Schiaretti busca limar festejos radical-PRO el 14-A

Con el convencimiento de que podrá arrebatarle algunos municipios a los oficialismos actuales, el peronismo tiene al propio gobernador sponsoreando a muchos candidatos del PJ en el interior.

Por Yanina Soria
[email protected]

El próximo domingo será una jornada de gran relevancia política en el calendario electoral cordobés de este año.
Claro, después del 12 de mayo que concentrará los comicios a gobernador, intendente de Capital y más de 200 municipios del interior, el 14 de abril será el segundo gran día de espesura electoral ya que más de un centenar de gobiernos locales llevarán a sus vecinos a las urnas para elegir a los jefes comunales por los próximos cuatro años.
Si bien quienes convocaron a la elección despegada del súper domingo de mayo son, en su mayoría, administraciones gobernadas por la UCR y el PRO (vecinalistas en menor medida) que no quisieron quedar atrapados en la interna que provocó la ruptura de Cambiemos, el peronismo se entusiasma.
Es que en el Centro Cívico, con el fixture y calculadora en mano, creen que las esquirlas del divorcio aliancista pueden beneficiarlos también (y sobre todo) en el interior y se dispone a jugar fuerte con sus representantes.
El propósito es cantar victoria en algunos puntos donde creen tener margen para dar el batacazo. Entre ellos apuestan a localidades como Villa Allende, Mendiolaza, Capilla del Monte, Malvinas Argentinas, Morteros, Monte Buey, por mencionar algunas.
Concretamente, además de poner a todos los caciques departamentales trabajando full time en sus territorios, el propio gobernador Juan Schiaretti salió a sponsorear a los candidatos de Hacemos por Córdoba y Unión por Córdoba, como quedó denominada la alianza en muchos lugares.
Schiaretti grabó un video institucional genérico que luego se personaliza con el nombre del candidato y localidad, en donde pide directamente el voto de los vecinos para la oferta local peronista el próximo 14 de abril.
Y en el caso de algunos lugares donde la expectativa es mayor, filmó unos spots junto a los propios aspirantes como es el caso del peronista que busca quedarse con la conducción de Monte Buey o Inriville, sólo por mencionar algunos.
En el primer caso, el candidato es Pablo Massei, hijo del influyente ministro de Gobierno y armador político del interior cordobés, Carlos Massei, quien a su vez es candidato por el departamento Marcos Juárez. En el caso de Inriville, allí el peronismo impulsa a una joven funcionaria, Julieta Aquino, sub secretaría de Programas Sociales de la Provincia de Córdoba.
Schiaretti estuvo el fin de semana en el departamento Marcos Juárez inaugurando obras de pavimentación en distintas localidades, ocasión en la que aprovechó para destacar la inversión provincial, aún en distritos no gobernados por el PJ, como la propia ciudad cabecera del departamento.
Por otro lado, el flamante candidato a vicegobernador, Manuel Calvo, visitó Villa Allende y en su rol de secretario de Comunicaciones y Conectividad acompañó a Héctor Colombo en el tramo final de la campaña a la intendencia en un acto que se llevó a cabo en Villa Golf Eventos. También estuvo Tomás Grunhaut, candidato oficialista de Mendiolaza y el legislador provincial Carlos Presas.
Por ser justamente el departamento Colón una de las principales aspiraciones electorales del PJ el próximo domingo, el compañero de fórmula de Schiaretti dijo: “el departamento Colón fue uno de los más beneficiados en obras de infraestructura, que supusieron una inversión total, para toda la provincia, de más de 5.150 millones de dólares. Son obras que quedan para las generaciones futuras”. Además señaló que ya se han puesto en marcha planes ambiciosos como el de las 25 mil viviendas, uno de los caballitos de batalla en la campaña de Hacemos por Córdoba.



Dejar respuesta