Negri con modelo ’98: apunta al bolsillo (rebaja 25% luz)

Como cuando De la Sota prometió una reducción del 30 % de los impuestos, el candidato de Córdoba Cambia pretende ganar el centro de la escena electoral.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Mario Negri parece haber encontrado lo que tanto cuesta diseñar en una campaña electoral: una promesa concreta que sea fácil de recordar y cuyo cumplimiento repercutirá directamente en el bolsillo del votante. El candidato de Córdoba Cambia dijo que rebajará el costo de la factura de la luz en un 25 %.

Para la elección de gobernador de 1998, el peronista José Manuel de la Sota lanzó la promesa de una rebaja impositiva del 30 %, que tuvo un fuerte efecto electoral (logró derrotar al radicalismo por primera vez desde 1983). Luego, el paso de los años fue modificando el perfil impositivo de la provincia, al punto que la oposición denuncia que la presión es una de las más altas del país, pero en aquel trance electoral del 20 de diciembre de 1998, el anuncio del candidato peronista resultó muy ventajoso. Negri viene denunciando los aspectos que considera malos o muy malos de las sucesivas administraciones peronistas , pero le faltaba una acción positiva. Ayer, en una entrevista en Cadena 3 soltó lo que espera sea su caballito de batalla para el 12 de mayo: los cordobeses, si Negri es gobernador, tendrán una rebaja en la factura de la luz. El candidato de la alianza PRO, Frente Cívico y Coalición Cívica-ARI apuntó a un servicio que es muy cuestionado por los usuarios por su calidad y por los continuos aumentos de la tarifa de EPEC (Empresa Provincial de Energía de Córdoba).

EPEC es un problema para el gobierno, y Juan Schiaretti encaró una reducción de gastos salariales que, para la oposición, es insuficiente. “Vamos a bajar hasta un 40 % el precio que EPEC les cobra a los cordobeses por distribuir la energía eléctrica y eso repercutirá en una rebaja del 25 % en la tarifa”, aseguró Negri. El radical dijo que eso será posible porque la empresa se “administrará con honestidad, con capacidad, con absoluta transparencia y con estrictos controles por parte del Estado”. Tarifa cara “Los cordobeses pagan, en promedio, una tarifa superior en un 40 % a la media del país como consecuencia de una pésima administración de EPEC, por descontrol en los gastos y pésimas decisiones de inversión y financiamiento”, acusó. Negri puntualizó seis medidas para lograr su objetivo: eliminar los gastos irrazonables e inexplicables; la revisión integral del cuadro tarifario; establecer mediante ley los criterios para subsidiar la tarifa social eléctrica; beneficiar a los comercios y a las pymes imposibilitados de pagar; fuerte impulso a la generación distribuida con apoyo del Banco Córdoba y una administración totalmente transparente. EPEC -informó- “acumula un déficit anual superior a los 3.200 millones de pesos y una deuda de 14.000 millones entre lo que debe a Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico) en concepto de energía, y los créditos que tomó para construir la Central Pilar, entre otros conceptos”. Por ello, sostuvo que “EPEC hoy existe por el apoyo del gobierno nacional”, y remarcó que en diciembre de 2015 la Nación condonó la deuda de 5.400 millones que acumulaba con Cammesa, y que en 2017 se emitió un bono de 100 millones de dólares para pagar una nueva deuda generada en menos de un año. Sin embargo, advirtió que hasta fines de 2018, la empresa volvió a acumular pasivos por 2.777 millones, deuda que fue cancelada con un préstamo que la Nación otorgó a la provincia. “Se llegó al extremo de emitir un bono de la provincia con garantía de coparticipación para pagar la energía al Mercado Eléctrico Mayorista (MEM)”, recalcó.



Gastos

Respecto de los gastos “irrazonables”, señaló que “dilapidaron más de 250 millones de pesos en el alquiler de centros de atención al cliente que abrieron y cerraron en menos de dos años; gastaron 200.000 dólares para inaugurar un centro de atención al cliente en Carlos Paz; pagaron cenas en hoteles al personal jerárquico a razón de 2.065 pesos por persona; celebraron contratos de coaching para el personal jerárquico por 158 millones, además de otros innumerables y millonarios contratos de servicios, de mantenimiento, de consultorías y de publicidad totalmente injustificados; otorgaron millonarias sumas en concepto de Bonificación Anual por Eficiencia (BAE) a funcionarios de la planta jerárquica y a personal no comprendido en el escalafón”.