Se jubilan UPC y Cambiemos Córdoba con distintas liquidaciones

En las elecciones del domingo próximo se presentan por última vez estas herramientas electorales. El PJ mutó a Hacemos por Córdoba y la alianza amarilla se quebró y es una incógnita a futuro.



Por Bettina Marengo

El domingo próximo caducará la marca Unión por Córdoba con las elecciones que se celebrarán en un puñado de municipios del interior. El 12 de mayo, cuando se elija gobernador, debutará la nueva herramienta electoral del PJ, bautizada Hacemos por Córdoba. Además de cambiar un sustantivo por un verbo, esta marca incluye a nuevos socios como el Partido Socialista y el Gen, cotizados por los nombres de sus jefes nacionales Hermes Binner y Margarita Stolbizer, y por la estrategia nacional del jefe del espacio, Juan Schiaretti.
Ese mismo día, el 28 de abril, la marca Cambiemos también podría jubilarse como opción electoral provincial, porque Cambiemos Córdoba quebró como marca local y es una incógnita lo que sucederá en las elecciones futuras. Además, las listas de las localidades del interior cerraron antes de la ruptura entre Ramón Mestre y Mario Negri. El embrión de Cambiemos fue concebido en esta provincia, que luego le dio los votos suficientes a Mauricio Macri para convertirse en presidente de la Nación. Hoy, ni Negri ni Mestre llevan el nombre que supo ser imbatible en la provincia.
Las localidades más importantes donde se vota el 28 de abril son Cosquín, Santa Rosa de Calamuchita y Oliva. También hay elecciones en Colazo, Lucio V. Mansilla, Villa Las Rosas, Villa del Prado, Santa Eufemia, Bengolea. En Comechingones y otras localidades más pequeñas se oficializaron listas únicas.
El viejo Unión por Córdoba se retira y aunque como sello no lo hará con los buenos resultados del 14 de abril pasado, buscará festejar por interpósita persona, por ejemplo en Cosquín.
Por lo pronto, los sondeos previos y las especulaciones de medios locales indican que el peronismo podrá festejar en Santa Rosa de Calamuchita y en Lucio V. Mansilla, Santa Eufemia y Villa Las Rosas.
En la ciudad del folclore y cabecera del departamento de Punilla el escenario es particular. Tiene ventaja para retener el cargo el actual intendente Gabriel Musso, que lidera la alianza Proyecto Cosquín, fuerza integrada por el Partido Socialista, Libres del Sur y el radicalismo representado por el defensor del Pueblo, Mario de Cara. Musso es aliado provincial del gobernador Juan Schiaretti y local de la UCR. Un eventual triunfo del actual intendente será motivo de festejo del PJ provincial.
En esta localidad, Cambiemos Córdoba no se presenta como tal y de hecho juega una lista del PRO, que ranquea sin grandes chances de la mano del candidato Miguel Ángel Díaz.
El PJ puso en oferta la histórica lista 2, con la candidatura de Raúl Cardinelli. Pese a la alianza del peronismo provincial con el socialismo en el frente Hacemos por Córdoba, la conducción partidaria en manos de Carlos Caserio no bajó la lista pejotista, donde juega el peronismo kirchnerista con la camporista Gabriela Estévez y el legislador provincial Martín Fresneda. Con expectativas de meter algún concejal y tener una alegría propia, los referentes K están trajinando los caminos a la ciudad punillense.
En tanto, el kirchnerismo no peronista se presenta con Lisandro Lícari en la lista Fuerza Cosquín, coalición liderada por el Partido Solidario. Las encuestas posicionan bien a Lícari, con quien viene trabajando el referente de provincial del Partido Solidario, Eduardo Fernández.

Oliva, una incógnita

En Oliva, el ex juecista y actual jefe del Comupro (ente de intendentes del PRO), Oscar Tamis, termina su tercer mandato como intendente y va por el triunfo de su delfín Javier Prenna, actual secretario de Gobierno. Tamis y Prenna representan la alianza Juntos por Oliva, donde convergen el PRO, Frente Cívico y sectores de la UCR. Tamis intentó convertirse en legislador provincial por la lista 3 que a nivel provincial encabeza Ramón Mestre, pero quedó afuera y tuvo que conformarse con ser candidato a convencional constituyente para la redacción de la Carta Orgánica olivense, una vieja deuda de la clase dirigente de la localidad ubicada a la vera la vieja ruta 9 sur. Si bien no hay encuestas confiables y se habla de una ventaja del oficialismo, los comicios de Oliva aparecen como los menos previsibles del lote del 28 de abril en cuanto al resultado. El escenario de fragmentación y lo oferta de cinco listas puede o no favorecer al oficialismo. Además, algunos sondeos marcan la existencia de un 10 por ciento de indecisos a pocos días del cierre de campaña.
En Oliva tampoco funciona el sello Cambiemos. La UCR se presenta por tercera vez con el actual concejal Octavio Ibarra, que salió segundo en las elecciones de hace cuatro años.
Unión por Córdoba lleva al delasotista y hoy schiarettista Gustavo López, que está haciendo campaña con la figura del gobernador. Sin embargo, pese a algunos chisporroteos, Tamis y su candidato Prenna hoy cultivan una buena relación con El Panal.



Dejar respuesta