Negri reprochó a Macri falta de apoyo: lo calificó de “pijotero”

El candidato de Córdoba Cambia sufre el desplante de la Casa Rosada

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Con el estilo campechano que lo caracteriza, Mario Negri realizó una confesión que parece una exhibición de malestar porque el jefe de Cambiemos Mauricio Macri, le quitó su apoyo, semanas atrás, para la carrera por la Gobernación de Córdoba.
“Ha sido medio pijotero”, dijo Negri al descalificar el apoyo de Macri, durante una entrevista concedida a radio Mitre. “A mí no me ha apoyado, tampoco; vino acá y sobrevoló Córdoba rápido”, recordó.
Un pijotero es un amarrete, un tacaño, según la acepción local de la palabra.
Negri tuvo indudablemente el respaldo de Macri hasta que Ramón Mestre se negó a bajarse pese a la presión de los operadores de la Casa Rosada, y la derrota de cualquiera de los dos se volvió inevitable frente a Schiaretti. Macri estuvo en Córdoba y cuando le preguntaron por la división de Cambiemos en la provincia, colocó a ambos candidatos en el mismo lugar y aseguró que no se comprometía con ninguno.
Es discutible si el retiro macrista del escenario provincial puede ser bueno o malo, desde el punto de vista electoral, para Negri, pero es evidente que a la campaña de Córdoba Cambia le faltan recursos económicos.
El entrerriano intentó restarle importancia al retroceso del “pijotero”, pero lo hizo hablando de la soga en la casa del ahorcado. “Con los despioles que hay en el país, con la inflación, estamos esperando un paquete a ver si se alivia, ir y decirle: mirá, te vengo a hablar por el tema de la interna… no”, afirmó. “Acá hay que ganársela por la propia”, agregó.
De todos modos, rescató el dato de que la Nación ha sido muy generosa con el gobierno de Schiaretti, a diferencia de lo que ocurría durante el período kirchnerista.
“Obviamente que a pesar de las dificultades, el presidente a Córdoba le ha dado lo que no le ha dado nadie”, enfatizó.
Si no fuera por Macri, sostuvo, “Córdoba estaría en serias dificultades, porque le dio 240 mil millones de pesos que le fueron correspondiendo”.
“Schiaretti quería sacarse selfies con Macri; cuando Macri empezó a andar un poquito mal se pasó a opositor y arregló con el kirchnerismo, aunque esconda la lista, pero la lista está llena de los muchachos de Cristina”, acusó.
Negri se propuso polarizar con Schiaretti ignorando a Mestre: “o van a las bodas de plata ellos, o cambiamos nosotros”.
En el camino, dejó una denuncia demasiado fuerte como para no haber precisado a quién o a quiénes se refería: “en veinte años el peronismo, adentro de los partidos políticos y adentro del radicalismo, ha tenido franquicias, como esas heladerías que ponen kioskos adentro. Eso me indigna. Uno puede ganar o perder, lo que no se puede es estar en tu casa pensando como ganarle a otro, y con el que estás conversando trabaja para el otro”. La frase fue confusa y el periodista pidió más claridad, que no llegó. Solo recalcó que “el peronismo genera condiciones, tentaciones”.

En Villa María
La campaña llevó a Negri a Villa María, donde criticó el fuero anticorrupción creado por el peronismo en 2004. “Dicen que no tienen nada que ver con el kirchnerismo, pero la verdad es que en Córdoba nunca se investigó nada”. “Voy a eliminar el fuero anticorrupción para terminar con la impunidad, y para que cualquier fiscal pueda investigar a los funcionarios públicos que cometieron delitos”, continuó.
“Hubo hechos escandalosos que quedaron en la nada. La Central Pilar que hizo Electroingeniería costó 26 mil millones de pesos más de lo presupuestado. Córdoba es el único lugar del mundo en que Odebrecht no fue investigada. Hacer obras está bien, pero que se hagan con transparencia y honestidad”.



1 Comentario

Dejar respuesta