Baldassi cumple agenda PRO y confraterniza con heridos

El candidato a vicegobernador de Córdoba Cambia y el macrismo parecen dispuestos a dejar en suspenso las escaramuzas del pasado para enfocarse en lo que importa: sumar adhesiones para la elección y mantener la estructura firme para la búsqueda de la reelección de Macri.

Por Yanina Passero
[email protected]

El candidato a vicegobernador de Córdoba Cambia, Héctor “La Coneja” Baldassi, se mantuvo alejado de la interna radical que protagonizó su compañero de fórmula, Mario Negri, con el rival por la Lista 3, Ramón Mestre. Como buen alumno de los popes de la Casa Rosada siguió sus consejos. Sólo se permitió un único placer pre-electoral: aliarse con el diputado nacional cuando el PRO orgánico -que meses antes lo había ungido como su referente provincial- estaba a punto de cerrar con el titular del Palacio 6 de Julio.
Observó cómo los dirigidos por el monzonista Nicolás Massot intentaban colarse, a último momento, en la negociación de las listas legislativas del entonces llamado Grupo Balcarce. Las nóminas diseñadas para la compulsa de Cambiemos prevista para el 17 de marzo dejó a varios heridos del macrismo que, caída la puja, se ilusionaron con mejorar su posición.
Negri, Baldassi y Juez lideraron la repartija que apenas se corrigió una vez confirmada la ruptura de Cambiemos y su expresión en dos listas. El PRO se quedó sin la candidatura a la viceintendencia; a la presidenta del partido en Capital, Soher El Sukaria, peleando por la banca departamental con Alejandra Vigo (Hacemos por Córdoba) y el radical y actual secretario privado de Mestre, Mariano Font; a la liga de intendentes amarillos (Comupro) afuera de toda pulseada y concentrados en contener el daño en el interior profundo; también, a los jóvenes, con reclamos por la exclusión.
La lista se completa con fugas dramáticas: renunció el vicepresidente del PRO, Andrés Díaz Yofre, con fuertes críticas. El concejal Abelardo Losano promete llevarse algunos votos para apuntalar su apuesta municipal, ahora desde la lista del periodista Alberto “Beto” Beltrán que, a su vez, completó la fórmula provincial con Eugenia Gordillo, presidenta del centro vecinal de Barrio Güemes y secretaria de la seccional 10 del macrismo. El intendente de Marcos Juárez, Pedro Dellarossa, ofreció el remate al ponderar al gobernador Juan Schiaretti como el referente más importante de la política argentina
En medio de este tendal, Baldassi se había mostrado atento a los menesteres de la campaña proselitista y al margen de los fuegos cruzados, pese a que varios de los nombres de la lista militaron alguna vez en su línea interna.
Ahora bien, Baldassi y el macrismo parecen dispuestos a dejar en suspenso las escaramuzas del pasado para enfocarse en lo que importa: ganar la elección.
Claro que el ex árbitro internacional no piensa en la supervivencia del macrismo orgánico aunque seguramente le interese mostrar trabajo interno de cara al objetivo mayor como lo es la reelección del presidente Mauricio Macri. Por su parte, los pioneros del partido a nivel local trabajan para que la explosión de Cambiemos y los timonazos de la estrategia electoral nacional para Córdoba no arrastren años de construcción política clásica.
Con diferencias, pero coinciden. El fin de semana, Baldassi escuchó la catarsis de los Jóvenes PRO que observaron como parte de su estructura migró hacia otros espacios. Luego de los descargos correspondientes, recorrieron la ciudad de Villa Allende, bastión macrista que dirige Eduardo “El Gato” Romero y que tendrá elecciones el próximo domingo.
Pero la nutrida agenda que desarrolló el compañero de Negri con El Sukaria llamó la atención, en especial, de los que saben que entre las dos líneas del macrismo no hay piel. Ayer, la legisladora diseñó la agenda que incluyó mates con vecinos la ciudad, entrevistas con una cooperativa de taxistas y un relevamiento de necesidades en Villa El Nailon.
“Hubo muy buena onda”, graficó un asesor. En momentos de encuestas dudosas, cada aliado es necesario. Ya habrá tiempo para repartir culpas.