Hartazgo amarillo



El teléfono del periodista tronó. Atendió rápidamente y del otro lado escuchó a un dirigente macrista muy molesto. Afortunadamente, sus publicaciones no eran el motivo del encono del dirigente.

Informante: ¿Hasta cuándo?

Periodista: ¿Qué lo perturba?

I.: El PRO, todo el PRO, está cansado de que los dirigentes del ahora ex Cambiemos se adjudiquen bendiciones presidenciales.

P.: Le recuerdo que su espacio participa del tridente que logró la venia de la Casa Rosada: Mario Negri, Héctor Baldassi y Luis Juez. ¿Lo dice por las recientes declaraciones del candidato a intendente del mestrismo, Rodrigo de Loredo?

I.: Por él, y por otros tantos.

P.: ¿Cambia algo?

I.: Nos han pedido que excluyamos al presidente Mauricio Macri de esta compulsa. No podemos creer que se atrevan a hablar por él con tanta liviandad. El mandatario no puede hablar, pero sus dirigentes sí.

P.: No se estrese. La campaña será larga.

I.: Tomo su consejo.



Dejar respuesta