Votan 119 localidades y se esperan pocas sorpresas

La mayoría son ciudades y comunas gobernadas por radicales que separaron elecciones de las provinciales y le escaparon, sin saberlo, al cisma de Cambiemos Córdoba.

El domingo se vota en 119 localidades de Córdoba, la mayoría con gobiernos radicales y en la mayoría probablemente gane el oficialismo. Son los municipios y comunas que decidieron no pegar las elecciones a las provinciales del 12 de mayo y que, sin saberlo, le esquivaron a la ruptura de Cambiemos en Córdoba. El número real de ciudades y comunas donde se eligen autoridades no es 127, como informó la Justicia Electoral de Córdoba, sino 133, según calculó el diario digital Córdoba Interior Informa. Pero en varias de ellas se consagraron listas únicas, por lo que habrá elecciones reales en 119.
Una característica de esta fecha es que será la penúltima vez que el oficialismo provincial se presente con la alianza Unión por Córdoba, que se mantendrá hasta los comicios del 28 de abril, cuando elegirán autoridades ciudades como Cosquín, Oliva, Santa Rosa de Calamuchita y otro centenar. A partir de allí, el PJ irá con la nueva designación Hacemos por Córdoba que creó para enfrentar el turno electora provincial del 12 de mayo. Lo mismo sucede con los sellos Juntos por Córdoba o Cambiemos, ya que la presentación de los candidatos en las localidades fue previa al quiebre provincial y a la constitución de las candidaturas a gobernador de Ramón Mestre y de Mario Negri. En el caso del kirchnerismo, en la veintena de localidades donde cuentan con candidatos van con listas propias, con el sello del Partido Solidario (una de los sellos del espacio K) o incluidos en una oferta con peronismos locales no oficialistas.
El recorte parcial de las localidades que votan (mayoría radical, por las razones que mencionamos arriba) y por las características de los electorados en juego, relativiza la posibilidad de que el domingo pueda leerse como un test electoral, aunque los beneficiarios festejen, provincialixen o nacionalicen resultados.

Festejos: quiénes y dónde
Uno de los pocos lugares donde podría festejar el gobernador Juan Schiaretti es Saldán, donde es altamente probable que gane el actual intendente peronista, Cayetano Canto, que además es vicepresidente de Racing, club de los amores del mandatario provincial. De hecho, está previsto que Schiaretti vaya a esa ciudad a las 19 horas del domingo.
Gran parte de la atención está puesta en Sierras Chicas y puntualmente en la ciudad de Villa Allende, la más grande de todas en las que se vota. El intendente macrista Eduardo Romero intentará su reelección y la mayoría de las encuestas dicen que tiene posibilidades, aunque con números más ajustados que cuatro años atrás. El golfista obtuvo el 45% de los votos en 2015 y los últimos sondeos lo ubican en torno al 35%. Romero cuenta con el respaldo explícito del gobierno nacional (con visitas de funcionarios y videos junto a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y la ministra Patricia Bullrich). Si gana el domingo, aunque se trate de una ciudad de 28 mil habitantes, algunos hablan de la visita de Vidal, pero otros aseguran que Mauricio Macri no se perdería de nacionalizar en persona el triunfo de un candidato completamente amarillo en una “pequeña Córdoba”.
Las chances del radical “independiente” Martín Ambort (que aunque es más cercano a Mestre, se mostró equidistante de la pelea con Negri), que se presenta con Avancemos Villa Allende, y del peronista Héctor Colombo, son menores según las encuestas. El radical ex intendente intentó, dos meses atrás, armar una alianza junto a peronistas y kirchneristas (que no juegan en esta localidad), pero no lograron un acuerdo para la candidatura a intendente.
Una de las dudas en Villa Allende es si el electorado de los 15 barrios privados que tiene la ciudad, que representan el 35% del padrón, se inclinará por el PRO o se recostará en otra opción. Los encuestadores recuerdan que años atrás, quien ganaba el populoso barrio Polinesia, tenía la elección. Hoy eso ya no rige. Un dato concreto es que Schiaretti no se ha mostrado junto a Colombo (que ya fue derrotado en 2015 por Romero) en toda la campaña. En política, nada es casual.
En Mendiolaza, el intendente Daniel Salibi busca su sexto mandato consecutivo. Si se recuerdan los números de hace cuatro años, al radical no le sobra nada. Salibi ganó en 2015 con 160 votos de diferencia sobre el segundo y quedó políticamente golpeado. Ahora, con el peronismo dividido entre Tomás Grunhaut y Nicolás Martínez Dalke, se avizora una elección de cuasi tercios.
Fuera de del valle de las Sierras Chicas, la segunda ciudad más importante donde se vota el domingo es Deán Funes, donde se presentan nueve listas. El actual intendente Raul Figueroa (Vecinalismo) busca la reelección, mientras que el ex jefe comunal Alejandro Teijeiro (Compromiso Ciudadano) intenta recuperar el gobierno. Ambos, Figueroa y Teijeiro, están imputados por delitos de administración irregular. Encuestas locales sindican a la única mujer que se presenta para la Intendencia, Carina Moyano del viejo MID de Arturo Frondizzi, como posible batacazo de la jornada.
En tanto, en Juárez Celman, podría volver a ganar la radical Myriam Prunotto, una intendenta que quedó muy cuestionada por su rol en el desalojo de las 400 familias de barrio Parque Nueva Esperanza.
Además, se vota en Salsipuedes, Huinca Renancó, Vicuña Mackena, General Cabrera, Pilar, Capilla del Monte, Villa del Rosario, Malvinas Argentinas, Villa de Soto y Morteros, entre otras.



Dejar respuesta