Schiaretti esquiva a Macri (desmarque del plan consenso)

El cordobés dijo que no forma parte del proceso de discusión nacional impulsado por la administración de Cambiemos.



Por Yanina Soria
[email protected]

Cumpliendo a rajatabla su máxima premisa, el gobernador de Córdoba y candidato por su reelección, evitó ayer referirse al escenario nacional en el último tramo de la campaña provincial.
Juan Schiaretti ya había avisado que hasta el 12-M su prioridad política sería la provincia mediterránea por lo que, al menos públicamente, desaceleró su participación en el armado del peronismo federal con miras a los comicios de agosto primero y luego octubre, y pausó la agenda de visitas de los presidenciables que -desde comienzo de año- desfilaron por el Panal.
El cordobés es una pieza clave en ese engranaje nacional que trabaja en un espacio justicialista no-K y que pretende convertirse en una tercera opción que rompa con la polarización electoral entre Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner.
Por el hecho de no estar anotado en esa carrera, de ser el peronista que gobierna la provincia más grande y de estar a punto de imponerse en las urnas, según dicen desde el Centro Cívico, con una victoria abrumadora, Schiaretti es reconocido por sus pares como en el gerente de Alternativa Federal. La plana mayor lo está esperando para comenzar a delinear la estrategia final. Suponen que tras los comicios, el cordobés retomará la línea nacional sobre la que venía trabajando.
Mientras tanto, el gobierno macrista activó un plan de gobernabilidad basado en un gran acuerdo nacional impulsado con distintos sectores y vertientes políticas.
Desde Balcarce 50 hablan de un consenso sobre diez puntos que el oficialismo busca negociar para asegurar un marco de previsibilidad política que se extienda más allá de las elecciones de octubre. Ayer, la administración de Mauricio Macri comenzó con el envío de las cartas firmadas por el presidente que pretende recoger adhesiones sobre un propuesta “abierta, estamos dispuestos a escuchar aportes”, dicen desde la Rosada.
La carta fue enviada a Cristina Fernández de Kirchner, Daniel Scioli, Miguel Pichetto, Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Roberto Lavagna, todos ellos con aparentes pretensiones de competir por la presidencia de la Nación.
Pero también, a los gobernadores de las 24 provincias, autoridades de las Iglesias Católica y Evangélica, la CGT, y el sector empresario.
Mientras algunos dirigentes del PJ nacional ya comenzaron a sentar posición respecto al convite de Macri, el gobernador cordobés se mostró esquivo.
Ayer, en un recorrido por la ciudad de Villa maría, Schiaretti fue consultado por los medios locales respecto a la convocatoria presidencial. Categórica fue su respuesta: “No me han convocado porque han llamado a los candidatos a presidente, tengo entendido”.
Respecto a si espera recibir la invitación el lunes próximo después de los comicios provinciales, el mandatario insistió en que no especulará sobre eso y que “deben opinar los que fueron convocados; yo no debo interferir en ese proceso de diálogo. Es un proceso del que no soy parte”.
Desde el Centro Cívico leen con total lógica política los dichos de su jefe. “¿Porqué debería el gobernador querer ser parte del plan de salvataje político para Macri, cuando la Nación no sienta ni siquiera a sus socios para discutir la política nacional?”, reflexionó un encumbrado dirigente del PJ cordobés.
Schiaretti vive en Córdoba uno de los momentos de mayor consolidación política mientras que, paradójicamente, el gobierno nacional no logra repuntar y la imagen del presidente cae. De allí que el jefe del PJ Córdoba busca desmarcarse del líder del PRO, más aún, en la recta final de la campaña provincial.

Sobre su salud
Por otro lado, el gobernador Schiaretti buscó ayer apagar los rumores en torno a su estado de salud luego de que en los últimos días desde los medios nacionales se hablara de una supuesta intervención quirúrgica programa para unos días después de las elecciones y en el exterior.
Ayer, desde la ciudad cabecera del departamento General San Martín dijo: “Yo estoy 100 puntos mas IVA y no me voy a operar ni siquiera una uña encarnada”. “Es evidente que hacen rodar estas versiones aquellos que utilizan métodos de campaña sucios. Todos tenemos que saber que cuando se echan a rodar este tipo de versiones sobre alguien que dirige una provincia, genera zozobra”, agregó. Además, calificó esos supuestos rumores como “bajezas” que aparecen en la campaña por parte “de algunos quieren ver si consiguen algún voto más”, sentenció.



Dejar respuesta