Mestre (contra Negri) criticó a los que “viven de la política”

Sin nombrarlo, contraatacó porque lo habían acusado de tomar la doble candidatura



Por Alejandro Moreno
[email protected]

Ramón Mestre (UCR) no nombró a Mario Negri (Córdoba Cambia), pero en el radicalismo todos saben de qué se trata el dardo envenenado que disparó. Después de todo, podía esperarse una respuesta luego de que el domingo el negrismo agitara que Mestre había tomado la candidatura a legislador junto con la de gobernador, lo cual a la noche fue desmentido.
“A mí me molesta quienes viven aferrados a cargos toda la vida, aquellos que ven a la política y sus cargos como una empresa familiar y de sus amigos”, dijo en una entrevista con Buen Día Río Cuarto.

“¿Está claro? No hablo con nombre y apellido”, se desligó. Pese a ese intento, es la segunda vez que Mestre apunta contra el largo historial político de Negri, iniciado en 1983 como diputado provincial. Es la primera vez que lo hace en la campaña electoral rumbo al 12 de mayo, jornada en la que al margen del objetivo de derrotar al peronista Juan Schiaretti sobresale el de ambos de consagrase como campeón radical.
Mestre sostuvo que “acá hay varios que han vivido de la política durante mucho tiempo”.
Respecto a las dobles candidaturas que permitió la reforma de la ley electoral, el radical aseguró que si los cordobeses no lo votan para gobernador volverá al llano y a la presidencia del Comité Central de la UCR.
“No voy por premios consuelo o seguros de desempleo, por las dudas, como otros siempre han buscado”, agregó.

Mestre recordó que se opuso “tempranamente a la doble candidatura porque fue un acto de irresponsabilidad del peronismo cordobés para financiar candidaturas de amigos y restarle votos a opositores”. “Técnicamente es una trampa y es una trampa cara”, subrayó.
En relación con la caída de la candidatura a gobernador del kirchnerista Pablo Carro, Mestre afirmó que “siempre dije que Schiaretti y el kirchnerismo eran lo mismo”.
“Ahora es evidente que el pacto para hacer que el populismo se perpetúe en el poder por casi 25 años en Córdoba. Eso es lo que van a intentar hacer ellos. Seguramente habrá muchos votos que pensaban en Carro como una alternativa distinta que van a terminar acompañando a otras fuerzas políticas. Esos votos se van a dispersar”, analizó.

Para Mestre la campaña no debe nacionalizarse, porque si bien admitió que la economía pasa por una situación “bastante compleja”, ello no debería quitar de vista que la provincia de Córdoba tiene problemas y que “hay responsables”. “Hay alguien que gobierna hace 20 años”, enfatizó.
El candidato radical se mostró confiado de conseguir la victoria en mayo. En una entrevista con radio Continental, dijo que“Córdoba necesita cambiar después de 20 años del mismo signo político. Hay una necesidad de ofrecer propuestas superadoras a los efectos estructurales de la pobreza, de la salud, de la educación y de otros temas”.
Para Mestre, las encuestas “a veces muestran una foto que no es la realidad”, como en Neuquén, donde “se decía que iba a ganar una persona que terminó tercera”.

Llaryora
En el diálogo con los periodistas riocuartenses, Mestre cuestionó que el binomio peronista para la ciudad de Córdoba esté formado por dos dirigentes del interior, como el sanfrancisqueño Martín Llaryora y Daniel Passerini, de Cruz Alta.
“Algo ya nos pasó en Córdoba en su momento. Giacomino era de San Francisco. Tal vez puede parecer una paradoja que a Córdoba la gobierne gente que no es de la ciudad”, recordó.
“Gobernar una ciudad de las dimensiones y el tamaño de Córdoba, con un millón y medio de habitantes, con 33.500 millones de presupuesto, con 576 kilómetros cuadrados, tres veces más que la ciudad de Buenos Aires, hace que la tenga que gobernar alguien que la conozca”, señaló. Y destacó que “Rodrigo de Loredo tiene un plan”.



Dejar respuesta