En defensa propia, UCR no llamaría a Convención Nacional

Mientras un sector de la UCR contempla la posibilidad celebrar la Convención Nacional en los próximos meses, para reafirmar su continuidad dentro de Cambiemos, Ramón Mestre deslizó en una conversación informal con Alfil TV que la Convención tal vez no se realice: hacerlo –entiende- podría crear las condiciones objetivas para una ruptura del partido.



Por Felipe Osman

El electrocardiograma de la alianza Cambiemos (a nivel nacional) no permite, desde hace ya algunos meses, un diagnóstico de gran estabilidad. La tensión entre sus componentes centrales –UCR y PRO- es constante, crece junto a los indicadores macroeconómicos que auguran un futuro –cuanto menos- complejo para el país y recrudece con los sondeos de opinión que reflejan caídas en la imagen de Mauricio Macri.
Por si esto fuera poco, a la alianza aún le falta trasponer un meridiano trascendental: el 12-M. Porque si el diagnóstico de Cambiemos no es promisorio, menos lo será después de que coseche los frutos de haber implosionado en Córdoba, distrito en el que logró el mejor desempeño electoral de todo el país apenas cuatro años atrás.
En este marco no han sido pocas las voces que se han levantado dentro de la UCR pidiendo –con diferentes intensidades- mayor protagonismo dentro del espacio que lidera el presidente de la nación, que desde su llegada a la Casa Rosada redujo la participación de su socio a un rol casi testimonial.
Buena parte del radicalismo no se siente, por ello, responsable de los descalabros económicos que atraviesa el país y demanda formar parte de la toma de decisiones. Otra parte de la UCR, además de no sentirse responsable de la política económica macrista, ya ha perdido todo interés en permanecer dentro de Cambiemos y estudia otros horizontes para 2019.
La instancia de la que debe esperarse un pronunciamiento orgánico del partido al respecto no es otra que la Convención Nacional Radical, pero, ¿llegará?
Dirigentes encumbrados dentro de la UCR disienten al respecto. El gobernador jujeño Gerardo Morales, representante del sector que muestra mayor afinidad con el presidente, abriga la esperanza de que la Convención se celebre en las próximas semanas y que se pronuncie a favor de sostener la alianza con el PRO.
Pero otros dirigentes de peso dentro del radicalismo piensan distinto. Jorge Sappia, presidente de la Convención Nacional, ha expresado en más de una oportunidad que la “vida útil” de Cambiemos ya está agotada, que la UCR debería integrar un frente amplio junto a otros espacios y admite haberse reunido en más de una oportunidad con Roberto Lavagña.
Federico Storani, vicepresidente segundo de la UCR, se ha expresado de manera similar, explicando que “no sería una locura” que el radicalismo abandone Cambiemos para unirse a un frente con el ex ministro de Economía k.
El pasado sábado, en una conversación informal con Alfil TV, el intendente de Córdoba Ramón Mestre deslizó incluso la posibilidad de que la Convención Radical termine por no celebrarse. El razonamiento es lúcido.
Si conviven en el radicalismo posiciones tan contrapuestas respecto de cómo debe conducirse el partido en su relación con el PRO y, trascartón, existe una situación de gran complejidad en el escenario económico nacional en la cercanía de los próximos comicios, celebrar la Convención podría significar crear las condiciones objetivas para que se produzca una ruptura no ya de la alianza, sino del propio partido radical.
Por otro lado, si la Convención no se celebrara, nadie infringiría un mandato orgánico del partido si decidiera apartarse de la alianza.
Al margen de este razonamiento, el actual intendente y candidato a gobernador explicó que su posición es la de permanecer dentro de Cambiemos pero, desde luego, exigiendo al PRO un mayor protagonismo para la UCR dentro de la alianza.

Plaza España
Durante la entrevista concedida por el radical a Alfil TV se abordó el tema del nudo vial Plaza España. En tal oportunidad Mestre explicó que aunque durante su ejecución se habían topado con ciertos contratiempos imposibles de predecir, la obra se inaugurará en Julio. Además, se dejarán enterrados los cimientos para realizar un segundo cruce bajo nivel cuando el tránsito en la zona lo torne necesario.



Dejar respuesta