Habilitado (por ahora) Llaryora debutó con elogios a Martí

El diputado nacional en uso de licencia se lanzó ayer y, por primera vez, habló como candidato por la Capital. Dijo que seguirá la receta del ex intendente radical “para sacar la ciudad del estado de abandono en que se encuentra”. Horas después, la Justicia Electoral Provincial lo autorizó para competir el 12-M.



Por Yanina Soria
[email protected]

Martín Llaryora debutó finalmente como candidato capitalino. Si bien su nombre para encabezar la fórmula municipal fue blanqueado con la presentación de las listas de Hacemos por Córdoba a mediados de marzo, hasta ayer el diputado nacional había elegido el silencio. Sólo se mostraba en actos y recorridos institucionales pero nunca había manifestado públicamente su intención de competir por el poder municipal. De esa manera, según justifi caban desde el Panal, el diputado nacional seguía bien posicionado en las encuestas y evitaba la confrontación con sus adversarios políticos achicando cualquier margen de riesgo político de cara al súper domingo electoral de mayo.
Sin embargo, ya casi sobre la recta final de la campaña y justo cuando su candidatura quedó judicializada, el sanfrancisqueño con intención de gobernar la ciudad de Córdoba irrumpió en la escena local. Fue el protagonista del acto que el PJ montó ayer en el hotel Quórum donde, frente a toda la dirigencia, militancia capitalina y las principales espadas del PJ Córdoba, Llaryora se lanzó y adelantó los principales lineamientos sobre los que construirá su relato de campaña mientras corran los tiempos proselitistas. Entre ellos, plantó la idea de armonizar las políticas municipales con la provincia “para recuperar, ordenar y desarrollar la capital de Córdoba”. Se lo vio escénicamente cómodo y con un discurso sólido que fue por la positiva, más allá de algunas críticas sutiles que por elevación tuvieron como destinatario al radical Ramón Mestre. El peronista decidió elogiar y ponderar la gestión municipal de Rubén Américo Martí: “Llegué a Córdoba en el `92…cuando Córdoba era otra, la Córdoba que innovaba en todo, la Córdoba gobernada por Martí”. “Vamos a profundizar su camino”, siguió al mencionar que, si el PJ desembarca en el Palacio 6 de Julio, seguirá parte de la receta del “intendente verde”. En un escenario ultra moderno –hay que decir que el típico cotillón PJ ya es cosa del pasado y que la tradicional marcha justicialista fue reemplazada por canciones que celebran la vida interpretadas por Axel o Diego Torres, por ejemplo- el oficialismo cordobés buscó mostrar cohesión entre todos sus sectores y un perfecto amalgamiento entre sus dos principales apuestas para la compulsa municipal: LlaryoraDaniel Passerini. Dos dirigentes bien PJ, con experiencia en gestión, pero “extranjeros” a los ojos de la oposición. La dupla necesita dar señales de fortaleza y armonía política no sólo frente a sus adversarios sino también hacia adentro del peronismo donde, en verdad, muy pocos imaginaban que está sería la fórmula definitiva. Por eso, ayer hubo elogios para Passerini –el más aplaudido del auditorio- no sólo del propio Llaryora sino de la diputada y candidata a legisladora por el principal distrito electoral de la provincia, Alejandra Vigo. La jefa política del PJ Capital dio garantías de que desde ese lugar trabajará para complementar la labor municipal del dueto masculino. Los tres oradores reconocieron al gobernador Juan Schiaretti como el “gran hacedor” de Córdoba y ratificaron su liderazgo dentro del peronismo provincial. Por supuesto que también hubo párrafos destinados a recordar y reconocer al tres veces gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota. Frente a Schiaretti, su candidato a vicegobernador Manuel Calvo, la primera candidata a legisladora Natalia de la Sota, a todos los aspirantes a concejales, parte del gabinete y autoridades partidarias, Llaryora adelantó algunas de las propuestas que tiene para la ciudad. Entre ellas, habló de generar medio centenar de espacios públicos nuevos, la construcción de 50 kilómetros de bicisendas, la colocación de 35.000 luminarias led, la construcción de 1.000 refugios en las paradas de colectivos y colocación de 1.000 cámaras de seguridad. Además, prometió reducir un 25 por ciento la planta política de la Municipalidad de Córdoba.

Habilitación provisoria

El vicegobernador en uso de licencia se mostró eufórico ayer y aventuró festejos en el búnker de Hacemos por Córdoba para el próximo 12 de mayo. Sin embargo, recién horas después del acto de lanzamiento, la Justicia Electoral Provincial (como era presumible) lo habilitó para postularse como candidato a intendente tras la impugnación realizada por los apoderados de la alianza que promueve la candidatura de Luis Juez. Vale recordar que, días atrás la Junta Electoral Municipal (también de manera previsible) había resuelto aceptar la impugnación a la postulación del diputado nacional, al considerar que no cumple con el requisito de residencia de cuatro años exigido por la Carta Orgánica municipal para ejercer esa función. El camino de la judicialización aún no terminó y, seguramente, encontrará destino final en el Tribunal Superior de Justicia ya que los candidatos de Córdoba Cambia apelarán en las próximas horas la resolución provincial frente a la Cámara Contencioso Administrativa.



Dejar respuesta