UCR logró debate obligatorio, pero Llaryora no debatirá

Ante un quórum heterogéneo y con votos del olguismo, el oficialismo logró imponer el debate obligatorio, pero Llaryora no debatirá. El apoderado del PJ Capital explicó que el 12-M regirá el Código Electoral Provincial (no el municipal), que es “ridículo” pretender modificar las reglas de juego cuando ya comenzó el cronograma electoral, y recordó que Baldassi eligió no debatir en 2017.



Por Felipe Osman

Rodrigo De Loredo lo pidió y Ramón Mestre lo logró (en menos de 24 horas). El radicalismo llevó ayer al Concejo Deliberante un proyecto para modificar el Código Electoral Municipal y, ante un quórum heterogéneo en el que no faltaron colaboradores externos pasa suplir a compañeros de bloque ausentes, el debate obligatorio entre (todos) los candidatos a intendente quedó convertido en ordenanza. Pero el PJ no se siente aludido. “El 12 de mayo regirá el Código Electoral Provincial, no el municipal”, afirman.
El Concejo sesionó ayer con 17 ediles. Uno más que el mínimo indispensable fijado por la Carta Orgánica de Córdoba para formar quórum. Entre estos 17 faltaron varios concejales de Juntos por Córdoba: Juan Negri, Héctor Carranza y Aníbal de Seta. Es decir, dos partidarios de la candidatura de Mario Negri (y Luis Juez) y un hombre del PRO orgánico, que aunque se siente más cerca de Rodrigo de Loredo tiene instrucciones de jugar con Córdoba Cambia. Precisamente por eso sorprendió el apoyo de María Eugenia Terré a la iniciativa radical.
Pero para suplir estas bajas, el oficialismo contó con el apoyo del olguismo y el quórum que facilitó el siempre atento Marcelo Pascual y -sorpresivamente- María Eugenia Reales. Los votos afirmativos de Martín Llarena y Josefina Almada son completamente explicables. Su mentora, Olga Riutort, quiere debatir. La presencia de Pascual no sorprende, en varias ocasiones el edil ha prestado su voto o su asistencia para contrarrestar deserciones dentro de la bancada oficialista. Que Reales –a quien se suele contar dentro de Apec, partido que cerró un acuerdo provincial con Hacemos por Córdoba- haya bajado ayer al recinto es al menos curioso.
Pero aunque el radicalismo logró modificar el Código Electoral Municipal incluyendo el debate obligatorio, desde el PJ aseguran que la modificación no surte efectos para la elección del 12-M y que su candidato seguirá la estrategia preestablecida. “No vamos a debatir, los que quieren forzar el debate son los que no están en la agenda de la gente”, afirman.
Juan Manuel Cid, apoderado del PJ Capital, explicó que el actual intendente sabía, desde el momento en que decidió pegar los comicios municipales a la elección provincial, que el 12-M regiría el Código Electoral Provincial, supliendo a la legislación municipal. Los cambios incluidos en la normativa de la ciudad quedarían entonces sin efecto para los próximos comicios.
Por otro lado el dirigente peronista calificó de “ridícula” la intención de cambiar las reglas de juego cuando el cronograma electoral ya se encuentra en marcha y que los comandos de campaña de Héctor Baldassi vetaron la participación del entonces candidato a diputado en cualquier debate previo a las legislativas de 2017.
Finalmente, allegados al equipo del sanfrancisqueño vertieron dudas acerca de que el debate pueda siquiera organizarse en tan poco tiempo.



Dejar respuesta