Comicios estudiantiles, signados por elección rectoral

La compulsa por bancas en el Consejo Superior y los Consejos Directivos sucederá en simultáneo que la primera votación directa de rector y vicerrector.



Mientras la mayoría de las cámaras apuntaban a la oficialización de listas de rector y vicerrector para la primera elección directa de este tipo en la UNC, los estudiantes presentaban las listas que competirán por los escaños de su claustro en el Consejo Superior y los Consejos Directivos de las Facultades.
Como cada año, los estudiantes elegirán a sus representantes, quienes ocupan un tercio de las bancas de los órganos de gobierno universitarios. En esta oportunidad, la elección estudiantil coincidirá con los comicios rectorales. Los estudiantes votarán en la misma mesa y al mismo tiempo, pero en dos boletas distintas, por sus representantes y por la máxima autoridad unipersonal de la UNC.
La compulsa estudiantil tendrá a seis listas disputándose las diez bancas en juego del Consejo Superior, en un esquema que replica el escenario de la última elección (algo poco frecuente en el muy cambiante tablero estudiantil).
Asimismo, casi todas las listas tienen un posicionamiento claro con respecto a los tres candidatos que competirán por el sillón principal del Pabellón Argentina. Con un peso del 34,5 por ciento en la definición del próximo rector, el desempeño de las listas estudiantiles importa mucho a los candidatos.

Las alineaciones
Seis agrupaciones y alianzas oficializaron listas de candidatos para el Consejo Superior. Una de ellas es la lista Reforma, compuesta por Franja Morada y sus aliados, que actualmente ocupan cinco de las diez bancas del Consejo Superior. Otra es Estudiantes por la Universidad Pública, integrada por los kirchneristas de La Bisagra, El Módulo, La Cámpora y La Quince, que obtuvieron el segundo puesto y tres bancas en 2018.
En la lista Avanzar confluyen Movimiento Sur y La Mella, quienes defenderán la banca que hoy ostentan. De la misma manera lo hará Jóvenes por Córdoba, alquimia electoral conformada por el Movimiento Nacional Reformista (MNR) y agrupaciones que tributan al peronismo cordobés (UEU y otras).
Sin presencia en el Consejo Superior pero con consejeros en distintas Facultades, también competirán el Frente Estudiantil de Izquierdas, versión universitaria del FIT que integran las vertientes estudiantiles del Partido Obrero, el PTS y la Izquierda Socialista, y la lista del MST – Nueva Izquierda, única agrupación que no concurre en alianza.
La candidatura a la reelección de Hugo Juri, por la coalición Somos, contará con el apoyo de dos listas estudiantiles: Reforma y Jóvenes por Córdoba. Gustavo Chiabrando, candidato rectoral por Vamos, tiene el aval de Estudiantes por la Universidad Pública. Patricia Altamirano, candidata de Avanzar, cuenta en sus filas a los estudiantes de Avanzar.
El Frente Estudiantil de Izquierdas ha decidido abstenerse de la compulsa rectoral, al no contar con un candidato afín al cual apoyar. En distintas Facultades, las agrupaciones de este frente se han opuesto a candidatos locales de cada una de las tres formaciones rectorales.
Con respecto al MST – Nueva Izquierda, aún no se conoce su estrategia para la contienda electoral. Si bien sus posiciones de izquierda podrían empujarla a adoptar una posición similar a la de la versión estudiantil del FIT, es menester recordar que su máximo dirigente partidario, Raúl “el Gato” Gómez ocupa nada menos que el vicedecanato de Psicología, habiendo compartido fórmula con Altamirano apenas un año atrás.

Ciencias Médicas, campo de batalla.
Al repasar la lista de candidatos al Consejo Superior, uno puede encontrar a algunos de los principales alfiles estudiantiles que hoy recorren Ciudad Universitaria. Algunos de ellos ya ocupan poltronas en el recinto de Baterías D, mientras que otros aparecen por primera vez en las listas.
Llama la atención una coincidencia entre aquellos que encabezan las candidaturas. Las listas Reforma, Estudiantes por la Universidad Pública y Jóvenes por Córdoba han optado por colocar en el primer lugar de la boleta a sendos estudiantes de la Facultad de Ciencias Médicas.
Juan González Camacho (Franja Morada), Sol Domínguez (La Bisagra) y Candela Amatti (MNR) comparten como unidad académica de pertenencia a una de las Facultades en las que más estudiantes participan de la votación estudiantil.
En cambio, Avanzar optó por Tomás Battaglino, estudiante de la Facultad de Filosofía y Humanidades, en lo que podría entenderse como un intento de la armada altamiranista por hacer mella en la unidad académica K por excelencia de la Casa de Trejo.



Dejar respuesta