Llaryora abre casting para gabinete (busca staff plural)

El intendente electo buscar armar un equipo de cuadros políticos, con técnicos especializados en distintas áreas que le permitan cumplir con el objetivo de “ordenar la casa”, como repitió en las últimas horas.



Por Yanina Soria
[email protected]

Después de la noche de lujo y euforia que vivió el domingo pasado el peronismo cordobés, con el arrasador triunfo de Juan Schiaretti y el batacazo electoral de Martín Llaryora en la ciudad, arranca una nueva fase en Hacemos por Córdoba.
En el caso del gobernador, si bien el próximo 10 de diciembre asumirá su tercer mandato, se trata del segundo periodo consecutivo con lo cual, a los efectos prácticos, no se esperan grandes cambios y retoques sino más que una profundización de la línea de gobierno que ya viene desarrollando.
En cambio, un mundo nuevo por descubrir le espera al PJ en la Municipalidad de Córdoba.
Por primera vez desde el regreso de la democracia, un peronista de pura cepa desembarcará en el Palacio 6 de Julio sucediendo nada más ni nada menos que a una gestión radical, lo que supone en términos políticos, una mudanza absoluta.
Y si bien tanto la administración saliente como a la entrante les esperan largos meses de transición, la complejidad que significa armar un equipo de cero para llenar un organigrama que hoy cuenta con unos 450 cargos políticos, le exigirá al flamante ganador un arduo trabajo. Vale recordar, por cierto, que una de las promesas de campaña del sanfracisqueño fue justamente la reducción del staff político.
De cualquier modo, el armado del próximo gabinete lo obliga a ampliarse a Llaryora porque con su estructura interna no le alcanza.
El actual diputado nacional buscar armar un equipo de notables, con técnicos especializados en distintas áreas que le permitan cumplir con el objetivo de “ordenar la casa”, como repitió en las últimas horas. Además porque en el plan de gobierno que imagina, algunos cargos serán ponderados por lo que la demanda de personal jerarquizado será aún mayor.
Si bien la vara de gestión que deja Ramón Mestre es baja dicen desde el PJ, en el diagnóstico de ciudad del que partieron para realizar la campaña, Córdoba se encuentra en “estado de abandono” y su recuperación llevará tiempo y demandará mucho esfuerzo, argumentan.
Esto, según advierten desde el peronismo, sin haber auditado aún los números finos de la gestión que hacen anticipar que el panorama real pueda ser aún peor.
De allí que a Llaryora lo obsesiona la idea de contar con un equipo de cuadros políticos en las primeras y segundas líneas de su gobierno que estén a la altura de la circunstancia. Y aunque todo indicaba que el hecho de contar ahora con un nuevo ducto de poder como es la Municipalidad la fila de interesados en formar parte del gobierno sería muy larga, la realidad es otra.
Muchos de los dirigentes más preparados de Capital ya ocupan lugares en la lista de concejales y legisladores, mientras que en la otra usina donde se podría buscar que es el propio Gobierno provincial, no a todos les interesa descender al Palacio 6 de Julio. Lógico. La Municipalidad de Córdoba es desde hace años una brasa caliente que pocos quieren agarrar.
Lo cierto es que el casting de funcionarios ya comenzó (más allá de que no habrá confirmaciones de nombres hasta dentro de varios meses) y no se limitará sólo a bucear dentro del propio peronismo. El elenco municipal podría completarse con figuras que no provienen de la política, y sí pertenecen por ejemplo, al mundo del empresariado, los colegios profesionales y hasta de la propia Universidad Nacional de Córdoba.
La idea de Llaryora de conformar un equipo surtido que combine perfiles técnicos con dirigentes políticos de las distintas corrientes internas del PJ Córdoba, aseguran, no pondrá en riesgo sus planes políticos. Sobre todo porque su mesa chica, donde se tomarán las decisiones, seguirá siendo la misma, aseguran.
Desde el llaryorismo dicen que su jefe tiene en claro cuál es el horizonte y remarcan la autonomía que tendrá para moverse independientemente del Panal.



3 Comentarios

  1. Debe empezar por sacar de circuito a los coimeros, que dejan seguir a las grandes cadenas de hipermercados cuando no cumplen con lo mínimo indispensable en salubridad. Que termine con los empresarios arreglados para no clausurar sus negocios.

  2. RECUPERAR EN PRIMER LUGAR EL MIRADOR DE LA CIUDAD DE CÓRDOBA AV SABATTINI AL LADO DE LA EX FÁBRICA DE CALZADOS LUCAS TREJO Y TODOS LOS ESPACIOS VERDES .PLAZAS CEDIDOS ESPURIAMENTE..POR LAS ADMINISTRACIONES MUNICIPALES
    ..ABRAZOS Y MUCHAS BENDICIONES.

  3. La campaña y las promesas ahora deben gobernar para hacer en un ciydad debastada por mas de 40 años.
    Lo dicho para ahora que van a saber ya estan aflijando y comienzan a decir con lo qus se van a encontrar, que no tienen para cubrir cargos, que si van a poder hacer
    Esos tienen los politicos burgueses que tienen como apoyo la oligarquia.
    Bueno ahora y desde ya lo digo. La ciudad continuara y hasta puede profundizarse los mismo problemas que existen hasta hoy, ellos son:
    Transporte, educacion, salud, didpensarios sin insumos, hospitales vacios, calles rotas, iluminacion precaria, etc etc.
    Esto cosas desde ya lo dicen.
    No esperemos nada solo palabrerias

Dejar respuesta