Furia negrista contra Massot

Lo acusan de ser el responsable de la mala estrategia electoral de Cambiemos



Por Alejandro Moreno

El concejal Héctor Carranza, de filiación negrista, le apuntó ayer al personaje más impopular en el campamento negrista: el diputado nacional Nicolás Massot, a quien responsabilizan como primer accionista en la crisis de Cambiemos.
Cuentan los que acercan sus oídos a los lamentos de Mario Negri que el entrerriano no sale de su asombro por las maniobras de Massot, que colaboraron exitosamente para el desmembramiento de la alianza Cambiemos en la provincia de Córdoba y el facilitamiento, en consecuencia, de la reelección del peronista Juan Schiaretti.
Dicen que Negri recuerda con amargura que cuando Massot pasó por momentos complicados en la Cámara de Diputados, donde conviven, él lo ayudó a superar las torpezas. Por ello, le duele a nivel personal que el macrista haya torpedeado (así lo ve) la posibilidad de que sea el único candidato a gobernador por Cambiemos.
Massot, el bahiense que llegó a diputado nacional por Córdoba, apostó fuerte por Rodrigo de Loredo como candidato a intendente y, con ese plan, también por Ramón Mestre para la Gobernación.
Negri viajó a Buenos Aires después de la derrota del domingo para acompañar el velorio del diputado Héctor Olivares, asesinado a balazos en la zona del Congreso. Guarda silencio, pero no algunos de los dirigentes radicales de su sector.
El concejal Héctor Carranza calificó a Massot como el “desarmador” de Cambiemos, negándole así por el contrario el título que el macrista se adjudica.
“Massot es el desarmador de Cambiemos en Córdoba”, dijo Carranza. “Es el mayor responsable de Cambiemos y quien más insistió en unificar la elección de la Capital con la Provincia”, estrategia que visiblemente perjudicó las chances de conservar la Municipalidad de Córdoba en manos radicales.
“Su mejor aporte debería ser el silencio”, afirmó.

Jure, contra Mestre
Mientras tanto, el ex intendente de Río Cuarto, Juan Jure, ahora legislador electo por la coalición Córdoba Cambia, cuestionó a Mestre y sostuvo que las elecciones del domingo demostraron que Negri debía ser el candidato. Negri obtuvo el 18 % y Mestre el 11 %.
“La política no es una actividad individual, es colectiva. Está bien que todos tengamos aspiraciones pero hay un punto determinante: la construcción política no es un hecho aislado o personal, es colectivo”, reflexionó.
El riocuartense declaró que “ hay veces que uno puede gritar mucho y no se da cuenta que termina gritando en el desierto, donde no hay demasiados que están dispuestos a escuchar”.
“Hay que repensar y pensar lo que se ha hecho mal y lo que no se supo hacer, porque esto no es una cuestión de caprichos o voluntad. Hay que juntarse, discutir y plantear objetivos pero creo que la política no es una actividad personal, mezquina o caprichosa porque sino los resultados son estos”, remató.



Dejar respuesta