Negri pidió hablar de “los vivos”: busca zafar del efecto Carrió

Reclamó a Schiaretti que de explicaciones sobre temas de la agenda provincial

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Mario Negri, el candidato a gobernador de Córdoba Cambia (el Cambiemos trunco), levantó ayer el perfil después del dolor de cabeza que le provocó su aliada Elisa Carrió con su torpe frase “gracias a Dios que murió De la Sota”. El radical disidente trató, lógicamente, de reencauzar la discusión de la campaña electoral contra Juan Schiaretti.
En una entrevista con Cadena 3, Negri admitió el error de Elisa Carrió y destacó que la diputada pidió disculpas, pero reclamó que en la campaña se hable de “los vivos”, en relación al gobernador/candidato del peronismo.
Negri advirtió que la polémica en torno a las declaraciones de Carrió es útil para el peronismo porque consigue poner el foco en la oposición, y no en el oficialismo como es lógico en cualquier campaña electoral.
Respecto a De la Sota, señaló que “he sido un férreo opositor, y también lo acompañé en los momentos difíciles”, como en la huelga policial del 2013.
“No hablamos de los vivos, que se pueden defender”, cuestionó. Negri ha reclamado debatir a Schiaretti, y como todos los opositores observa que el gobernador/candidato desarrolla la estrategia de no rozarse con sus rivales e incluso con el periodismo.
Para Negri, la provincia de Córdoba experimenta “el mayor atraso institucional que haya conocido”, y criticó en ese sentido a la boleta única por entender que es una “sábana trucha” que confunde a la gente.
“Los vivos tienen que hablar” de la corrupción y del narcotráfico, reclamó el candidato de Córdoba Cambia.
“Nunca hubo una obscenidad tan grande: la concentración de poder, la discrecionalidad, la forma en que se evaden los temas”, puntualizó Negri. Y comparó a De la Sota con Schiaretti, diciendo que aquel “tuvo más respeto por la sociedad, la oposición y las instituciones”. “Ahora hay extorsión y miedo”, aseguró.
Para riesgo de Negri, ayer Carrió regresó a Córdoba y ratificó que se quedará incluso la semana que viene, mientras que la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal postergó su visita a la provincia, aunque en medio de salutaciones al candidato del PRO.
“Estoy contento con el apoyo de dirigentes como Carrió, Larreta o María Eugenia Vidal, quien recién habló conmigo para decirme que reprogramemos su visita y para darme su respaldo. Ellos ven que muchos cordobeses estamos luchando por una provincia que se ponga de pie”, manifestó.
Negri también habló de la situación económica nacional: “Hay un clima de mucha vulnerabilidad que se vive. Se conjugan muchos factores. Hay dos novias que nos acompañas desde siempre: el riesgo país que significa desconfianza y la inflación que demuestra inmadurez, un enemigo al bolsillo de la gente”.

Mestre
Por su parte, el candidato de la UCR, Ramón Mestre, señaló que “como integrante de Cambiemos ve con preocupación que haya dirigentes que expresen que se quieren ir con Lavagna”. “Yo quiero un Cambiemos más fuerte, que cumpla con las promesas de 2015 que no llegó a cumplir”, pero insistió con que el presidente Mauricio Macri “se debe dejar ayudar”.
Además, el radical ratificó su objeción a que dirigentes nacionales vengan a Córdoba a respaldar a Negri. “No contribuye que algunos que tengan grandes responsabilidades estén acá, en vez de tratar de hacerse cargo de lo que se tienen que hacer cargo en sus diferentes provincias o en el Congreso de la Nación”, cuestionó.