Méndez hace una pausa electoral para ser candidato a diputado

El periodista y concejal capitalino decidió no inscribir una lista municipal o provincial para el 12 de mayo. Aseguró que no se retiró de la política y que mantiene conversaciones en Buenos Aires para pelear por un escaño en el Congreso de la Nación.

Por Yanina Passero
[email protected]

No sorprendió que el concejal Tomás Méndez declinara su candidatura municipal. Tampoco que descartara las facilidades para recalar en la Legislatura, producto de la reforma política que habilitó el gobernador Juan Schiaretti para aquellos que no sacaran los votos suficientes para arrebatarle El Panal. El escenario previo lo confirmaba.
En el Concejo Deliberante, los integrantes del bloque Vamos tuvieron la oportunidad de levantar el perfil apenas el periodista logró reinsertarse en el mundo de los medios, ahora nacionales. La bancada que logró la primera minoría en el recinto (y que, al poco tiempo, perdió con algunas fugas) funcionaron como un staff permanente que tenía el objetivo de defender las consignas de lo que había sido Movimiento ADN, espacio que tomó el nombre del programa televisivo que logró notoriedad por sus denuncias al poder y sus presuntas vinculaciones con el narcotráfico. Cierto es que apoyaron la gobernabilidad municipal en algunas ocasiones, pero el rol de oposición real –sorpresivamente- lo ostentaron varios integrantes del oficialista Juntos por Córdoba.
Con el adelantamiento de las elecciones provinciales, Méndez recuperó protagonismo en los conversatorios de la política. La gran incógnita: cuál sería la estrategia política del extrapartidario que ostentó el segundo lugar en los comicios de la Capital en 2015. Con la proximidad de la fecha perentoria para la inscripción de listas, de la expectativa inicial se pasó a la confirmación de lo que se anunciaba: el edil priorizaría su carrera profesional. La búsqueda de un delfín para Méndez fue otro de los elementos que dibujaban el desenlace.
Antes del anuncio formal, la declinación se hizo evidente con la foto de un integrante de su bloque, David Urreta, en el acto encabezado por Schiaretti para presentar a un nutrido abanico de nuevos aliados (varios de ellos con los que Méndez había estado en contacto permanente con miras a un armado para el próximo turno electoral).
Asimismo, el pase a Unión por Córdoba de Santiago Gómez, excolega de Méndez en los SRT y en el recinto a Unión por Córdoba, indicó que quedó abierto el libro de pases tras la desaparición de ADN como parte de la oferta electoral. Un proyecto conjunto con Pablo Ovejeros fue el inicio del portazo, preanunciado por cierto, porque su colega era uno de los que le recomendaba que jugara en este turno para no rifar su credibilidad política, pese a que varios encuestadores se animaban a anticipar que la estrella Méndez ya no brillaba, incluso el exintendente Luis Juez lo había superado en las mediciones.
Como sea, la decisión de Gómez es irreversible, aunque Méndez asegura que Urreta y Eugenia Reales seguirán trabajando en el mismo bloque en el último año legislativo. Probablemente, sepa que no será un año fácil en el plano político, pero asegura que no será el último.
En diálogo con Alfil, Méndez aseguró que no se retiró de la política. Incluso, adelantó que probará suerte como candidato a diputado nacional en octubre.
Si bien el prematuro lanzamiento puede interpretarse como una necesidad de Méndez de mantener la expectativa para evitar nuevos transfuguismos, afirmó que mantiene diálogos avanzados con el precandidato a presidente Roberto Lavagna, dirigentes de la UCR nacional y del Partido Socialista, entre otros. Probablemente, haya un lugar para el edil en un acuerdo entre el peronismo federal y las fuerzas progresistas a nivel nacional que aquí no pudo darse por su historia de rivalidad con Unión por Córdoba.



2 Comentarios

  1. El Proyecto Popular y Progresista, Democrático e Inclusivo de VAMOS ADN, que encarna Tomás Méndez… está más vigente que nunca. A las veleidades gelatinosas de muchos sectores políticos en Córdoba, VAMOS ADN tiene para mostrar trabajo, coherencia, proyectos y un gran horizonte. Las luchas jamás se abandonan.

  2. ¡Que verguenza que se tome a la actividad POLITICA como una forma de “emprendeurismo” para alcanzar CARGOS POLITICOS! Todas las consignas y expresiones que aparecen como trascendentes, terminan yendo a la papelera de reciclaje, cuando las acciones se tornan INTERESADAS Y ESPECULATIVAS.

Dejar respuesta