda margen para seguir creciendo en ese segmento.



Para este año se pronostican US$70.000 millones de exportaciones gracias a la normalización climática (además de otros motivos, como la superación del atraso cambiario o la mejor demanda de algunos mercados/clientes). El año pasado, las ventas externas crecieron 5% (llegaron a US$ 61.621 millones), lo que implica que comenzaron a recuperarse después de un tiempo de estancamiento; aunque también que han crecido menos que en la mayoría de los países de la región, que exhiben alzas de dos dígitos porcentuales.
Un trabajo del consultor Marcelo Elizondo indica que una característica de la matriz argentina es (desde hace ya algunos años) el mapa de destinos: las exportaciones dirigidas a países emergentes en 2018 sumaron US$ 43.069 millones (casi 70% del total) mientras que las que fueron a los desarrollados llegaron a 18.551 millones (30% del total).
Brasil fue el primer destino para las exportaciones argentinas (recibió exportaciones por 11.303 millones) seguido de China: el segundo destino (4.217 millones). Y después, en la lista de destinos, se destacan Vietnam, que fue cuarto destino (2.102 millones); Argelia, que fue quinto (1.726 millones); India que fue séptimo (1.603 millones); Indonesia que fue undécimo (1.284 millones); Paraguay, el decimosegundo (1.254 millones); Uruguay el decimotercero (1.228 millones) y Perú, el decimocuarto (1.170 millones). Así, entre los primeros quince destinos, que suman 60% del total de exportaciones, 9 son emergentes (entre esos quince, además, hay seis desarrollados: Estados Unidos, el tercero; Holanda, el sexto; España, el octavo; Canadá, el noveno; Suiza, el décimo e Italia, el decimoquinto.
Una cuestión relevante y para observar es la aparición como destinos destacados de mercados que no lo eran hace algunos años: Vietnam (cuarto), Argelia (quinto), India (séptimo) están entre los diez más relevantes. Más abajo, Indonesia y otros latinoamericanos y entre los 20 principales Egipto, Malasia y Arabia Saudita.
En materia de regiones o continentes el más relevante como destino para exportaciones argentinas es Sudamérica (recibió US$ 19.566 millones, 31% del total) y después de este subcontinente surgen el asiático (US$15.846 millones: 25% del total), dentro de la cual se destaca Asia Pacífico (a la cual en 2018 se exportaron US$ 11.362 millones: 18,5% del total).
El año pasado las operaciones a Asia superaron las que se dirigieron al Mercosur (que absorbió 11.261 millones) y también fueron mayores que las enviadas al continente europeo (que recibió 11.870 millones, el 19% del total). En la misma línea puede resaltarse que las ventas a los países de Asia Pacifico superaron holgadamente -por más de US$2.100 millones – a las exportaciones dirigidas a la Unión Europea (US$ 9.219 millones); o incluso las de África (US$ 4.563 millones de) fueron mayores que las destinadas a cualquier país del mundo a excepción de Brasil.
Hace apenas cinco años Brasil recibía exportaciones por un valor 50% mayor que el actual y que triplicaban las exportaciones a China -cuando hoy solo las duplican-; mientras -a la vez- en 2013 la participación de mercados latinoamericanos era mayor en la lista de principales destinos (Chile era el cuarto y Venezuela el quinto); pero en ese tiempo había solo un país asiático entre los primeros 10 destinos (hoy hay tres) y aparecían solo dos asiáticos entre los primeros 15.
En aquel momento las exportaciones a África representaban el 6,5% del total y hoy son un punto porcentual mayor (7,5%). Como ejemplo de una mudanza paulatina de mercados, se destacan también hoy las mayores importancias de India, Vietnam y Argelia y las menores de algunos países europeos como destino de exportaciones argentinas
Para Elizondo el crecimiento esperado de las exportaciones argentinas (algo por encima del 15%), debería exacerbar esta tendencia hacia los emergentes, en la medida en que las agroexportaciones serán el principal motor (muchas van a países como China, India o Vietnam), sumado a que Brasil mejorará sus compras desde Argentina (su economía comenzó a recuperarse y se espera 2,5% del alza de su PBI) y que las economías emergentes crecerán 4,5% según el FMI, contra 3,5% de crecimiento esperado del producto mundial (entre los de mayor alza esperada están India, Hong Kong, Lituania, Singapur o Taiwán).



Dejar respuesta